sábado, 25 de octubre de 2008

Verdaderamente Contra Reloj.


Llegué corriendo, y aún así el reloj, como el más feroz de los verdugos, me puso el pesado pie en el cuello. Si no hubiese sido el tiempo, le hubiera mandado mucho a la verga, pero a ese cabrón nada más le importa que ir, paso a pasito, jodiendo la madre.

Nadie, o muy pocos de éste blog saben que ando hecho un pendejo, porque de un momento a otro estoy esperando a que el tiempo me haga llegar a mis ángeles, Braulio y Valentina, a hacerme la vida mil veces más feliz. ¿Cómo fue?... no puedo decirlo. Considerado un master en el menester del coito interruptus, llegó aquella tarde en que estaba ebrio de alegría de cumplir un año más de vida, que seguramente me tardé un segundo en salirme. Y ya Dios hizo su mejor esfuerzo.

Son dos angelitos. Y para un futuro cercano, me estarán ustedes aventando caca, por mis desabridas intervenciones, mientras que limpio yo caca verde, hedionda y líquida con cara de mono de ventrílocuo, sintiendo en que puedo hacerlo con la lengua, pues Dios, nada pendejo, me cumplió su promesa de no asesinar a nadie por los errores anteriores.

Hace ya trece años, siendo yo un chamaco, llegó Michelle a mi vida, aunque habiendo incumplido el karma, murió. Eso dicen los doctores, yo, en cambio, me dí cuenta: si de verdad existe Dios, se enteró que soy demasiado cagado como para cuidar de su angelito. Y Michelle se fue.

Pensaba: “si, la cagué. Dios se dará cuenta, tarde o temprano, que mejoré, y me dará la oportunidad de conservarla a mi lado”… y pasó… pero no estaba yo listo, y Layla se fue, con su madre, a formar parte de mis ansias paternales-fallidas-con-sabor-agrio. La amo y sin embargo bastaba que me llamara al teléfono para decirme “¿papi?” y yo me derritiera, siendo un pelele en sus manos.

Ahora, presa de doctores-cara-de-verga y enfermeras-soy-un-fracaso, sigo esperando. Creo yo, tengo miles de maneras de demostrarles que hay en mi cabeza tanto que decir, tanto que escribir, que me desespera el hecho de que ustedes, pinches, estén echados al lado de su cama, con antorchas flamígeras y dedos acusadores, diciendo que no merezco estar en el blog de sus “role-models”, cagándome el palo para que deje el lugar a su ídolo-bloggero-pitero-que-me-puede-oler-los-huevos-sin-bañar, pero… adivinen. ME VALE VERGA.

“Ayayay, inviten al Anvil, al Pável, Al X@vy”... Pendejos. Vienen a leer porque quieren y nadie les paga, mamones. Sí, xinjen a zu madre, porque vienen a leer de a grapa y todavía se dan el lujo de mamar, cuando a la menor provocación se roban las frases del Guffo, o de Plaqueta, o en el mejor de los casos del Salaverga, para hacer de sus grises vidas algo mencionable en la fiesta de la tía Chayo o la madrina Cuquis.

Yo, cual pretexto puede sonarles ridículo, o hasta chocante, estoy eternamente soñando en mis gemelos. Tan pronto se queja su madre, voy corriendo a tocarle la panza, y los muy culeros dejan de moverse… pinches charales… tan pronto nazcan, los voy a sacar a la calle a vender chicles, culeros.

Supongo que es una decepción a su ávido interés en leer, que yo venga a contarles mis cuitas, pero así es. Tengo ya dos posts sin acabar, dos cuentos sin postear y dos bebés sin conocer… ¡me quiero volver chango!, no quiero que me destruyan con sus ácidos comentarios devastadores y castrosos.

Adivinen: sigo soñando en que en el próximo tema, esté yo tecleando, tomando café y fumando como un loco, esperando a que se me pase el hedor tabaquero para ir, como un espía de fama internacional a sobarles su aguada mollera y a darles un beso grande, grande, grande, sin que pujen, chillen o despierten, que sigan dormidos, arrugados como mis huevos y creciendo como mi ego, para ser, unos años más tarde, mi orgullo. Sí, soy papá cuervo y me vale verga, insisto.

Contra reloj sigo soñando, le miento la madre al tiempo y sólo espero a que lleguen, me hagan muy feliz y dejen que les de instrucciones de cómo tender su cama, armar un lego y freír un huevo, lo demás, creo que lo conseguiré con chantajes, juguetes o postres. Ustedes, gente difícil, tendrán que conformarse con mis letras, gusten o no, soy parte de éste desmadre… ¿y saben qué?... se la pelan.

Pude haber no posteado, y lloriqueado como el pendejo de Felipe Calderón cuando le salen chuecas las cosas, pero pensé: “Más vale llegar a tiempo que ser invitado”… y heme aquí, desvelado, cansado y lleno de sueños-infantiles-de-bebés-rejegos-en-nacer… y, si me guardan el secreto… ando que me cago porque el reloj corra y vengan a hacerme feliz y pleno ese par de culeritos… ya sabrán a lo que me refiero. Y, por último: Me encanta saber que voy a tenerlos, tarde o temprano. Aunque solo duerma 14 horas a la semana. ¡Abur!

22 comentarios:

Julio C324r dijo...

De verdad, perdonen.

Los que escriben hoy, por metiche.

Los que escribieron ayer, por forzado.

Y los que leen, por lo informal de la entrega... nomás, no quería dejar de postear sin explicarles, se los debo.

Anónimo dijo...

Psss no hay que ser tan pendejo, seguramente uno se va andar sus pinches frases pa quedar bien, habiendo tanto chingon en el mundo que a los cuales si valdria la pena copiar dudo mucho que alguno copie a los que aqui escriben.

En mi amigo a mi me vale que te valga verga, es cierto leemos por gusto, pero no le hagas tanto a la mamada, y por cierto yo no he tenido la desgracia de perder un hijo preferiria morir a perderlo, y ciertamente cuando veo lo terrible que es la muerte comprendo que de ninguna manera puede existir un dios, que clase de dios te castigaria quitandole la vida a un inocente.

Prefiero no saber nada de un dios tan culero como ese.

jesagu dijo...

Y ya verás diablito de pastorela, que en algún momento una voz infantil hasta el chingado cigarro te hará dejar.

Escribir, no hay duda, es compartir.

Zimmerman dijo...

Bravo.

Luis dijo...

Y sobre todo, felicidades.

"cuando a la menor provocación se roban las frases del Guffo, o de Plaqueta, o en el mejor de los casos del Salaverga, para hacer de sus grises vidas algo mencionable en la fiesta de la tía Chayo o la madrina Cuquis."

Cosa ciertisima, aunque el anonimo de alla arriba reniegue, así es. He sabido de gente que en reuniones usa anecdotas ajenas o discuten media hora tal o cual post, neta. Porque huevos, en la fiesta de la tia Chayo no se ponen a citar a Ciorán, sino al Filosofo de cantina.

Guffo Caballero dijo...

Inviten a las fiestas de la tía Chayo y de la madrina Cuquis, se ha de poner bueno el reventón, jeje.
Felicidades, tocayo (de apellido, jojo)

Psycho Bruja dijo...

Wóoooooorales, pos muchas felicidades. Ojalá te aguante la emoción dos meses después del nacimiento de tu prole. ¡Y dos, o sea que no se anda ud. con mamadas!

Enhorabuena y qué bueno que tienes bien plantadas tus prioridades, que incluyen entre otras a mandar a la verga a aquellos que no les piache tu presencia o la de alguien más.

Y el reloj corre bien rápido, cuando miras de nuevo, los niños ya son adolescentes con barros y luego ya los ves con novia y sientes bien feo. Supongo que cuando son niñas, se siente peor, ahí sí yo no sé.

El hijo de la chingada dijo...

Ese es, sin duda alguna, una de las etapas más chingonas en la vida.

Felicitaciones.

Anvil?, La marrana?, X@vy? Nononono mamen!

Vianet dijo...

Si ya sabia qu eno te ibas a quedar con las ganas de mandarlos a la chingada, bien por ti mi julio, ya sabes que me encanta que compartas tu felicidad con migo aunque sea de lejitos y de vez en cuando, tu siguele hechando ganitas a lo que si vale la pena.

Anónimo dijo...

Hey tú, como sea que te llames. Sí, tú, el que escribió este post. ¡Lárgate!

Anónimo dijo...

Se llama julio, y pos no escribe tan mal el bato, solo que tiene unos cuantos pensamientos erroneos nada mas.

Felicidades por los bebes que vienen, tengo una hija de 4 años y es mi adoracion.

pUpPe dijo...

Felicidades querido!
Y no hables del karma, pk pssss...
:)

Falso Profeta dijo...

a cabrón yo te había dejado un comentario.. lo borraste maricón?

Rich. dijo...

A veces no se puede postear a tiempo y punto.
En fin, se entiende la intencion del escrito.

Vicky M dijo...

Conmovedor.

Jobsky dijo...

Chido el post.

Den dijo...

Jajaj bonita mezcla de amo-a-mis-hijos y chinguen-todos-a-su-pinche-madre

Felicidades por los niños que vienen, que te hagan batallar mucho!

Anónimo dijo...

jaja, pinche trauma del huevo con que lo copien, con que le comenten por interes, con que no le comenten, con que "cierra su blog" y regresa al mes... pff y luego dice que tiene vida fuera internet.

FRACASADO

animo julio, vas a ser un buen padre

sandraaaaa dijo...

si, si, si...
ya decia yo que algo habia para que ud no hiciera acto de presencia....

independientemente de que este blog esté lleno de estrellas de la blogósfera, mismas que créame o no, no conocía hasta que mi metichismo me llevó a ver que son entes' con 13824835994589348345 visitas de perfil, yo entré al recolectivo por un comentario de su parte que hizo metichearle y entonces sí, entrar a leer religiosamente cada día este espacio....

me gustan sus entradas, mucho, por eso me tiene comentándole algo que como lo menciona, le vale vergas...

que bonito es casi todo y felicidades por doble partida...

:)

abraza un arbol*

luna dijo...

Pues cada que tengo oportunidad yo presumo que tengo dos niños, una nena de 6 años y un bebe de 2 años, y la neta UTAAAA!!! te cambian la vida, todo tienen sentido cuando llegan, la verdad no te voy a decir que todo es muy fácil , (obvio) cuando se enferman te sientes de la chingada, cuando te dan un putazo por su pinche ganas, ni modo no se los puedes regresar, solo se te salen las lagrimitas, cuando te hacen preguntas sumamente dificiles, jejeje. pero neta,neta que es lo mejor que me ha pasado tener a esos dos cabroncillos, los amo, felicidades!!!

Rox dijo...

¿Como no había visto este post?
Que importa, pero tienes la boca llena de verdades

Saluditos :)

Anónimo dijo...

muchas felicidades por tu nenes por venir!

me encantó!

Blogalaxia