lunes, 20 de julio de 2009

Venganzas Decentes




El espectro político nacional es más que escalofriante. Me pregunto sí la venganza política-electoral con el enaltecimiento del partido revolucionario, en realidad nos hará justicia. Hoy, algunos años después del cambio de color ( y sí, solo de color) en el ejecutivo, parece desvanecerse ese azul delicado, que a gritos y pisotones de tepocatas de aquél mandatario incorregible, quería pintarnos de fuerte y promisorio.

Hoy el partido de la guerra contra el narco, ha firmado la renuncia. Se ve la desesperación en sus actos, en los estados que acorrala, en las bestialidades que responde, y por último, en los ojos y las canas del espurio. Las curules están dadas, y con ellas el frenón colectivo de cualquier iniciativa truculenta más. God Bless.

Por otro lado, ya juegan a la victoria la Gaviota, el candidato oficial de la telera, y por supuesto Televisa. Visité Toluca hace unos meses, y vi muchísima obra pública. Un juicio bastante barato para juzgar el desempeño de un gobernador. Sin embargo, bastante certero para integrar una imagen pública de esfuerzo, y de no desvío de recursos. Ya casi un "cliché", pues.

Y en lo completamente real, a los electores nos queda corto el menú. Yo nunca he consentido la inclinación derechista absurda actual, ni la ingobernabilidad que, seamos sinceros, viene del más allá, tricolor. Tampoco consiento ver a Peña Nieto en el festival del día de las madres del canal 2, haciendo insufrible lo evidente.

A veces sueño mexicano, en revoluciones, en ingobernabilidad de la buena, de la del corazón. En que la sinrazón de ser movidos por los intereses de un puñado de pelajustanes, no es más grande que cien millones de agraviados ciudadanos. Me siento engañado con su IFE, y con sus guerras, y con mis pagos impuntuales de IETU que bien podría beberme en forma de botellas de Jägermeister.

¿Cómo me vengo yo, simple mortal empobrecido de un gobierno como éste?, ¿les escupo su escritorio?

Hace unos días pasaba por un bar de la calle Sonora, y veía una multitud en un partido de México. Gritando, mentando madres, vestidos de colores. Desde ya hace unos meses repruebo cualquier alegoría a la selección.

Pensaba en sí tuviéramos tantita pasión por lo demás. Por no tirar basura en la calle, y por no dar mordidas, y por pagar impuestos. Por manejar lo menos ebrio que se pueda (jaja), y lo más importante, por pensar, sí, pensar, aunque sea dos minutos al mes por algo más productivo que la tabla general de alguna copa que no ganaremos en lo deportivo. Por ser menos huevones y dejar de escuchar las peroratas de las televisoras, y por dejar de leer mis pendejadas post-adolescentes en recolectivo para abrir un pinche periódico y formar nuestros propios juicios, de aquellos temas que nos aquejan de verdad.

Me da tristeza de la buena, saberme parte de los cien millones de imbéciles a los que pertenezco. ¿A ti también?. La venganza comienza pensando.

12 comentarios:

Pancake dijo...

Oh triste realidad que nos aqueja.
Intenta llegar con ese argumento a alguna universidad, intenta hacer entender a un millón de estudiantes que han entendido que la interné hace la tarea por ti y un centenar de maestros que cobran aunque no enseñen.

No sólo es la política, es la sociedad. No demandes políticos mejores, con una sociedad que los forma a todos iguales.

Oh triste realidad.

Daniel dijo...

Militarismo, César, Militarismo. Toda revolución es por definición prostituta, por la sencilla razón de que no hay liderazgos desinteresados. Vengan las Fuerzas Armadas. Para qué queremos democracia? Es cara, estorbosa y verdulera nuestra democracia. DSB

César dijo...

Sí, a veces pienso lo mismo. Andar patrocinando caudillos es sólo rehacer las reglas.

Lex Addictive dijo...

Eres un genio nunca había visto al pensar como una venganza pero tienes razón es la mejor de todas

Saludos

El Tipo dijo...

Vaya! tenía bastante que no metian un post con algo de contenido sustancioso que no fuera una presunción de estilos o formas de escribir.

Directo y te interesaste en meterle cabeza al post. Excelente. Para mi el mejor post de esta semana. Ojlaá hubiera más escritores por aca con menos miedo a meterle contenido político o un poco de seriedad a los post, parece que prefieren escribir pendejadas a perder un par de lectores babosos que solo se quieren "divertir"...

Luis dijo...

El tipo:

Si quieres "contenido" y "seriedad" internet está lleno de sitios así; aquí nos venimos a divertir; en todo caso, preferimos perder "lectores" pretenciosos como tú.

Usha.

Pancake dijo...

Fuertes declaraciones siñor Luis!
Si me porto bien y solo soy pretenciosa en domingos, me puedo quedar?

jojo

Luis dijo...

¿Fuertes? No, solo es poner en claro lo que este sitio es o no es.

César dijo...

Huevo, tú me dijiste que podía escribir de lo que quisiera, mientras se pareciera al tema de la semana.

No te retractes guey...

Luis dijo...

¿Retractarme? Nunca me referia lo que tu escribiste, sino a lo que sino a lo que la gente cree que se debe escribir en este blog.

Mientras a ti te divierta, puedes escribir sobre apareamiento de las hormigas o la Revolucion Francesa.

Pancake dijo...

Apareamiento de hormigas suena hartamente interesante D:

César dijo...

Zas!

Blogalaxia