jueves, 8 de octubre de 2009

El anónimo excéntrico



Si tuviera que hacer una taxonomía provisional de los anónimos más notables que he conocido en los 53 meses que llevo pitorreándome de dislates en mi blog, obtendría una lista de cinco items, cinco:

1. El religioso agraviado: Este ejemplar halla intolerable algunas de las irreverencias que posteo, al grado de que me ruega que respete sus creencias. Poquísimas veces he tenido chance de considerar con seriedad tales peticiones pues después del habitual “HIJO DE LA CHINGADA RESPETA a [aquí va un nombre de personaje ficticio del panteón del politeísmo católico]”, el discurso continúa con promesas de torturas eternas en el infierno. Lo cual me parece un castigo excesivo y desproporcionado sólo por algunas líneas que escribí. Después de leer esos exabruptos amenazantes me quedo sintiéndome como Salman Rushdie, pero en seguida reflexiono “controlzape no seas güey, tu no aspiras a ser Salman Rushdie ni este fundamentalista wannabe tiene la convocatoria de un ayatollah”, y salgo a caminar muy quitado de la pena, meditando las razones por las que diosito escoge como abogados a fulanos tan inarticulados. Quizá sea por que no existe y los inarticulados son mayoría entre sus fans.

El único anónimo religioso que llegó a alarmarme durante 1/2 minuto fue un budista (o eso decía que era) que se ofendió mucho cuando dije que la Exposición Reliquias del Tibet me había parecido montada como puesto de mercachifle de pasaje esotérico y que las mentadas reliquias quizá no fueran distintas a cuentas de vidrio. El anónimobudista me prometió, vía mail, con gran entusiasmo, ir a buscarme a mi casa para matarme (así dijo, no exagero). Durante ese ½ minuto, pensé que cada vez que saliera de casa, corria el riesgo de enfrentarme a un monje shaolin pegando brincos de decenas de metros, listo para darme 500 patadas en el aire antes de dejarme caer muerto al suelo con cara de desconcierto. Tales escenas se desvanecieron cuando me dí cuenta que si el anónimobudista peleaba como escribía lo más seguro es que yo trapeara el suelo con él (o ella), sin mucho esfuerzo de mi parte.

2. El médico brujo: No es tan estridente como su primo hermano el religioso agraviado pero sí es más insidioso. Empieza alegando la existencia de fenómenos inexplicables y luego hace un brinco, que cualquier electrón envidiaría (si los electrones pudieran envidiar), diciendo que [aquí ponga el lector su magufería médica preferida] es hecho comprobadísimo y que está siendo estudiado por científicos (que no puede mentar o que resulta que no lo son) en todo el mundo.

El más necio con el que me he topado es uno que vende sustancias diluídas hasta la inutilidad con las que juraba que curaba la gota, el cáncer, el mal aliento, la diabetes, la sordera y hasta “el mal de amores”. No volvió a aparecer cuando le solicité un remedio homeopático para dormir que, ingerido en dosis mayores, sirviera para matarme.

3. El creacionista con problemas de lectura: Cuando menciono a Darwin (y más este año que se cumplió el bicentenario de su nacimiento) el anónimo creacionista pone de manifiesto un defecto de percepción muy extraño. Yo digo “Darwin” y él entiende “tu chingada madre se acaba de bajar de un árbol”. Este anónimo es el que más sufre por la disparidad entre lo que digo y lo que él entiende. Sus participaciones son esporádicas, como cometa de sexta magnitud.

4. El conspiranóico lunar: De esta especie yo creía que me había librado hasta que se me ocurrió escribir cuánto costó mandar a unos fulanos a la Luna y regresarlos vivos. De pendejo, crédulo y progringo no me bajaban. Cuándo les solicité evidencias (de la falsedad de las misiones Apollo, no de la condición humana de la idiotez, que de esas ya tengo, gracias) abandonaron mi blog para ir a aullarle a la Luna.

5. El millonario ocioso: Debido a una bosta que escribí sobre la probabilidad de ganar el primer premio del Melate, no falta quien me diga que ya se ganó el primer premio y, entre onomatopeyas que leídas en voz alta se parecen al sonido que hacen las hienas, me comunica que yo nunca pasaré de ser pericoperro. A veces me imagino a un señor millonario tirado en su cama, repleta de billetes, escribiéndome esa cantaleta como remedio de ocio. Otras veces me imagino a un ganador del Melate que súbitamente quiere aprender matemáticas y necesita deducir la fórmula para calcular las probabilidades de ganarse el primer premio e ir corriendo a presumírsela a sus amigos. Y la mayoría de las veces, creo que es un oficinista ofuscado por perder media quincena en boletos no premiados.

Como pueden apreciar, los anónimos notables en mi blog además de cultivar el exabrupto irreflexivo, tienen ideas rarísimas sobre el funcionamiento del Universo. Son muy instructivos.

En cambio los anónimos que me he encontrado aquí en Recolectivo suelen ser monotemáticos. y ofrecen poco aprendizaje. La mayoría se especializa en la crítica literaria minimalista: del “escribes de la verga” y del “ya córranlo” no pasan. A esos les tengo un mensaje, también minimalista, para que lo entiendan: se chingan.

Hay otra especie de anónimo y es la más numerosa, a esa la he bautizado como "aspirante a anónimo excéntrico". Lo que tiene en común con las variedades que he descrito es el gusto por el anonimato pero nada más. Al contrario de los mencionados, su presencia es anodina e insustancial y no hallo alguno que sirva para otra cosa que desencadenar una serie de bostezos. A esos les borro sus comentarios y los invito a que visiten la página del Vaticano. Ahí si reciben con los brazos abiertos a los más soporíferos.

16 comentarios:

Kyuuketsuki dijo...

Los anónimos más interesantes son los religiosos. Es simpático ver las cantaletas que hacen y las chilladeras por tratar de demostrar "racionalmente" la validez de su creencia.

Te faltó mencionar una clase de anónimo troll especialmente malaleche: el que forma parte de la familia y "revela" tus "oscuros secretos" en el blog. Coincido: los anónimos de tu blog suelen ser mucho más interesantes que los de rec; donde solo saben decir "VETA A LA BERGA PUTOOO JAJAJAAAA"

controlzape dijo...

Ah sí, ya cuando a uno lo empiezan a trolear hasta sus carnales ya se alcanzan cotas nuevas.

Rox dijo...

Excelente tratado natural.

Vientos.

Morinakemi dijo...

estaba leyendo uno de los comentarios de anonimos,el de la virgencita:

"Anónimo dijo...
saben k ijos de su puta madre ultimadamente si no kieren seguir saviendo nada de la virgen de guadalupe pues vayance mucho al la verga. bola de pendejos y si no les parece lo k digo me vale verga por mis guevos se pueden ir mucho a chingar a su puta madre a la perra k los pareo pinches morros pendejos. A todos los perros k no respetan a la virgen morena la madre de mexico k se vallan mucho al cocho. y SI PUTOS LA MADRE DE MEXICO GUSTELE A KIEN LE GUSTE Y DUELALE A KIEN LE DUELA.

Todos ustedes a mi me la perez prado putosssssssssss
"

jajajajaja,no mames hasta parece que discutiste con un seguidor del america o fanatico/idiota similar. sobre el segundo...yo a veces me considero "budista". y algo que "nos" caracteriza a los "verdaderos" budistas es: la opinion de los demas nos vale madre. el esoterismo comercial de modas del new age e imagensitas de la santemuerte, tambien.

sobre los que siguen: son una bola de pendejos

hare khrishna, saludos...

Manuel dijo...

Son rarísimos tus anónimos, viejo. De verdad. Pero en realidad no aspiramos a tener anónimos normales, o anormales. Creo que solamente aspiramos a NO tenerlos, o a tenerlos SIEMPRE. Es una cuestión de resignación, parecida a ir en un vagón del metro lleno de gente que odia el baño, o vacio pero con un tipo conspicuo que parece asesino en serie.

Hay que levantar los hombros y decir: Ni modo, es el precio de vivir en sociedad.

Jejeje.

Saludos.

Anónimo dijo...

Ta bueno el analisis. A todos los bloggstars les valemos verga los anonimos, entonces porque se toman la molestia de hacer tema de la semana, como dice el huevo: misterio.

Con este tema semanal, ahora nos sentimos mas valorados y parte fundamental del bloggstar.

la neta comento anonimo porque abro cuentas y se me olvidan, asi que asi es mas facil, aparte de que casi nunca comento, pero aunque comentara con cuenta seguiria siendo anonimo, porque ni modo que vengan a partirme la madre hasta aca a punta de la verga o que la Rox venga a mamarme el pito hasta aqui.

Humbert C. Christopher dijo...

Tienes los anónimos más interesantes, de eso no hay duda.

Drumstick dijo...

Que onda. Nunca me habia dado la vuelta por tu blog hasta ahora, estan chidos tus posts, ora si que mis felicitaciones jejeje.

En cuanto a la raza, pues simplemente ocupan un ente externo para sentirse menos pinches, menos culpables o simplemente sentirse valorados.

El escepticismo deja de serlo cuando la raza que tiene acceso a wikipedia pregona de que sabe un chingo, ora si que todos al querer ser diferentes resultan ser iguales entre si.

Por ultimo, la raza (y me incluyo) lo que mas odian, o lo que mas critican es lo que son ellos mismos. Asi que en realidad, no hablan mal del autor, sino que hablan de si mismos.

Saludos!!!

Anónimo dijo...

"VETA A LA BERGA PUTOOO JAJAJAAAA"

Anónimo dijo...

El primer anónimo de este post tiene toda la razón, no entiendo la pendejada contradictoria de decir que no les importan los anónimos y hacerles un tema semanal. Dime de qué presumes te diré de que careces dichos muy viejos pero igual de vigentes y útiles.
Este recolectivo es la casa de los pusilánimes, relegados de la vida, en su mayoría personas odiosas hurañas y con ínfulas de escritores, cuando solamente dan pena sus intentos vanos, si esta manera de escribir que tienen vale algo, es solo un clavo y nada más. Casi todos viven sin pareja o hijos, dicen vivir la mar de felices con ese ritmo de vida, el más patético de todos el tal manuel (así con minúsculas porque es una persona pequeñita e insignificante) pregona un estilo de vida HUEVON digno de un fracasado cualquiera, no trabajar, salir a correr, leer libros tirado en una banca de quien sabe dónde, dando lastima todo el día, ir a la casa de su mama a usar el internet, o ir a un cyber y en no más de 15 minutos escribir un texto digno de lastima, y que causa a asombro a unos cuantos pendejos.
Si yo fuese padre de uno de estos 5 sentiría mucha pero muchísima vergüenza manuel, luis, guffo, salaverga y rox sus tristes vidas si dan ASCO son vacías y el caso del guffo aquí es remarcable se queja del mundo constantemente, pero pinche pelón pendejo no se da cuenta de que gente como él también es parte de la causa de todos los males, porque no le interesa nada más que el mismo.

Pues también voy a ser minimalista HIPOCRITAS

Manuel dijo...

Jojojo. Nada mas lean a este pobre pendejo, que ya cree que me conoce por los ditirambos que aqui escribo. Si mañana escribo que la mejor forma de vivir es casándose, tener hijos y trabajando de nueve a seis, este cabrón va creer que tengo razón y estará de acuerdo conmigo, o quizá no, porque al final lo único que desea es recriminar todo aquello que no se parezca a su opinión. Y como alguien dijo por ahí: las opiniones son como los culos, todos tienen uno.

Lo que si, es que alguien debería decirle que no es bueno creerse todo ni dar por hecho todo lo que se escribe y lee en estos sitios. De verdad da mucha lástima descubrir tanta inocentada...

¡Lánzalo a Lucas! dijo...

Yo resaltaría la pobre y viciada condensación de significados que contiene la palabra "anónimo" dentro de este ambiente, sobre todo si consideramos que el "anónimo" propiamente dicho es uno de los autores literarios más prolíficos de todos los tiempos, y eso sin mencionar que las mejores cartas de amor son, de hecho, las que se escriben bajo la rúbrica del anonimato.

Anónimo dijo...

No terminé de leer. Pero me dieron ganas de dejar un Anónimo.

MarillTachiquin dijo...

Esta muy interesante tu entrada, en especial como pones ejemplos de cada anonimo y tus reacciones, esta muy completo. Esta chido como te tomas los comentarios de los anonimos por lo que son: simples palabras al aire dichas por alguien que se esconde atras de una pantalla.. Aaah, la magia del internet jeje

Me gusto mucho tu blog, creo que cuando termine con el trabajo que traigo le voy a dar una leida general (no creo que alcance a leerla toda jejeje, aunque no se que tan extensa este).

Suerte con tus anonimos y que siga la diversion! =)

Guffo Caballero dijo...

Después de irle a aullar a la luna y no ver hombres en ella, vengo a leer esto y me pareció bien chingón jajajaja.

Saludos.

Pancake dijo...

Changos.
Eso del anónimo religioso y el budista lleno de puñitos furiosos, me hace preguntarme que hago mal para no tener la atención de gentes tan finas como esas.

Tendré que reevaluar mi vida.
x)

Blogalaxia