lunes, 20 de octubre de 2008

Felicidad a contra reloj


Por doceava vez, Linda borró todo lo que había escritoen el Word -puras pendejadas sin sentido, palabrería bonita que no dice nada-, pensó. Ese bloqueo mental por el que pasaba comenzaba afectarle en su trabajo, que consistía en escribir anécdotas para traveliando.com, un sitio de dos pesos que promocionaba sitios turísticos usando historias de ficción. Aunque Linda tenía un sueldo fijo, si las historias lograban que los lectores hicieran clic en algún google add, podría acceder a grandes viajes. Dos años después de ingresar, sólo había ganado un viaje a Ixtapan de la Sal. -Pinches lectores tercermundistas-, aseguraba.

Confiaba en su enorme talento para escribir y se consideraba una verdadera viajera, no una simple turista de foto de torre Eiffel y salsa valentina. ¡Ella conocía Europa, Asia y el norte de África! Se identificaba con la cultura y la gente. No tenía miedo de viajar sola, de dormir en estaciones de autobús o parques, de probar platillos extraños. Además, tenía una gran capacidad para transmitir estas experiencias y motivar a sus lectores experimentar el mundo y no necesariamente el de Disney.

Sin embargo, últimamente se sentía atrapada y sin rumbo. Ya estaba contra tiempo en la entrega de su texto “Enamorada en San Juan Puerto Rico”. -Enamorada, ¡ja!- se decía. Todos los hombres con más de tres neuronas la habían dejado. Demasiado egoístas para compartir con otro placer o dolor a cambio de intimidad. Sus amistades también la tenían harta. Metrosexuales carabonita que cambiaban su nombre mexicano por uno gringo, machitos con cigarro y pose de malote. Niños hijos de papi, putas sin remedio o feministas mariguanas.

Intentó releer algunos de sus antiguos escritos. Necesitaba volver a sentirse perdida y asustada. Enfrentarse a otros idiomas y costumbres. Caerse a lo más profundo y renacer con una cerveza, un beso o una canción. Arreglarse el pelo con flores, absurdos sombreros o peinarse con el mínimo sentido del gusto. No bañarse en días o meter los pies en una fuente. Ver estrellas que de otras latitudes no se ven.

Un mail interrumpió sus pensamientos. Su editor le proponía enviarla de misión secreta a un país africano: Kiundú. Lo buscó en la Wikipedia y no lo encontró. Él le aseguró que, aunque era una dictadura, había paz y seguridad para los extranjeros. Aunque la idea de ir a un país africano recién formado le asustaba –y no lo admitía- terminó aceptando. Algo tenía que hacer para romper con esa rutina que la asfixiaba. Además, sólo serían 10 días, ni uno más.

El viaje desde España a Uganda ocurrió sin grandes contratiempos. Cosa muy diferente pasó de Uganda a Kiundú. Tirada en el aeropuerto durante casi doce horas esperando su biplano empezó a notar el tercermundialismo africano. Sin oficinas de información, puercos y pollos encajados, gente orinando en la calle. Estuvo a punto de dar vuelta atrás y se preguntó si sobreviviría esta travesía. Además estaba ese insoportable olor a negro. Linda se preguntaba cómo iba a describir el humor africano siendo políticamente correcta. Apestaban un chingo. Así de fácil. ¿Almizcle y ajo?. No. Apestaban. Punto.

En Kiundú un precario y desordenado aeropuerto la recibió. La suciedad y podredumbre le mandaban señales de advertencia al cerebro. Ya era de noche cuando por fin le entregaron su maleta de medicinas y al asomarse a la calle poco iluminada, sólo había negros borrachos. -Perfecto, sólo falta que me violen- pensó. Todos la veían y le gritaban algo que no comprendía, pero los años que pasó caminando por el Distrito Federal, le indicaban que era algo así como Mamacitaaa, te ayudo a limpiarteee en kiusyaní, el idioma oficial de ese paisucho.

Ya en el taxi, rezó a un dios en el que no creía para que llegara sana y salva al hotel. Apenas hizo check in se encerró en su habitación. No quería salir nunca. Ni siquiera para comer. Trabó la puerta con una silla –gran medida de seguridad- y durmió con tal de no pensar. Despertó muerta de hambre. Probó un platillo parecido a la avena pero verde, acompañado de un jugo de algo que parecía guanábana, pero sabía a ajo con hierbas. Aún no terminaba de comer cuando ya estaba vomitando. Dos días después y habiéndose terminado los ensure que guardaba, tuvo que volver a salir de la habitación.

Con desconfianza, pidió un coctel de frutas en las que sólo distinguió la piña, pero estaba bueno. CocaCola -por supuesto- y pan. -El desayuno de los campeones- rió. Se sintió con la fuerza suficiente para asomarse a la calle y se dio cuenta que no era tan malo. Si un poco sucio, pero no más que la Portales. A su nariz ya no le parecía tan desagradable el olor de negro y hasta los pequeños niños desnutridos y llenos de mocos le parecieron bonitos -Muy national geographic-

Decidió explorar un poco más y se encontró un mercado lleno de colores, olores y sabores sorprendentes. La gente le sonreía y la invitaban a probar. -Nunca rechaces la invitación a comer de un extranjero- se recordaba como experta viajera. Caminó un poco más y en un jardín se encontró a varios negros vestidos con túnicas blancas practicando tai-chi. El contraste de su piel negra con las blanquísimas túnicas y el verde intenso era la foto perfecta. ¿Quién lo iba a pensar?. No había notado que sonreía cuando un negrote se le acercó y en un perfecto español le dijo “Acércate a practicar”.

Linda comenzó a imitar sus movimientos, poniendo atención en las facciones de su instructor. Por supuesto, su piel era obscurísima, pero sus facciones eran más bien delicadas. Por ejemplo, aunque su nariz era chata, no estaba apachurrada y dispersa por media cara. Sus párpados escondían unos ojos negrísimos con unas envidiables pestañas rizadas. El pelo negro le crecía en rastas. Se preguntó que sentirían sus dedos al pasarlos por ahí. Después bajó la mirada, buscando un indicio que confirmara aquello por lo que tan famosos son los negros. No encontró nada, pero se alegró de comenzar a pensar en sexo. Tal vez todo mejoraría.

Nyambura -el instructor- le confesó haber estudiado en Colombia y por eso la reconoció latinoamericana y le habló en español. Linda se sorprendió de que: Uno. Hubiera estudiado. Dos. Supiera donde estaba México. Tres. No apestara.

Mientras caminaban por las calles, Nyambura le explicaba la historia reciente de su país y sobre la revolución. Las muertes y porqué todos están contentos con el gobierno dictatorial. El dolor que sentía se reflejaba en sus ojos. Linda lo abrazó con empatía y no lo soltó durante unos minutos... comenzando a sentir eso por lo que son tan famosos los negros.

Se separaron con ternura, y el le prometió llevarla a una ceremonia de nacimiento por la noche. Linda se bañó y se acicaló a la usanza occidental. No sabía si a Nyambura le gustaría tanta falta de pelos y el exceso de mañas para tapar los olores propios del cuerpo. Pero de esa manera ella se sentía con mayor seguridad.

La noche era cálida, la luna llenísima. El se presentó con un traje de gala que consistía en un coordinado de gorro y minifalda de leopardo. Los músculos de su piernas y pecho le recordaban al David de Miguel Ángel, pero en vez de mármol, ónyx. Así de perfecto era él.

En la ceremonia, Linda era la única blanca y comenzó a sentirse especial, privilegiada. La tribu encendió una gran fogata y comenzaron a bailar con lujuria y sensualidad al rededor de la misma. Nyambura tocaba arrobado los bongós. Con los ojos cerrados, las manos firmes, el rostro emocionado. En ese momento Linda supo que tarde o temprano se lo iba a coger.

Y fue mas temprano que tarde cuando esa noche, Linda comprobó que era cierto lo que tanto dicen de los negros. Lo hicieron sobre una manta ceremonial, ahí en plena sabana con la luna iluminándolos y aullidos de algún animal de fondo. El olor almizclado de Nyambura, lejos de asquearla, la excitaba aún más. Se sentía como una leona siendo penetrada por una pantera.

Dos días después, Linda supo que estaba enamorada como adolescente. Kiundú era un país sorprendente, con imágenes que sólo había visto en fotografías, colores vivos, gente alegre a pesar de su pobreza. Y las noches eran sólo para los dos, cuando se convertían en dos animales de la sabana y cogían como si la sobrevivencia de la raza humana dependiera de ellos dos.

Una triste mañana, el hotel le informó que ya estaba contra tiempo y debía salir del país de inmediato. Corrió a migración buscando una extensión de su visa, pero le fue negada sin un bien fundado porqué. -Pinche país bananero, ¡si les estoy dejando mi dinero!- decía para sí misma entre lágrimas.

La despedida con Nyambura fue corta pero sincera, con promesas de su parte en regresar.

Ya en México, su melancolía le hizo escribir cuartillas y cuartillas de lo vivido en Kiundú. Había vuelto, había despertado de su letargo de escritor. Pero estaba hambrienta por más y sobre todo, hambrienta de su hombre de ébano, su gran amor. Envió sin revisar “Felicidad a contra reloj” a su editor y compró el primer vuelo a Uganda, vía España.

Sin embargo, no hubo medio de transporte alguno que la quisiera llevar a Kiundú. -No sin visa- le respondían tajantemente. Linda decidió no hacer caso y rentó un negro con un jeep destartalado para llevarla a su destino.

El viaje fue mucho peor que el anterior. Cayó enferma, los asaltaron, presenciaron muertes de refugiados de guerra... pero todo tenía sentido si al final llegaba al hogar que la hizo renacer. En la frontera, su paso le fue negado una vez más. Fue tal la algarabía que Linda armó para entrar que la llevaron ante la presencia del General de la Frontera.

Nyambura entró a esa sala disfrazado de militar ante la mirada de confusión de Linda.
- No debiste haber vuelto – La regañó con tono osco, seco.
- Necesitaba verte. ¿Que pasa aquí? ¿Porque estas vestido de militar? -
- Porque soy militar de alto rango. No debiste haber vuelto. Era un romance de vacaciones, grandísima estúpida- Linda comenzó a llorar -Kiundú es un país creado para turistas que quieren sentir una “experiencia” africana. Toda nuestra economía se basa en ello. Mira, sígueme.

Entraron por un pasadizo subterráneo en el que montones de negros trabajaban como hormigas. Se vestían con los trajes típicos que ella recodaba. Preparaban el fuego o se entrenaban para ataques militares actuados. Les pegaban mocos falsos a los niños y deschichaban a las negras.
- Las agencias nos envían el perfil del turista y, si son del tipo de aventura extrema, les preparamos algún ataque, la participación en un golpe de estado, o algo así- Aseguraba Nyambura- Tu, por ejemplo tenías una vida sexual lastimosa e intentabas callarla viajando para sentir que tu soledad te hacía fuerte, que te daba sentido. Aquí te dimos ambas cosas.
- Una especie de isla de la fantasía, con un límite de tiempo.
- Así es.

Linda no salía de su estupor. Había caído completamente. Era sólo una pinche turista. La habían impresionado montajes dignos de una película hollywoodense.

Volvió a México derrotada. No conocía el amor y tampoco era una temeraria viajera. Su editor, que conocía la estafa nunca le publicó algo más. Desde entonces, redacta los diálogos para los actores de “Noche de Leyenda” del colonial Querétaro y de vez en cuando ella misma toma el papel de Carlota de Habsburgo, cuando han matado a Maximiliano, su amor.

Dicen que llora bien, vaya usted a saber.

52 comentarios:

Barbon dijo...

Buen giro de la trama, aunque pense que la iban a matar por descubrir la verdad... muahahaha!!!

Rox dijo...

¬¬
Pinchi Fred, ¿Que hiciste con el tema? grrr

Zimmerman dijo...

Bah, contra reloj y contra tiempo es casí lo mismo. Ambas tienen (casí) el mismo número de letras , y creo que es el mismo concepto. No te enojes Rox, fue culpa de Falso. Todo es culpa de Falso.

Anónimo dijo...

Buenísismo.
Esta historia se vive.

Sonia F

Luis dijo...

Me estaba haciendo mucho ruido lo del cliche del negrote que es negrote pero sin ser negrote, nomas sabiendo que ese era el chiste, me supo bien.

Mariana M* dijo...

¡Auuuuuch! Eso duele.

Muy buena historia.

Sabina la de Kundera dijo...

Toing
Zaz
Plop
Auch.

Rox, es usted mi favorita de este recolectivo.

=)

El hijo de la chingada dijo...

Buen escrito, ligeramente jalado, pero bueno

El hijo de la chingada dijo...

Buen escrito, ligeramente jalado, pero bueno

Anónimo dijo...

ya hasta me estaba enamorando tambien de ese negrote..jaja..muy bueno ;)
la jarochita

Dib dijo...

Me gustó mucho hasta antes de que regresara. El final no me agradó para nada.
Y por lo demás... bueno, no serías tú si no lo escribieras así.

En general 'ta weno.

luna dijo...

Pobre Linda, no me gusto el final, todo iba bien hasta que le paso es gran desilusión .... bueno asi es la vida, pero todo bien estuvo muy interesante la historia,por un momento viaje hasta el Africa.

sarcaZmo... dijo...

¿y todo para ke? Pobre linda, a veces es mejor no saber….

Me gusta tu forma de relatar, me parece obscenamente encantadora!!

pacharrin dijo...

¿Por qué ya no le publicaron nada?

Ese editor del demonio merece morir, tan bien que escribe Linda.

Anónimo dijo...

sucks.. just like you !

Rox dijo...

Ahi les va lo del final.

1. No la maté porque eso es muy hollywoodense.
2. No es una historia de amor porque no soy muy romantica que digamos.
3. Es una burlota de si misma. (De ahi el fino humor ingles, pa los que vienen de mi blog). Considero que el mejor escarmiento para alguien es que solito se trague sus propias palabras. Asi que esta mona se creia muy muy y pues cual. Sólo Homero Simpson se salva de esta maldición, al seguir tragando rosquillas.

A modo de chisme, les cuento que Linda soy yo, pero no me he cogido ningun negro.

Gracias por comentar puesn

SORCERER dijo...

Me gustó. Sin embargo sí sentí un poquito jalado lo del "país fantasía", sobre todo por la manera tan "fácil" en que le fue revelada la verdad. Tal vez con un poquito más de texto para no sentir tan forzado su desengaño hubiera quedado mejor, pero en general estuvo muy interesante y entretenido. Eso es lo importante.

Me recordó un poco a una película que se llama "la princesa zulú" o algo así... Es una historia muy similar, donde la chava es suiza, y llega a áfrica y pasa básicamente lo mismo...

Anónimo dijo...

oh... no se me dejaste sin palabras, tus otros escritos me han parecido mucho mejores que este ultimo, pero bueno una caida la tiene cualquiera, espero el siguiente.

jesagu dijo...

Relato que toma alturas inesperadas, casi se podría desconectar la primera parte de la segunda sin que sufriera absolutamente nada.

Doble clap para iniciar la semana

Luisz dijo...

No supera tu texto anterior pero está muy bien. Fácil de leer, me atrapó. Pero guácala de negro !!!

Por cierto, ¿dónde se consiguen esos trabajos de escribir babosadas?

Anónimo dijo...

"-Nunca rechaces la invitación a comer de un extranjero-"
wtf, de un nativo o lugareño diras, el extranjero se supone eres tu jejeje.. muy buena la historia.

Anónimo dijo...

Muy falso y rebuscado, las situaciones no se ven naturales, se sienten muy forzadas.

luna dijo...

Luisz dice:No supera tu texto anterior pero está muy bien. Fácil de leer, me atrapó. Pero guácala de negro !!!

Hay no mames ahora resulta que aqui hay racistas, no chingues!!! JOTO

Adrián dijo...

Lo único malo de no aparecer como anónimo a la hora de criticar es que se esperan réplicas de todo aquél que evita la dificultad en la lectura.

No voy a decir cosas malas, ¿qué caso tiene?, además, falta que aparezca la pregunta final ¿fue mi escrito bueno?

A mi me perdiste desde el primer párrafo. Pero ya te he leído antes. Esto no es nada para ti y nosotros sabremos pasarlo por alto a la espera del que viene que, con eguridad, callara muchas bocas anónimas.

Saludos.

Anónimo dijo...

calmate, pinche princesa masai alrevesada!!!

weboneitor dijo...

Esto me sono a la pelicula de Schwarzenegger "Vengador del futuro" pero sin la marciana con 3 tetas

Rox dijo...

Sorcerer
Creo que tienes razón sobre la manera tan fácil que le fué revelada. El "pretexto" es que ya se me había hecho muy largo y pues descuidé ese detalle. De hecho sinteticé un buen cacho del principio porque ya se me había hecho muy largo

Luisz: si hay gente que vive de blogger, aunque no lo creas :D

Anónimo que cachó lo del extranjero: ouch! jeje gracias por la anotación.

Adrián y críticas negativas no de amiguiz:
¿Te entendí como que te perdiste, pero tienes fe en mi? Si es eso, pos gracias. Si no, pues explícame que me hice bolas.

La verdad las críticas negativas no me molestan en absoluto. Creo que ayudan y muy probablemente cambie el final de este cuento una vez que lo pase a mi blog. Así que si quieres decirla ADELANTE.

Sobre las burlas o similares de anonimos... pues que te voy a decir, De hecho, el post es una enorme burla sobre un aspecto de mi vida. Creo que si la burla es ingeniosa hasta se la compro, si no, pues ellos se tardaron mas escribiendola que yo leyendo.

Y les juro que no he visto las películas que dicen! Bueno la de la triple teta si, pero no es de viajes... o si?

Anonimus dijo...

Me hice bolas cual cubeta de engrudo, esta muy forzado el final y si, es un cuento muy largo como pito de negro.

Anonimus dijo...

Donde esta el Falso Proxeneta?? ahora resulta que a contra reloj posteara el muy webon no??

O a lo mejor se le hizo agua la canoa ahora con las inundaciones en su pueblo.

Psycho Bruja dijo...

Futa... mucho pedo pa' cagar aguado.
Qué puedo decir, me pareció que está muy sobre la línea de la realidad y la ficción.
De hecho, si yo misma no hubiera experimentado esas anécdotas de viajes donde terminas chingándote al negro... que diga, al... local, pos nomás no.

La explicación de que todo es un teatrote, pues... explica, valga la rebuznancia, la exageración del principio. Pero hay muchas cosas que pudieron establecerse de mejor manera, como la vida sexual que ni se explica que ese fuera su problema. Amor y sexo no es lo mismo... que Linda no estuviera enamorada no quiere decir que anduviera malcogida, por lo menos no en mi mundo.

No sé, hay cabos sin atar que tal vez puedas ir atando de a poco y no dejar una historia a medias...

lo mejor de la historia fue "Sus amistades también la tenían harta. Metrosexuales carabonita que cambiaban su nombre mexicano por uno gringo, machitos con cigarro y pose de malote . Niños hijos de papi, putas sin remedio o feministas mariguanas". Eso me sonó a más de un recolectivero, jju ju ju.

Saludos, Rox.

Julio C324r dijo...

A mi me gustó.

Aunque el final fué como... eyaculación precoz, me han dicho, cof cof...

Jetzabel dijo...

hola, me gusto mucho tu relato, y concuerdo con aquellos que se han quejado del final, todo se lo dieron muy fácil, en realidad me habría gustado si mejor no hubiese sabido la realidad...

Anónimo dijo...

El mulder se la come!

Den dijo...

Jaja chale, no vuelvo a creer nada de lo que veo cuando viajo a otro pais

err.. nunca viajo a otro pais

Leo Garvas dijo...

Divertido, me pareció genial que te soltaras y construyeras una realidad que se amoldara a tu historia. Me dio risa que su amante la tratara mal, aunque habría sido interesante que tratara de comprenderla y tal vez la historia se hubiera extendido. Detecté un punto y aparte que debería ser punto y seguido, "un cuenta que", que debería ser "cuenta de que".

Saludos.

Lorena Ceballos dijo...

Me gustó, original.

Rox dijo...

Y el premio del post es para PSYCO BRUJA!

jajaja por fin alguien noto la referencia a los blogueros. La mía esta en lo de los sombreros.

De hecho, eso estaba en dos parrafos, pero les digo que ya estaba enormee y no lo terminaba. Y una de las partes que borre, fue esa. La verdad es que no le daba nada al texto, era simple diversión.

Sobre el amor y sexo. uhmmm no han tenido un enculamiento de verano?

Bueno, la moraleja al menos pa mi, es que si ya llevo mucho escrito, no me desespere pa evitar eyaculaciones precoces jojo

Javier dijo...

Rox, me gusto la estructura de la historia.
Quizá lo abrupto de la revelación no fue tan buena, pero en lo general lo disfrute, Felicidades.

lolec dijo...

por que el lanchero no escribio?

Pelo dijo...

¿Qué pasó con el falso, le aplicaron el 33?

El hijo de la chingada dijo...

Veo que el Falso Cuentista ya empezo con sus mamadas...

Changos dijo...

Jojo, está bien chido, Rox. En lo de la referencia a los bloggeros, ni hace falta decir quien es Nyambura.

Anónimo dijo...

rox no es por joder pero en tu foto de recolectivo sales con cara de pendejita, no habra manera de que te la cambien y te lo digo por que tu tienes mejores fotos y poses y esta que usas de avatar no te beneficia en nada.

gzvargas dijo...

Hasta hoy vengo a leer la historia, fijate que como ya te había dicho eres de mis favoritas en este blog, pero como que a este relato le faltó algo, no sé talvez es sólo impresión mía, pero no lo sentí "muy" como tus otras historias que me han fascinado más, más concisas y más breves.

Y suena bien autobiográfica.

Canibal dijo...

Síguele, pinche Changos... ¬¬

Lenna dijo...

Seee seee el factor sorpresa, seee el giro a la historia pero... Un poco (sólo UN POCO) irreal no??

Hugo dijo...

Bueno... es un cuento, un relato de ficcion, espero, no la historia de su vida.
Tampoco es una novela chorizona como para esperar mucho para decir la verdad de un pais que no existe como tal, sino como un set cinematografico.

A mi me gusto y punto, sigue escribiendo y gracias por ello

Ana dijo...

Muy buena historia, neta no me hubiera imaginado el final que le diste. Sentí un poco forzado el tema, creo que trataste en varias ocasiones de darle el sentido de "contra reloj" sin embargo creo que no funcionó.

Fuera de eso es una muy buena historia, muy bien narrada.

Rox dijo...

gracias javier, changos, gz, leena, hugo, ana por comentar y no preguntar por el lanchero.

cani: kishi kishi... nosinoje

Mas anotaciones sobre el final:
Yo no creo que sea tan irreal, hace tiempo oí de un pais en asia que tiene un tipo "las vegas" pero de aventuras. La diferencia aqui es que la protagonista no lo sabía. ¿Cuantos sabemos algo de africa?. Al final, todas esas madres de turista son montadas, un megadisneylandia. Incluso aqui en México hay quienes visten a las "Marias" pa que se vean típicas.

Además es ficción no lo olviden, ja.

Por otro lado, en el cacho autobiográfico están los primeros párrafos, los sentimientos por viajar. Son 100% mios y me tiro caca a mi misma porque lo acepto, luego alucino con eso.

Ah! y a mi me habian dicho que era CONTRA TIEMPO, no contra reloj, quien sabe si por eso te confundas, Ana.

Saluditos

pastor paulo robinho dijo...

Recientemente me convertí al Puteísmo y mi vida cambió radicalmente. Mis problemas financieros se acabaron y la prosperidad ya no cabe en mi casa. He tenido que comprar otra y rentar una bodega para almacenar todos los bienes que llegan a mis manos cada día. El fin de semana mis posesiones sumaban 750 mil euros y contando. Mi familia está bien, y mi salud es envidiable. Nunca estuve mejor.

Tú también puedes conocer estas bendiciones si te conviertes a esta la nueva fe del siglo veintiuno.Únicamente tienes que hacer una pequeña oración, no importa lo que pidas, sólo termina diciendo la frase:"...alavergamén", y todos tus deseos se harán realidad. Ah, y no olvides pedir con fe y con los pantalones abajo y de preferencia de rodillas.

led zap dijo...

bah!!! me dio weba leerlo, prefiero leer chambeadoras

César venegas dijo...

a partir de que ella regresa dejó de gustarme... creo que te fuiste por la salida "fácil", aunque el final donde dices que ella es buena para llorar me encantó
un saludo y hasta pronto

Blogalaxia