viernes, 13 de febrero de 2009

Celos



Marquitos Santamaría fue indescriptiblemente feliz hasta los 4 años, cuando sus padres le dijeron en tono festivo:

-¡hijo, vas a tener un hermanito!

A Marcos le colgaba el moco, no se limpiaba el trasero solo, no sabía leer ni escribir pero imbécil no era: aunque no sabía muy bien cómo, estaba consciente de que un hermano significaba problemas. Nueve meses después se le aclaró la duda.

Betito, cuya única gracia era dormir todo el día pero cagar cada 3 horas, le quitó la infladora sensación de recibir todas las atenciones: abuelos, tíos, tías, primos y vecinos se peleabean por cargar al maldito ladrón. Era una rata que con tan sólo hacer una burbuja de saliva le arrancó a su madre la sonrisa más dulce que Marcos había visto; una sonrisa que jamás vio dirigida hacia él. Y eso ya era demasiado, había que hacer algo.

Pero Caín no mataría a Abel porque sólo fueron intentos fallidos: esconder la leche en polvo, ahogarlo con la almohada, dejarlo en la calle para que se lo llevara el camión de la basura, apagarle la luz para que un monstruo se lo comiera. Nada funcionó.

El aprendiz de homicida poco a poco se fue frustrando y acabó en la mierda común de continuar germinando un odio que descargaba en pequeñas dosis. Pasaron años en esa situación. Tan fue así, que atravesaron la adolescencia madreándose cada tercer día. Marcos encontraba cualquier pretexto para picarle la cresta a Beto y aquel reaccionaba al momento, harto de la actitud de su hermano pero ignorando los cimientos del desprecio.

Sus padres no pasaban de los regaños como medida correctiva, "son escuincles" decían "ya se les pasará". En esos regaños, Marcos siempre sintió que Beto tuvo privilegios.

Así hasta que un día, cuando Beto ya salía de la adolescencia, Marcos vio la oportunidad de jodérselo en gran medida: Beto tenía una novia, una morra chaparrita, ordinaria, de cabello lacio y párpados siempre profundos a causa del maquillaje; Marquitos dijo "a esta yo me la cojo" y no descansó hasta lograrlo, tener evidencias y embarrárselas al cornudo en las jetas.

Obvio, se armaron los madrazos pero esta vez Marcos no dejaba de sonreir, de vanagloriarse, de hundir en el fango a Beto, de repetir "la mama rico", "está bien pinche apretadita tu vieja", "y ese lunar casi en el culito ¡báaaarbara!".
Beto quería matarlo, molerlo a putazos pero estaba tan encabronado que la puntería le fallaba, aventaba veletazos a lo pendejo mientras el otro estaba ligerito, disfrutándolo. Marcos jugó con él un rato, lo toreó a gustito, y ya luego le dejó caer la justicia a mano propia. O lo que él creía que era la justicia.

Sin embargo el plan le salió bastante chueco: es verdad que le fracturó las piernas y que lo dejó muy magulladito pero eso sólo sirvió para que la madre de ambos, al enterarse de todo, duplicara los cuidados hacia Beto mientras que a Marcos no dejaba de reprocharle. Más escupitajos a la misma pared de siempre.

Marquitos ya no quiso seguir acarreando esa muerte lenta. En verdad era demasiado. Por eso mejor optó por ir al cuarto de los tiliches, buscó hasta encontrar el hacha, entró a la casa y de tres tajos le puso punto final a casi 20 años de odio comprimido.

Después del último corte, dijo con cierta tranquilidad:

-Ahora sí, hermanito, estamos en paz.


Y dejó los trozos de su madre manchando el piso de la sala.

Entonces se sintió satisfecho.

24 comentarios:

Aule dijo...

¡Que buena idea, solo será cosa de aplicarla en otros contextos!

Jajajaja.

Muy bueno, me mantuvo a la expectativa y esperando que matará a su hermano.

Luis dijo...

¿Un hacha? ¿Un hacha, Cani? Tu, el negro de los machetes, ¿Un hacha? ver para creer.

BotayFalda dijo...

Aplausos

M*

Anónimo dijo...

muy bueno!! sacar las relaciones de pareja fue un muy buen movimiento, y el hecho de eliminar al objeto de los celos en lugar de la persona, fue unico.

Saludos!!

Juan dijo...

0 y van tres... Tus últimos tres posts han sido muy buenos.

Chido!

El fantasma de los ricos dulces de albaricoque dijo...

ya me sugestione, ahorita regreso voy a partirle su madre a ese pinche hermanito mocozo que tengo...

Rocío dijo...

Y cuando dijo "partirle su madre" a qué se referirá????

Muy buen post!

Anónimo dijo...

ei me encantó de vdd como todo lo qe escribes :) y creo qe dijiste hacha y no machete porqe te inspiraste en viernes 13? jiji

RAH dijo...

Se la ganó!

Tumeromole dijo...

Pinche Marquitos edípico.

Buen relato. Saludos.

Caníbal dijo...

Hey, qué chido que les gustó y gracias a todos por las flores!

Lo del uso de la hacha fue porque quería que fuera de 3 madrazos... y no matas a nadie con 3 machetazos, según yo.

DATO MAMÓN:
La palabra HACHA, como la palabra ARMA, es de género femenino según la RAE. Y si la RAE le cambia de género en el ejemplo a la palabra ARMA, creo que no hay pedo que yo se lo cambie a la palabra HACHA, ¿verdad?

Drumstick dijo...

Esta muy bueno!!!

PD. Pinche enfermo jejeje

Saludos!!!

viejoconocido dijo...

Muy buen texto, me agrado bastante, eres muy buen escritor.

CocodriloRojo dijo...

Buen relato,pero me sigue gustando el de "Si, Pero yo no Cago Sangre, O_O", Jaja, Sale ahi nos vemos.

Lord Ryukami dijo...

jaja un nuevo significado a la frase "te voy a aprtir tu madre!"
me gustó mucho

Gata Montés dijo...

Nunca te había leído y me parece que escribes muy bien... me gustó tu relato, más de la mitad fue muy bueno, cuando llegamos a la tercera parte dejó de emocionarme, pero el final valío la pena ;)
Tengo miedo de que mi hermano haga lo mismo con mi madre, porque yo... yo soy Abel.
Saludos

Anónimo dijo...

una pregunta

el post anterior data del miercoles, ¿que esta pasando?

DN

Jessi Leyva dijo...

ssssssssh..no sé porque..salivé con la idea de los hachazos........

hahaah muy grafico!

Israel V.R. dijo...

Lo de que cambien a "el hacha" no está mal siempre y cuando dejes en claro que esa era tu intención, si no, pasará por un error.

En los talleres literarios recomiendan no hacer uso excesivo de los diminutivos

Caníbal dijo...

Israel, los talleres literarios me importan un pepinito.

Chavaluria dijo...

hermosa analogía de la muerte y los celos carnal
me encanto la ficción
felicidades
^^

Rox dijo...

jajaja excelente final! muy tu estilo

Anónimo dijo...

tsss....
pobretilla mamacita!

ja!

muy bien he!
pendientita de un hilito rojo!


Enke

ほし dijo...

muuuy bueno, en realidad pense que mataria al hermano...

Blogalaxia