sábado, 1 de noviembre de 2008

Tres noches



Esto es una historia verdadera.

En el año 2002 pasé tres noches solo cuando vivía en Hermosillo, en una casa rentada de la colonia Pitic. Cada noche me visitó una aparición.

La primera noche ocurrió que me desperté porque alguien entró a mi cuarto, y en la oscuridad ajusté mis ojos y vi a un amigo que decidió arruinar mi sueño y entrar a mi casa, a las cuatro de la madrugada.

Lo escuché subir por las escaleras y se paró frente a mi cama, pero sin decir nada. Lo vi y estiró su mano hacia mi, pero no me pude mover. Después vi que su cara no era la de un amigo, sino de una cara con ojos negros hematoma y la boca al revés. Intenté gritar pero no pude.

Desapareció en bolitas y me pude mover.

Me quedé viendo la televisión- un canal que se veía jodido, hasta que amaneció.


La segunda noche abrí los ojos y me despertó alguien que me estaba platicando una historia, sentado en la esquina del cuarto en una silla. Me hacía preguntas y me llamaba por mi nombre, meciéndose en la silla.

Me contaba la misma historia, y hacía pausas para mi contribución pero no podía moverme ni hablar.

Después desapareció.


La tercera noche abrí los ojos y estaba alguien vestido de blanco parado en mi cama, pero inclinado viéndome.


No hay palabras para describir el terror- el pavor frío que sentí esas tres noches. No creo en nada. Pero los vi despierto, con los ojos abiertos. Iba a la escuela barbón y desvelado, pero insistía en dormir en esa misma cama todas las noches. A la cuarta noche ya no pasó nada.

Después de un encefalograma sin resultados hablé con Dr. Google y descubrí por qué me visitaron los espectros esas tres noches.

Parálisis de sueño alucinatorio.


Causado por mi compañero de toda la vida, el insomnio.


No por eso dejó de ser menos real lo que vi, y a través de los años he sido visitado por diferentes monstruos unas quince veces.

Una vez vi encima de mi una mujer con ojos saltones quien agitó la cabeza haciendo un chillido como un tren frenando.

Otra vez vi un viejito que abrió su boca revelando dientes de tiburón enormes.

Bebés gateando inocentemente.

El diablo.

Mi regalo es maravilloso, nunca aburre ver esas extrañas figuras que se aparecen torturándome. Lo bonito es que salen de mi cerebro, y me causa gracia que tanta imaginación tengo y que torcido y mal está mi id.

Leí por ahí que en ciertos casos extremos el parálisis de sueño alucinatorio puede ser fatal. Han encontrado muertos con la boca abierta torcida y los ojos pelados, paralizados en los últimos instantes de terror, frente a alguna gran quimera gritando a doce mil decibeles y vomitando sangre.


Con mi gran amigo y fiel compañero el insomnio, se garantiza la longevidad de mi don, y se incrementan -aunque poquito- las posibilidades de que algún día se me detenga el corazón al sentir ese disparo de adrenalina helado en la oscuridad.


Nunca me pasó tan seguido como esas tres noches, pero me sigue pasando.


Pero ya nunca abro los ojos.

20 comentarios:

Julio C324r dijo...

Tres noches...

Que huevos!

El hijo de la chingada dijo...

Eso te iba a decir, paralisis de sueno alucinatorio...

Pero cuando te esta pasando, cualquier explicacion viene valiendo verga.

Falso Profeta dijo...

De verdad que es un regalo cuando te das cuenta de que nada de eso ocurre. A mi me pasa seguido, sobre todo cuando duermo de la tarde para la noche. Nunca he alucinado con tanto detalle puesto que hay poca luz, sin embargo he visto extraterrestres, mujeres en estado de descomposición, monstruos mitad hombre-lobo y uno que otro demonio.

Hay otros factores que pueden contribuir a hacer el trastorno todavía más real, como por ejemplo el tener los cobertores muy ajustados (que puede dar la sensación de que alguien te ahorca o sofoca), tener objetos que pudieran confundirse con personas en la oscuridad (como ventiladores, y esas cosas para colgar ropa) o el estar dañado psicologicamente como tú.

Ultimamente siento golpeteos en la parte inferior de mi colchón pero supongo que deben de ser espasmos involuntarios o algo por el estilo.

El mejor post de la semana.

Marco Antonio dijo...

No mames, esas "bromitas" del cerebro me dan mucho miedo.

Anónimo dijo...

eres joto jajaja te gusta la verga

Anónimo dijo...

el otro día me paso: vi un perico muerto al que le salia la sangre a borbotones. luego me rei.

pero mas me da risa el falso profeta; siempre tiene que estar mencionando sus utensilios de la costa; ahora fueron los ventiladores.

Juanelo Godinez el burócrata dijo...

yo cuando me voy a dormir y cierro los ojos veo las cosas como si estuvieran duras, o como si las sintiera duras, es algo dificil de explicar.


el post que dio mas miedo

Esta rosada dijo...

No mames!! Ya ni del cerebro se puede confiar uno!!

Yo soy ella dijo...

A mi igual me pasa algo parecido, pero lo mío no es transtorno de sueño alucinatorio, yo duermo largas horas sin pedos.

A mi me pasa bien despierta. Me mueven las cosas, o se caen de lugares imposibles, siento presencias o mis cortinas se levantan bien mal pedo con las ventanas cerradas.

De niña era peor, ahora como que mejor lo ignoro

jerónimo dijo...

siguiendo con los factores que pueden propiciar éste fenómeno del falso profeta, creo que estar hasta el culo es otro de ellos.

Liz_Misterio dijo...

jajaja aaacidos

kahoO* dijo...

jajajaj es IQ.. el id es el d mi nextel!! jajaja

Chidoguan dijo...

A mi también me pasa eso seguido, pero yo solo veo extraterrestres.
¿Sabías que todo esto es síntoma de depresión?
The more you know...

salaverga dijo...

Jajaja yahoo tienes razón es iq que pendejo soy lol

Den dijo...

madres, que paralisis de sueño sepa la monda n i que nada, yo me salgo en friega de esa casa y me voy a dormir con alguien

Anónimo dijo...

La pitic mis webos!!


te haz de haber quedado en alguna casa culera de pueblitos residencial, la mosca, la 4 olivos.. o que se yo

Celina Bailón dijo...

:O! yo me qedé a leer pq vivo cerca de esa colonia... y terminé aprendiendo algo nuevo... :D

Yo tmb tengo insomnio... pero no a tal grado... gracias, ya me siento mucho mejor ;)

saludos!

R dijo...

Las drogas destruyen bro

Ale dijo...

kahoo: El id o ello según la teoría freudiana representa los impulsos y deseos. Es como la parte más primitiva de la mente.

Lauro dijo...

A mí también me daría miedo escuchar a un cabrón llamarme Lauro... brrrrr

Blogalaxia