lunes, 15 de junio de 2009

La Última Cruzada.



Si, ya sé que siempre lo digo, pero es verdad: Te Quiero.

Y también sé que tú estás permanentemente analizando mi tono de voz, mis gestos... evidentemente estuvo muy bien dicho ese "Te Quiero", el cual me evitó lidiar con las cintas del corpiño ese que -según tú- te hace una cintura de cortesana fina. Dejé de cuestionarme porqué siempre me llamas en las noches. Dejé de torturarme pensando con quién pasas el resto de los días, de las horas, del lado de la cama que te sobra. En mi cama, en tanto sigas practicando esas evoluciones, tendrás un lugar. Y vamos generalmente paso a paso. Después de los hombros desnudos, sabes que me atraganto de pensar en tus piernas, gordas, macizas... han de ser palabras mejor tejidas, mejor moduladas... oportunas. "Ven, mami"... gesto serio pero juguetón. "Anda, sabes que te he deseado toda la semana"... y ya está, vienes meneando la cadera exageradamente, volteas y bamboleas tu cuerpo... ya imagino humedad entre tus piernas.

Es como ser un moderno y erótico Indiana Jones, moviendo piedras, resolviendo acertijos, salvando trampas. Mi mano comprueba que estás siempre encantada de llegar hasta este punto, en que bastaría un leve empujón para tenderte en la cama, bastaría un gesto tuyo para quedar desnudo y a tu merced... o bien, es un momento ideal para adivinar si quieres ser sometida o avasallar. Muy bien. Aquí vamos.

Es especial a pesar de todo. A pesar de que la razón me dice que ese moretón en tu vientre no fué porque te caíste de la bicicleta, o porque con tus ojos me suplicas silencio cuando tu teléfono suena enmedio de la noche y te escucho mentir flagrantemente. Es curioso... si me tocara comprarte algún regalo y quisiera darte el mismo perfume que usas, creo que jamás podría encontrar esa fragancia... nunca vienes sin perfume, sin olor a alcohol, sin ganas... la combinación es deliciosa. Creo que por eso mis sábanas siguen como hace tres meses y mis almohadas conocen los colores de tus párpados, tus labios y los brillitos que, como una niña traviesa, te esparces en el cuello y los hombros.

Siempre nos quedamos uno sobre el otro. Siento como vas enfriándote hasta quedar de un tibio delicioso... siento que tu respiración se hace normal y en un abrazo vamos quedándonos dormidos... así es que me he preguntado ¿quién es Hugo?... le escribes diestramente mensajes con mentiras mientras que respiro en tu nuca, fingiendo dormir... ¿y Adrián?... huevos. Y más huevos por la mañana. No sabes guisar otra cosa, por lo que veo. El pan queda negro y amargo y la cecina salada. Huevos. Si, con café negro y un cigarrillo. Si bien me va, quieres postre y acercas tus labios a mi vientre tembloroso. Si, gracias.

Llegué a creer que nunca escucharía palabras amorosas de tus labios si no estabas medio borracha. Pensé que solo ardías de noche, en mi cama... pero sería un pendejo, ¿verdad?...
modulando, escogiendo las palabras, te miré perdiendo la sonrisa mientras girabas mis llaves en tus dedos y sostenías esa pequeña maleta. No, copias no. Es mejor la original -dije, queriendo bromear- pero se acabó, y lo hizo como un pedazo de espuma en agua salada. Así comenzamos, en aquella noche de bares y así terminamos, aquella mañana de mudanzas fallidas. Te amo, no me queda duda, pero no me escucharás decirlo gratis. Que me muero por tenerte a diario y conocer la marca de tu desodorante, el número de tus zapatos y el nombre de tu perfume, es verdad. Que tú y yo podemos tener una maravillosa historia juntos, anidar y ser felices, me encantaría... sí.

...pero no.

17 comentarios:

Flor dijo...

Y yo creía que esas sensaciones sólo las despertaba un hombre. Yo también me enamoré de un vampiro; a mi también sólo me besa de noche y en la oscuridad. Me invaden las mismas dudas: ¿será que él también siente algo?

Mel dijo...

Huevos!! Enteramentedisfrutable:)
Hacia rato q no se publicaba algo asi. Hartas Felicidades.

Ann dijo...

osea que uds, los hombres, tambien se cuestionan cuando una hace esas cosas?, yo crei que no les importaba

friedrich dijo...

"Nunca vienes sin perfume, sin olor a alcohol, sin ganas"

Puta! Me quedo con esa frase.

Y recordando el nudo en el estomago mientras contesta el telefono diciendo que esta en casa de sus amigas jajajaj

DeaR dijo...

Caballero: He disfrutado mucho la forma en que relatas la "historia", me parece muy original y llena de frases (como la que menciona Friedrich") hasta "poéticas", es un estilo muy franco y sencillo, pero bueno.

Te felicito.

Isabel dijo...

Excelente, creo que todos podemos identificarnos con algo parecido... carajo!

ほし dijo...

"Siempre nos quedamos uno sobre el otro. Siento como vas enfriándote hasta quedar de un tibio delicioso..." Me identifiqué!!!

Dib dijo...

En la última foto la chava parece Psyloque.

SeleniuxBR dijo...

muy bueno , tierno pero sincero

Vie[n]na dijo...

yo jugué un juego parecido...
en el mío, no creo que él me amara, era más fácil, ya estaban las reglas del juego...

Anónimo dijo...

Otro post que me recuerda a mi
Ex-sancho.
Shingaoooo.

Falso Profeta dijo...

ISAAC

Salim dijo...

La mejor redaccion de lo bello que es la placentera autodestruccion misoinflingida, felicidades.

xmonkeynutsx dijo...

buen texto... como siempre....
pero no engañes a las chicas de arriba...

OBVIO QUE UN HOMBRE QUE SE DICE SERLO, NO TIENE SENTIMIENTOS COMO ESOS.... al contrario TENEMOS UN CACHITO CHIQUITITO DE CARBON BIEN RESECO EN EL PECHO.... ja.... :D

Cin dijo...

Hola! Me gusto mucho tu texto!! Tus preguntas se parecen mucho a las que yo me (le) he hecho alguna vez...
Podriamos ser tan buenos juntos... pero no!!

mariposa dijo...

es cuiroso imaginar que los hombres tambien puedan hacerse esas preguntas, es ironico estar en el papel de marioneta reconociendo que solo los patanes (o patanas) nos enamorarán así, porque callamos lo que tenemos que gritar?¡¡¡¡ porque somos sordos ante las mentiras que se vuelven mas que obvias?¡¡¡¡¡ en que momento perdemos la dignidad?¡¡¡¡... porque los que nos hieren dejan huellas mas profunas que aquellos que nos hicieron felices?¡¡¡¡

questiongirl dijo...

"hoy te digo No porque es un Sí eterno"
excelso trabajo maese Caballero!
Besitos

Blogalaxia