jueves, 24 de septiembre de 2009

El lado oscuro de la Luna rifa.



Si quieren leer del disco de Pink Floyd que tiene el mismo nombre que una del parte del título de esta bosta, vayan a leer la wikipedia. Aquí voy a platicar de la esfericidad de la Tierra, porque se me da la gana.

Cuando estaba yo muy mocoso tenía una maestra que a la hora de platicar del descubrimiento de América que hizo Cristobal Colón, reducía el asunto a las siguientes frases:

- La gente en tiempos de Cristobal Colón pensaba que la Tierra era plana. Colón, que era muy listo, sabía que era redonda y aprovechando la geometría de la Tierra emprendió un viaje para llegar a las Indias dándole la vuelta a la Tierra. A medio camino se encontró un continente y tan tan.

Al momento de abundar más sobre el viaje, la misma maestra nos contaba:

- Fue un recorrido lleno de peligros, los marineros de Cristóbal Colón creían que se iban a caer por un precipicio al borde de la Tierra y se amotinaron. Colón les pidió tres días, al cabo de los cuales, en lo más álgido de las discusiones y reclamos, Rodrigo de Triana divisó... etcétera, etcétera.

De esta manera la mentada maestra me echó a perder buena parte de la historia de la cartografía. Otro poco y me graduo de secundaria creyendo que la siguiente afirmación era cierta:

"Que antes de Cristóbal Colón todo mundo pensaba que la Tierra era plana."

Lo cual, como muchos de uds han de saber ya, es una gran mentira. Hablo del alegado desconocimiento de la esferecidad de la Tierra en tiempos precolombinos, no de que piensen que la Tierra es plana (aunque hay algunos anónimos de los que no estoy tan seguro).

Esa idea se me quitó gracias a la primera lectura que hice de Cosmos de Carl Sagan. En el primer capítulo, "En la orilla del océano cósmico", escribe sobre Eratóstenes, un señor que midió la circunferencia de la Tierra, usando sólo palos, sombras y matemáticas por ahí del año 240 A.C. El método de Eratóstenes que describe Sagan era muy ingenioso y partía de la base de suponer que estamos montados en una gigantesca bola de barro.

Busqué más sobre los orígenes de la noción de que la Tierra es una esfera (porque Sagan no lo dice) y encontré que ese supositorio de Eratóstenes no era invento de él. Tres siglos antes, Pitágoras, afirmaba que la Tierra era esférica. Nomás que Pitágoras lo decía por motivos estéticos, no porque lo viera. Un poco más de cien años antes de Eratóstenes, Aristóteles juntó la evidencia que había para afirmar que la Tierra era redonda y zanjó la cuestión. Aunque tengo la impresión de que cualquiera que se parara a la orilla del mar, o que viniera acercándose a tierra desde el mar ya se había percatado que la superficie es esférica, con o sin ayuda de Aristóteles. Lo mismo vale para el que observara que las constelaciones australes, mientras se está más al sur, se ven más altas que desde una latitud más al norte. Esto que acabo de decir, también desbancaría el cuento de que los marineros de Colón creían que la Tierra era plana y estaban temerosos de caerse por el borde. Lo que pasó es que ya se habían hartado de las marrullerías de su capitán que hizo trampa alegando que la circunferencia de la Tierra era más chica de lo que Eratóstenes calculó. Si Colón no se encuentra América en el camino yo creo que lo hubieran tirado por la borda y Colombia tendría otro nombre, quizá Cocaloca.

Aparte de las fotos tomadas desde el espacio, la evidencia que más me gusta a mí de que estamos en una esfera (para aquellos que no tenemos el mar cerca o que no vemos las constelaciones tan seguido gracias a tanta pinche iluminación nocturna) es la que se ve durante las fases parciales de un eclipse lunar. El borde de la Tierra proyecta una sombra circular sobre la Luna, todo el tiempo, a cualquier altura de la Luna sobre el horizonte. La única figura que produce una sombra circular en cualquier dirección es una esfera. Si estuviéramos montados en un disco (como creían los más entusiastas miembros de la Sociedad de la Tierra Plana no hace muchos años o los mesopotámicos hace milenios) la sombre proyectada en todas direcciones sería una elipse (excepto cuando el disco está exactamente arriba o exactamente abajo de la fuente de luz).

El lado oscuro de la Luna (al menos el que vemos de este lado) durante un eclipse lunar es la sombra de nuestro propio planeta. Y en las ocasiones que he tenido oportunidad de verla, me provoca el mismo asombro y deleite. Como cuando uno se encuentra a alguien que le cae muy bien y a quien no se ha visto en mucho tiempo.

Para que vean que hay lados oscuros que arrojan más luz que todas las buenas intenciones puestas juntas.

9 comentarios:

Tod dijo...

:)

Luis dijo...

Clap, clap.

Me averguenza no haber pensado en el lado oscuro de la Luna (del que, por cierto no hablaste ni pizca, jajaja)

Lupe dijo...

Cuándo empezamos a ver la serie Cosmos que te regalé en Agosto pasado?

Rox dijo...

Cosmos es de mis libros favoritos!
Excelente post :D

¡Lánzalo a Stratocaster serial number no. 00001! (Lucas, obvio) dijo...

And if the cloud bursts, thunder in your ear / You shout and no one seems to hear / And if the band you're in starts playing different tunes / I'll see you on the dark side of the moon

Tum-tum..., tum-tum..., tum-tum...

*

Curioso lo que a cada uno le evoca el significante "Lado oscuro" je, je...

¡Ánimo!

Yo, simplemente yo también dijo...

Genial la última línea.

Negrabarba dijo...

Creo que necesitarías leer con más cuidado. El lado oscuro de la luna no se refiere a eso. De hecho, desde la tierra es imposible verlo. Lo que sucede es que la Luna gira en torno a sí misma de tal forma que, desde la Tierra, siempre estamos viendo la misma cara de la Luna. Lo que no podemos ver sólo se pudo conocer con las misiones lunares.


Aquí hay un lindo artículo que habla sobre la Luna


http://nineplanets.org/luna.html

controlzape dijo...

Sé cuál es el lado oscuro de la luna que dices tú. El que yo digo es el pedazo de sombra que hace la Tierra sobre la Luna. Es perfectamente válido llamarlo así también.

Manuel dijo...

También es otra forma de entender que a través de ciertas oscuridades, tras algunas sombras, es posible la iluminación, es posible hallar buena luz.

Saludos.

Blogalaxia