domingo, 28 de junio de 2009



Siempre he tenido una conexión significativa con el diablo. En dos ocasiones fui Satanás en la pastorela, en otra obra de teatro, fui un ángel pernicioso que logró que otros lo acompañaran al infierno y me hice íntima del demonio; cuando cumplí once años, un tío me regaló una ouija “que para hablar con espíritus oscuros”…

-Sólo ellos te ofrecerán realidad y poder.

Ahora mi tío es alcohólico y lleva años sin salir su casa… He de confesar que el uso de la ouija me brindó sanos momentos de esparcimiento con las niñas en la escuela de monjas donde estudiábamos, aunque seguramente los espíritus que nos atendían volvían a morir pero de flojera, al hacerles preguntas cómo:” ¿Le gusto a Luisito?” “¿Cuándo me van a crecer las tetas?” Una gran disculpa a estos entes malignos y perversos que les robamos su valioso tiempo.

Además, ya he tenido dos aventuras sentimentales con sujetos que se creen el mismísimo anticristo **Yo soy el diablo 2009 chiquita, grrrr** (y se ponían en su nick de Messenger “Devil” ¡Qué pinche miedo!) Pero, entre las sábanas, a mí que me importaba que se creyeran Lucifer o la Virgen de Fátima, nunca tuve ninguna queja, por eso les soportaba tanta mamada ( jajajaja, literal).

Y por último, como cualquier adolescente que se precie de ser audaz, traté de hacer un pacto con el diablo ¿El motivo? Ni lo recuerdo ¿Apoco alguno de ustedes sí?

Es por ello que:

Bien sabe el diablo a quien se le aparece

Más sabe el diablo por viejo que por diablo

La cruz en los pechos y el diablo en los hechos.

La primera.- ¿Por qué a mí me tiene que tentar? Sabe que voy a caer…

La segunda.- Indudablemente, la abuela siempre tendrá la razón.

La tercera.- Mustios… ¿Existen personas más tentadoras? El que diga que nunca se ha querido coger a un clásico “mosca muerta” que tire la primera piedra.

7 comentarios:

pp_pez dijo...

Definitivamente tu tienes el poder!!!!!

Pais dijo...

Me gustó casi casi como tus piernas..

SeleniuxBR dijo...

jeje muy bueno rascol...

Josuédric dijo...

Mi madre decía: “Ten cuidado con el diablo” Después me di cuenta que es una necia conservadora que desperdicia su vida en la iglesia.

El Contador Ilustrado dijo...

y que ya lo chupo el diablo

Anónimo dijo...

Tas bien buena, me voy a hacer una a tu salud.

Anónimo dijo...

yo por eso diario me encomiendo a mi diablo guardian

Blogalaxia