domingo, 4 de octubre de 2009

Circunferencia Irregular



Amanecí con dolor en el triángulo y taquicardia circular. El doctor me recetó dos rectángulos cada cuatro horas pero puesto que soy alérgica a los paralelogramos hube de soportar fuertes dolores que casi me cuestan el polígono entero. Como si eso no fuera suficiente, me detectaron un romboide en el ovario derecho una semana después -noticia que acongojó a mis padres muy profundamente a pesar nunca haberse enterado de la misma- por lo que fui internada en urgencias geométricas inmediatamente.

La verdad me resigné: firmé una carta donde autorizaba la donación de todos y cada uno de mis poliedros, escribí mi testamento militar – sin ninguna validez porque no tengo vínculo alguno con el ejército- y llamé a un sacerdote católico a pesar de profesar el judaísmo para confesarle todos mis pecados. Era el fin.

Dos días después me dieron de alta.

Mis síntomas habían sido producto de una ingesta exagerada de café y el romboide resultó benigno. Regresé a casa mucho muy aliviada y más viva que nunca. Celebré la buena nueva comiendo pescado a la veracruzana durante mes.

Hace un año de aquello. Es extraño voltear atrás y ver a distancia esos problemas que en su momento parecían gigantescos y ahora son tan pequeños. Visualizarte cuando quisiste rendirte, cuando te resignante, cuando pensaste que era el fin, cuando te acostumbraste a perder, cuando fuiste un tonto. Y entonces reírte de tus exageraciones y tus dramas.

Antes me daba miedo crecer, ahora me encanta. La vida no es un círculo perfecto pero sigue siendo un círculo.

Felicidades, Recolectivo.

18 comentarios:

Alejo Carpentier dijo...

El texto, aunque pueril y plástico, es ingenioso y contiene - no sé si voluntariamente - un distintivo metafórico sencillísimo y ligero:

El tiempo y los pesares. Ojo: No juntos, ni combinados. El tiempo y los pesares, ambos como fundamentos esenciales de que "algo" está sucediendo.

La autora comparte su experiencia de ver atrás y contemplar la insignificancia del pasado. Eso interpreto, y además, es adorable la representación geometrica de los males físicos y metafísicos. Otorga la impresión de que la vida es un cubo de rubik.

Quizá lo único recomendable - y no soy yo quien lo recomienda, sino el sentido común - es la búsqueda de un lenguaje más rico y el hallazgo de un ritmo primordial. Eso permitirá a la autora, que sus reflexiones hallen sinuosidades y extrapolaciones admirables.

Saludos.

VíctorMireles dijo...

Para mi gusto está más bien malón... un intento fallido de Flatland de Abbott.

Philipo dijo...

Puees por lo menos la srita. pelo ya regresó de estar perdida.

Puro Nobel dijo...

Aquí comenta puro Nobel de literatura. Estoy sorprendido.
Ya nomás falta "Lobo Estepario" para completar el póker de mamones.

Pelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pelo dijo...

Ejem... ni idea de qué sea Flatland de Abbott pero me alegra haber intentado fallidamente copiarle (¿?)

Palmas para Alejo Carpentier por su crítica costructiva, inteligente y objetiva. Creo que es la ÚNICA que he recibido en mi año y medio como bloguera con esas características. Este es un momento histórico.

Y sí, falta un largo camino por recorrer. Seguimos trabajando.


Gracias por comentar y saluditos.

Marco dijo...

A mi me gusto ... es increible como pasa el tiempo, es bueno ver en retrospectiva porque de lo contrario corremos el riesgo de perdernos.

Alegría Buendía dijo...

Alegría encontrarla de nuevo por éstos 'lares señorita Pelo ;). Ingeniosa, como suele ser.

Lobo Estepario dijo...

¿Ah? ¿Que yo soy qué...?

Anónimo dijo...

un pendejo!

Kyuuketsuki dijo...

Entonces, la vida es un óvalo o un geoide.

Mi teoría del universo perfecto acaba de irse por el caño, gracias.

Anónimo dijo...

MAmasita onde andavas

Rocío dijo...

Me gustó mucho tu texto

Morinakemi dijo...

Te extrañaba.

Besos

Falcon dijo...

Me encanto tu texto, sencillo e ingenioso.

Tu pelo está horrendo. dijo...

Sólo para aquellos que desconozcan a Cortazar podrán maravillarse con las entradas de Pelo.

Está bien tener ejemplos y modelos, y crecer bajo la sombra de un autor que nos encantó, pero esto ya son simples copias erradas de alguien carente de estilo, esencia y personalidad.

Pelo: Conviene más copiar integralmente las obras del Cronopio mayor que hacer tu triste intento con tu orgullo ortográfico que se fractura en tantas ocasiones.

El mundo puede soportar a los malos y mediocres, pero no a los putos copiones.

Pelo dijo...

¡Vaya! Ya era hora de que alguien lo notara.

Me han dicho que le copio a tal o cual (que ni conozco ni he leído) muchas veces. Yo misma tuve que aclarar en mi blog que si soy una copia de alguien es de Cortázar.

Pero al fin.

Anónimo dijo...

A mi me encanto ! es una forma de llevar nuestro pasado, disfrutarlo & admirarlo , por que de alguna u otra forma "El pasado es la base de nuestro presente, como el presente la del futuro"


;)

sigue escribiendo.
Te leo!

Blogalaxia