miércoles, 13 de mayo de 2009

La opción lógica.



Walt Lehmann, primer oficial, dejó de teclear y levantó la vista de la consola de navegación hacia los dos hombres que lo miraban aprehensivamente.

  —Caballeros, estamos jodidos —dijo.

Los dos hombres se quedaron callados por un momento, congelados. Un segundo después, uno de ellos, el más alto, habló apresuradamente.

  — ¿Estas seguro? —preguntó Desmond Johanneson, segundo oficial de comunicaciones.

  —No, no estoy seguro Johanneson. La Agencia decidió ahorrar dinero en capacitación y escogió al primer idiota que se presentó para que navegara el cacharro más costoso en la historia de la humanidad —respondió Lehmann furioso. —Por supuesto que estoy seguro —remató bufando.

Ignorando el fúrico estallido de Lehmann, el otro hombre, pequeño y de rasgos enérgicos, dijo:

  —Dame un resumen de los daños.

  —Es simple —respondió suspirando Lehmann. —Durante los pocos minutos que falló la pantalla deflectora, el viento solar fundió completamente muchos sistemas de navegación, pero más importante, quemó las conexiones exteriores entre las velas solares y el reciclador de oxigeno.

El Capitán Tetsuo Nakamura meditó un momento.

  — ¿Cuánto tiempo tenemos? —preguntó a Lehmann.

  —A menos que nuestros pulmones evolucionen y podamos respirar dióxido de carbono, nos quedan dos horas, algo menos si Desmond sigue hiperventilando —respondió dirigiendo una mirada de reproche a Johanneson.

  —Oh, lo siento mucho Lehmann, pero saber que uno va a morir asfixiado flotando alrededor de una maldita bola de gas más caliente que el infierno no es precisamente un buen motivo para relajarse —respondió molesto Johanneson.

  —No tiene porque ser así —dijo Lehmann bajando la mirada y jugueteando nerviosamente con los broches de su mono de trabajo.

  — ¿Tienes alguna idea? —preguntó Nakamura. —Habla, no es momento para que desarrolles el tacto que nunca has tenido.

  —Bien capitán; podemos puentear las conexiones manualmente, no es muy difícil y sería una reparación temporal, pero nos daría el tiempo necesario para alejarnos del Sol y acercarnos a la orbita de Mercurio, hasta el alcance de la base.

  — ¿Y entonces qué hacemos aquí hablando de ello en lugar de estar haciéndolo? —preguntó impaciente Johanneson.

  —Bueno —siguió Lehmann, —el problema es la conexión: tendría que hacerse en donde ocurrió el daño, sobre —titubeó—, sobre el casco de la nave.

Los tres hombres guardaron silencio. Todos comprendían lo que eso significaba. Johanneson fue el primero en hablar.

  — ¿Cuánto tiempo resisten los trajes antes de que, digamos, el pobre idiota dentro se fría bañado en radiación?

  —Ocho minutos máximo. —respondió Lehmann. —Después de eso, bueno, es mejor quitarse el casco. Es una muerte más atractiva.

  — ¿Cuánto tiempo requiere la reparación? Podemos tomar turnos de cinco minutos y hacerlo por partes —dijo Nakamura.

  —Reconectar las terminales y asegurarse de que funcionen tomaría unos diez minutos. Pero es imposible hacerla por partes —dijo Lehmann negando con la cabeza. —El aislante necesario para la reconexión es funcional sólo unos pocos segundos después de exponerse al vacío y todas las conexiones tienen que hacerse en una secuencia específica e inmediata, de lo contrario la corriente fundiría de nuevo los procesadores. Y como cereza del pastel, la zona de la reparación está encajada entre dos pequeños transformadores, así que sólo un hombre puede hacer el trabajo.

  — ¿Algo más? ¿Tiene que hacerse con los ojos vendados o parado en un pie? —preguntó burlonamente Johanneson.

  —No Desmond, hasta un niño podría hacerlo. Tú podrías hacerlo —dijo Lehmann sonriendo.

  —Basta —interrumpió Nakamura. —Esto es muy serio, todos sabemos lo que significa: alguien tiene que salir, hacerlo endemoniadamente rápido y asegurarse de que funcione.

  —En otras palabras —dijo Lehmann, —alguien tiene que jugar al héroe y convertirse en un mártir para salvar a sus compañeros.

  —No se trata de salvar a dos personas, Lehmann —dijo Nakamura. —Se trata de salvar toda la información que hemos recopilado. Saben muy bien cuanto depende de esta investigación; nadie es indispensable más allá del punto en que lo requiera el proyecto. Todos lo sabíamos cuando nos embarcamos en esta expedición. Así que si tenemos que decidir, hagámoslo ya.

Lehmann y Johanneson se miraron largamente. Pese a lo que había dicho el capitán, sabían perfectamente que el elegido seria uno de ellos dos. Nakamura era demasiado importante para sacrificarse. Ahora solo restaba poner las cartas de cada uno sobre la mesa.

  —Alguien tiene que pilotar la nave hasta la orbita de Mercurio —dijo sin entonación Lehmann.

  —Yo puedo hacer eso, la navegación también fue parte de mi programa de entrenamiento —respondió Johanneson.

  —Lo sé, pero entrenaste en simuladores con ambiente controlado, ¿Puedes pilotar la nave con la mitad de los sistemas de navegación funcionales? Incluso yo, que ayudé en su diseño, dudo si podré hacerlo.

Johanneson guardó silencio mientras palidecía. Buscó la mirada de Nakamura, pero la encontró indescifrable. Agitó los brazos en el aire y dijo:

  —Oh, ¡Vamos Capitán! ¡Sabe que podría hacerlo! ¡No soy un completo inútil! —dijo ahogando la voz.

  —Lo sé Johanneson, eres un miembro capaz y valioso, por eso eres parte de la tripulación. Pero no puedo arriesgar el proyecto si existe una opción más viable y segura —se acercó y puso una mano sobre su hombro y dijo— Eres un hombre inteligente y razonable Desmond, sabes que es la única opción y que eres el hombre indicado. No lo estas haciendo por nosotros, lo haces por todo un planeta, tu planeta.

Johanneson abrió la boca para decir algo, se interrumpió, suspiró y dijo:

  —Mierda.

Lehmann y Johanneson estudiaron durante cuarenta minutos los esquemas de reparación. Cuando todo estuvo listo, Johanneson se enfundó en el aparatoso traje que le daría diez minutos de protección antes de cocinarse a la luz del sol. Luego se acercó a la esclusa al vacío por donde saldría de la nave.

  —Bien, ¿Qué se dice en estas ocasiones? ¿Buen viaje? —bromeo resignado Johanneson.

  —Rómpete una pierna —sonrío Lehmann. —Pero sólo después de terminar las conexiones.

  —Suerte y gracias. —dijo Nakamura.

  —Creo que la suerte se me agotó hace tiempo Capitán —dijo Johanneson. —Pero haré mi trabajo.

  —No lo olvidaremos. Me encargare de que nombren algunas docenas de bibliotecas y auditorios en tu honor —sonrío Lehmann.

  — ¿Bibliotecas? Por supuesto que no. Bares, quiero una cadena de bares con mi nombre —dijo riendo Johanneson. —Y una estatua, quiero una maldita estatua.

  —Me encargare de eso Desmond —respondió Nakamura extendiendo la mano.

Johanneson la estrechó firmemente y luego con un movimiento de cabeza se despidió de Lehmann. Avanzó hacia la esclusa y manipuló los controles. Mientras la compuerta cerraba en su sitio, dijo:

  —Hey, Lehmann. Sobre la estatua…

  — ¿Qué?

  —Asegúrate que esté a la sombra.

La compuerta cerró herméticamente y Johanneson salió de la nave. Miró el feroz resplandor del Sol, dolorosamente cegador aún amortiguado por el visor de su casco y dijo:

  —Mierda.



Reuters.

Heroico sacrificio salva a la tripulación de la expedición Icarus.

Desmond Johanneson nació en Nairobi, Kenia, el 27 de Junio del 2014. Inició sus estudios en el Centro Astronáutico Ndegwa a la edad de catorce años, muy pronto dio muestras de…



49 comentarios:

angelbc dijo...

Tenias razon en tu comentario en Twitter: es malo, pero da risa. Lo cual lo hace bastante menos malo :)

gaby dijo...

me gusta

Kamel dijo...

me gustó. buen post. saludos!

Anónimo dijo...

pinchi oficinista geek de mierda

Hermes dijo...

esta entretenido... todos quieren bares con su nombre

Anónimo dijo...

jejeje pues a mi me gusto :P

Chefis! dijo...

"Y una estatua, quiero una maldita estatua."

La palabra "maldita" suena a doblaje barato de pelicula con mucho cliché, pero me reí mucho.

Luis dijo...

Todos han notado ese mal chiste, pero ninguno el chiste mayor (y mas malo aun)

Kantinero dijo...

QUE ES EL NEGRO QUE SE SACRIFICA!!
xD
Buenisimo

Fede Fiesta dijo...

Poniéndole el cascabel al gato.

Kurazaybo dijo...

quiza le habria convenido llevar un poco de tela e hilo superconductor??

jaja bueno es que yo todavia no salgo de mi asombro con los ingenieros del mundo anillo

Demerol dijo...

La estatua en la sombra, sí me dio risa, jaja. Está bueno, aunque sí deja la sensación de película doblada. En fin, supongo que es herencia de tus lecturas traducidas de ciencia ficción (no es crítica, es que así se sienten esos textos)

KillMeAtHalo dijo...

Viendo el nombre de la expedición, el que su tripulación muriera quemada por el sol hubiera sido apropiado, jaja.

¿El aparatoso traje incluia alas de cera?

Ekaeth dijo...

Por qué el cacharro más costoso en la historia de la humanidad tiene una tripulacion de 3 personas?
Nadie quiere a los Robots. ._.

Ingeniero McNinja dijo...

Nooooo!!!! yo quiero un table con mi nombre, que tenga mujeres bellas y de muchos paises.

Eo dijo...

expedición Icarus donde mueren quemados por acercarse al sol, mejor los hubieras dejado arder a todos.

en serio q si sono a dialogo de pelicula jajaja

Anónimo dijo...

vale, pues te critico..

me gusta el estilo que comienzas a tomar, pero seria super chulo si pudieras impregnar un poco mas de "Luis" y menos de tus autores favoritos...

Seria bueno tenerte en librerias algun dia

Luis dijo...

Pero claro que suena a dialogo de pelicula, esa era la intencion. De hecho el pesimo punch line -que al parecer nomas no supe dejar en claro- tiene toda la intencion peliculezca.

Demerol dijo...

PeliculeSca, please. Se me fue la referencia a Ícaro, jaja. Debe ser el abuso del nombre para tantas cosas. En fin, pobre Johanneson, tratando de ahorrarle a su estatua la radiación que le mató, jaja

Rox dijo...

Lehmann eres tú

tOnYtO dijo...

A mi me pareció buen cuento, mas allá de que supongo no tenías grandes pretensiones con el.

Saludos.

Anónimo dijo...

q hueva

L Daniel Trejo dijo...

¿Cómo son rasgos enérgicos?

Antua dijo...

Supongo que el mal chiste sería...

"
—Hey, Lehmann. Sobre la estatua…

— ¿Qué?

—Asegúrate que esté a la sombra. "

En referencia a que sería matado por el sol. Tan-tan

lavega dijo...

Ah buen cuento!, si yo hubiese sido el capitan de la nave habria hecho lo siguiente:

00000000001111 time_de_reparacion
****** Primer idiota
------ Segundo idiota
++++++ Tercer idiota

el 0 es el tiempo oficial de reparacion, cada aparicion representa un minuto (hay 10 ceros)
el 1 es el tiempo extra que sale, si se aplica mi estrategia.

* minuto del idiota 1
- minuto del idiota 2
+ minuto del idiota 3

Al traslapar el trabajo, no se corta el trabajo, quiza quedaria verificar la secuencia correcta y los tiempos correctos de corte, pero funcionaria, hasta con tiempo de sobra, pa los problemas, que nunca faltan.

Y eso que asigne 6 minutos a cada idiota, bien puede haberse elongado a 7 minutos y todavia mas tiempo de sobra.

Solo que no habria habido heroe al cual hacerle una estatua en sombra.

Salu2

lavega dijo...

Correccion a ver si asi sale bien mi diagrama:


00000000001111 time_de_reparacion
****** Primer idiota
____------ Segundo idiota
________++++++ Tercer idiota

el 0 es el tiempo oficial de reparacion, cada aparicion representa un minuto (hay 10 ceros)
el 1 es el tiempo extra que sale, si se aplica mi estrategia
* minuto del idiota 1
- minuto del idiota 2
+ minuto del idiota 3
_ es el caracter espacio, la chingadera esta los quita

lavega dijo...

Uta no sale, pero espero que se haya entendido el concepto de trabajo traslapado en equipo...

Luis dijo...

Jajaja, nerd.

Y no, eso de la estatua no es el chiste malo, de hecho ni lo pense como tal cuando lo escribi, mas bien era una observacion amargosa.

En realidad era algo simple: en una pelicula, quien es el que siempre muere?

*sigh*

Bnazar dijo...

Ja muy bien Luis, hace tiempo leía un cuento de un mundo apocalíptico y que curiosamente tenía su clímax en una nave espacial y te comentaba que era una historia interesante, pero que lamentablemente tenías ciertas deficiencias literarias que tenían que ver con la verosimilitud de tu escrito.
O sea que se notaba escrito.
Hoy que leí esta tragicomedia (ja o lo que sea) me atrevo a felicitarte, el duro y dale por escribir, te dio la habilidad para que nos envuelva en lo que describes y no como lo describes.
Le paro pues a este aburricomentario, no quería dejar pasar la oportunidad de reconocer tu esfuerzo por escribir mejor. Bien hecho te sigo leyendo!!!

Por lo menos hasta que un absurdo cataclismo de los que describes nos absorba!!!

Anónimo dijo...

El chiste es que se muere el negro, no?
Por cierto, huevito, usando nombres de futbolistas, verdad?

Anónimo dijo...

El chiste es que se muere el negro, no?
Por cierto, huevito, usando nombres de futbolistas, verdad?

Luis dijo...

Uh? Futbolistas? Solo busque nombres de distintas razas, creeme que el futbol no es una fuente de inspiracion para mi, en ningun aspecto.

Anónimo dijo...

Ummmm
¿El "chiste" oculto es que escribes con faltas de ortografía?
¡Ay Luis! Eso ya todos lo sabíamos, no tenías que ser tan obvio jejeje.
Tenías razón, es un post pésimo.

Rekiem dijo...

Me gustó tu post, los putetes que se sienten escritores y critican podrán decir lo que quieran, pero la idea de tu historia es muy buena.

¿cuando lo filmas con tus cuates?

gcapet dijo...

A mi me gusto el post, ja si entendí lo de que siempre muere el negro. La trama me recordó a la película Sunshine creo que se llama,, muy buena y el soundtrack igual.

Caníbal dijo...

=(

p-p-pero... snif...

zonico dijo...

Como que esa historia ya la había visto en una pelicula que se llama Sunshine

Luis dijo...

Para limpiar mi nula reputacion, juro que solo hasta que escribi "Aparatoso traje" recorde Sunshine.

Se que no me creeran (nunca lo hacen) pero yo estoy tan atiborrado de historia de CF que me cuesta muchisimo trabajo ubicar una especificamente. Ustedes pensaron en Sunshine porque es lo mas familiar que se les viene a la mente sobre el tema, yo en cambio todo el tiempo pense en una mezcolanza de "Mirkheim", "Tragedia en el Dark Star" y varias historias de Powell y Donovan de Asimov.

En realidad solo se parece a Sunshine en que es una nave orbitando el Sol. Es como decir que Star Wars les recuerda El Dia de la Independencia porque en las dos salen naves espaciales.

Il Diego dijo...

Y si te digo que me recordo a Armagedon???

Y eso que ahi el negrito se salva, y el caucasico americano no, snif.

LsMo dijo...

Mmmm pues a mí me recordó a Sunshine desde que se les acaba el oxígeno, unos se tienen que sacrificar, trajes... mmm ah sí y porque el nombre de la nave es el mismo.

Romina Power dijo...

" —Asegúrate que esté a la sombra.
" jajajaja... qué cruel, supongo que sólo alguien tan mamón tendría ese sentido del humor cuando sabe que le restan unos cuantos minutos de vida.

GiBraiNe dijo...

- ¿Y porqué yo?
- Porque eres el negro

x'D

¡Buen escrito para el tema!

Kyle dijo...

A mi la neta si me gusto, y el ultimo comentario de la estatua estuvo bueno como remate...

Ahora resulta que los chimpances saben de lirica cuando solo han leido a paulo coelho (no se si asi se escriba) que los perros ladren, es señal de que vamos pasando...

ほし dijo...

jajajaja no manchezz!!! utilizaste el nombre de un personaje de HEROES!!! nakamura...nice!

Luis dijo...

Ah si? Ni idea, no veo Heroes. Nakamura es uno de los apellidos mas comunes en japon, como Perez, ja.

Do the Doo dah dijo...

Agh, Nakamura es un apellido de lo más normal. Es como el López de México en Japón...



=D!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Como han crecido en este blog ...



La bola de lameguevos, ya no mamen afuera hay mas cosas que el pinche Capulinita!!!!!!

Anónimo dijo...

Yo me lamería mis huevos, pero no me los alcanzo.

sarah.tous.ta dijo...

faltaron la palabras tostada, torta y panceta.

Blogalaxia