sábado, 14 de marzo de 2009

Los niños aterran más que Chuky


Hace un par de semanas la esposa embarazada de un amigo sufrió amenaza de aborto. Cosa irónica en una sociedad que se reproduce a lo pendejo, donde las amenazas telefónicas, de secuestro, extorsión y muerte son las que están más de moda.
Mi compa, el futuro padre, quedó desempleado. El poco dinero que recibió de indemnización lo utilizó para pagar cosas que aún debía de su boda, cuatro años atrás.
El fin de semana nos juntamos a beber y platicar. Pasadas las seis cervezas, le pregunté:

-¿Y no te da miedo, güey?
-¿Miedo de qué, güey?
-De que vas a tener un hijo y no tienes trabajo.
-No, güey… las cosas como quiera salen; todo se da. Por un hijo uno hace hasta lo imposible –respondió con mucha seguridad.

No sé a ustedes, pero a mí nunca me han tranquilizado este tipo de frases optimistas.

Pasaron otras seis cervezas y mi compa seguía hablando de sus planes y de cómo se prepararía para la llegada de su hijo. Yo sólo escuchaba y fingía estar atento, diciéndole a todo que sí, que tenía razón, que todo saldría bien; pero, en el fondo, me aterraba pensar que fuera yo quien estuviera en sus zapatos.

Hace un par de días sucedió algo similar en el negocio de la familia. La esposa del encargado está embarazada por tercera ocasión y tuvo una amenaza de aborto (¿será acaso una señal del mundo para que se dejen de reproducir a lo pendejo?).

El encargado se la pasó preocupadísimo esos días, pidiendo permisos para ir al seguro social, para llegar tarde, para salir temprano, para ir a casa de su suegra, para ir por sus otros dos hijos a clases, etc.
En un principio no comprendí si su mortificación era por tener un tercer hijo no planeado (dice que el dispositivo intrauterino falló) o por el riesgo a perderlo.

Y es que, analizando las cosas como son y dejando a un lado frases como “los hijos siempre son una bendición”: ni a él ni a mí nos beneficia esta situación. A él no le beneficia porque sus gastos se elevarán, su espacio se reducirá, la presión se duplicará y tendrá que trabajar doble... o triple. A mi no me conviene porque de seguro me pedirá un aumento de sueldo y, a como están las cosas, es imposible, así trabaje 24 horas extras al día.

Ayer, el encargado llegó muy temprano, con una sonrisa de alivio.

-Ya se arregló todo, ya está bien mi vieja –dijo.
-Qué bueno, me da mucho gusto…
-Mi niño nace en octubre.

Quise preguntarle lo mismo que a mi amigo: que si no le daba miedo, pero me limité a “felicitarlo”.

-Ahora sí: a echarle el doble de ganas, no hay de otra –dijo agitando los puños y con cierto brillo en la mirada.

Su absurdo optimismo me deprimió y arruinó el resto de la tarde.
Pensé que, irónicamente, mi cobardía y mi mayor temor -tener niños- es lo que me hace vivir tan tranquilo, sin andar diciendo frases o adoptando actitudes disfrazadas de positivismo como único recurso.

21 comentarios:

Manuel dijo...

Ese optimismo es el autoengaño que ha permitido que este enorme error que llamamos sociedad continue. La gente supone que continuar en linea recta es el camino invariable. Nadie se atreve a pensar diferente, como invita Foucault.

Tener hijos no es el error; más bien el motivo, el objetivo que persiguen, la necesidad que desean satisfacer. Pobres ególatras, continuistas de esta burla.

En fin. Excelente colaboración, maese. Ya ve como me hizo opinar; cosa rara en mi... ja!

Gooz dijo...

Creo que a mi me sigue dando mas miedo el chingado Chucky... jaja... bueno, es que nunca me ha pasado el miedo del "niño que viene"... pues tomandolo como un chistecin da risa... esta bueno, pero cuando uno se pone a pensar las cosas de una manera mas fría te das cuenta que muchos de los errores de la sociedad... al menos la mexicana, estan en esa irresponsabilidad de tomar las cosas como vienen, de no vivir en una planeació adecuada, de conformarse, de dejarle todo a esa cosas horrorosa que llaman "Dios"...

MinnaSade dijo...

Muy bueno y realista, no creo necesaria la reproduccion por flotilla...

Minna

salaverga dijo...

O cuando dicen "es un milagro de Dios!"

Cuantos milagros van, 1 trillon (gringo)?


Guffo es sociopata.

Kurazaybo dijo...

Aca cerca vive una señora que toda su vido dijo que no queria tener hijos. A la pobre le toco ser madre soltera de un unico hijo. Ahora esta vieja y achacosa y el la cuida, ella ve cuanto trabajo le esta costando al joven y dice que debio tener mas hijos.

Do the Doo Dah dijo...

*Doo Dah acaba de ver Watchmen y está maravillada*


Pero tu entrada también me gustó, Guffografo, jiji. De hecho no entiendo a las personas que ven con tanto brillo y positivismo la vida... a veces creo que sus madres fueron junkies y al mamar les pasaron cosas raras i-rre-ver-si-bles.

Lorena Ceballos dijo...

No creo en el positivimos como motor para aceptar a los hijos, pero tal vez para ser padre es lo que se necesita para no volverse loco.

Muy buen post!

Kentucky Freud Chicken dijo...

Yo tampoco soy padre pero me ha tocado ver a qué corresponde ese "brillo" y ese "optimismo". Cuando la gente normal (y aclaro eso porque de verdad sí hay muchos locos y muchos pendejos) tiene hijos, toda su psicología cambia al son del instinto paterno/materno y son de verdad, capaces de hacer muchas cosas.

Supongo que si algún día somos padres y algún día somos más o menos normales... lo entenderemos bien.

Anónimo dijo...

por un momento pense que era una reunion de emos(hay varios en potencia)

de quien me extraña es de las mujeres?? muchachas?? chicas?? niñas?? como se les dice hoy??? que aunque lo quieran disfrazar por traumas añejos, son mas sentimentales en este sentido

se trata de una vida, de un humanito, no de un cachorro, y el egoismo y el miedo al compromiso es una cosa, pero ver a los demas de una manera extraña por entusiarmarse en tener uno(bajo cualquier circunstancia) eso es tener pedos serios...

ahi la llevan con la borregada!!

P.D. le creo al que haya sido engendrado de una pedrada!! :P

controlzape dijo...

Discrepo del anónimo de arriba. Cuando alguien enseña un bebe nuevo las reacciones que veo que provoca en las mayorías no son muy distintas a las que provoca un cachorro al hacer alguna dizque gracia.

Anónimo dijo...

creo que la mayoría de los que aquí opinamos, tenemos algo en común:

No queremos hijos, somos sociópatas y pensamos que guffo sigue igual de calvo el cabrón.

Saludos a todos.

Guffo Caballero dijo...

Gracias a todos por comentar. Buen fin de semana.

P.D. Cuando el Minoxidil haga sus efectos en mi cuero cabelludo, callaré muchas bocas, bwaaahahahahahahahaha.

Tumeromole dijo...

Lo más chistoso del caso, es que seguramente algunos de estos papás también fueron "optimistas" a la hora de coger sin condón.

-Ya ni pedo, vieja. Ya verás que sí te baja, seamos optimistas...

Saludos.

Fanfy dijo...

jajaja chido
y siguen la reproduccion a lo pendejo.

Saludos

El pollo pepe dijo...

No mames plebe escribes chingon, ta kn madre que no quieras tener hijos.
necesitamos mas individuos de accion y menos dibujantes quejumbrosos.

saludos
bandita

Luis dijo...

¿Entonces no vamos a tener hijos?

:(

Rekiem dijo...

Ahora si me decepcionaron... A ustedes seguramente los ha de haber engendrado el espíritu santo no???

Ahora que lo pienso está bien que la gente dañada no tenga hijos... gracias por pensar así!!

Dy Häggen dijo...

Yo creo que en los niños se ve la inmortalidad. Se que hay un xingo d formas de trascender, y los niños son una de ellas. Aún no me considero en edad de pensar en ellos, por k de forma personal tengo cimas k konkistar primero.
Pero el saber lo ke NO kiero en este momento es lo ke me aleja de las tiendas ke venden carreolas! Además, mientras más konoxko a los hombres, más amo a mi perro!!! So: fin del conflikto jeje
Cuando vences tus mayores temores interiores llegas al punto en k deseas komerte el mundo!

Kuruni dijo...

Ese es un miedo muy común. (pregúntale a todas las amigas que tengas que sienten cuando se les retrasa el periodo).

En lo personal es una lucha constante de: tengo que tener mi vida pseudo arreglada antes de aventarme un barco así vs el instinto (dejar mis genes y una generación más de lo que yo creo es correcto).

Pero algún día le irás a atinar. jaja.

Chido post,
Saludos.

La flaca dijo...

Y los que nos convertimos en padres por medio de una adopcion que somos? individuos que queriamos ser optimistas o decir frases disfrazadas de optimismo y no podiamos serlo? con mi poca experiencia como padre puedo decir que no es nesesario ser padre para pensar de tal o cual manera, pero los comentarios me han hecho pensar que hay gente que compara el ser padre como ser homosexual, negro, prieto o portador de SIDA, chale ya nadie nos respeta!

Dib dijo...

Mi hermano embarazó a su novia. Mi ahora cuñada ha tenido dos amenazas de aborto y otras dos de parto prematuro... me cae que son señales.

Por cierto, mi cuñada, ya tenía una hija y no es de mi hermano...

Blogalaxia