martes, 1 de diciembre de 2009

En teoría



"Muchachos, el plan es muy sencillo", les dije yo. "Si hacemos todo como se debe, cuando el tipo salga nos quedará de frente, despejadito, sin nadie que pueda meter las manos a tiempo; cuando los otros reaccionen ya va a ser demasiado tarde".

"No es que seamos malas personas", les dije yo. "Yo les sugiero que salgan a preguntar a la calle a quién de allá afuera no le gustaría, sinceramente, que al fulano se lo cargara la huesuda. Lo que pasa es que nadie tiene la visión, ni las agallas; muchos ni siquiera saben cómo conseguir una fusca. Por eso más bien véanlo como una cosa de altruísmo, como un servicio al país".

Cuando hicimos el plan nomás éramos tres; el que iba a estar águila y los otros dos para dispararle. Luego se sumó el Mario. Me imploró durante semanas, él sentía que tenía un deber moral con sus hijos y que era su tarea. Al final lo acepté porque luego luego noté que no tenía nada de miedo.

"Esa salida ni está vigilada ni nada", les expliqué. "Lo que sí tienen que calcular es la altura del fulano, porque a veces la tele lo hace parecer más alto; así que acomódense de manera que no se les vaya el torso. Al torso, a darle dos tiros en diagonal, a que no le fallemos y no comprometamos la huída", les dije yo.

Total que así lo hicimos. Esa tarde yo fui el águila, traía el carro también. A'i nomás adelantito estaba el otro carro para hacer el cambio y la moto para que se fueran dos. Estaba bien armado, ¿eh? Yo le aseguro que de no haber pasado lo que pasó, nunca nos hubieran agarrado; en teoría, el plan era perfecto.

Los muchachos se pusieron en posición: dos tiradores bien buenos, sangre fría, rapiditos. Mario estaba encargado de abrir el espacio del otro lado si los del Estado Mayor Presidencial cerraban la ruta hacia el carro. Vimos abrirse la puerta, ahí venía; hasta el carro alcancé a ver el reflejo del sol en la calvita y en los lentes del fulano.

Entonces, lo que nunca esperamos: el pendejo se tropezó. Así nomás, de ir caminando con su cara de pendejo, de pronto las patas se le enredaron con la alfombra y ¡suelo!, justo cuando los muchachos le dispararon. Lo que siguió entonces fue un desmadre: las balas de dieron a los e-eme-pes, los otros brincaron encima, cubrieron al chaparrito y trataron de sacarlo de ahí.

Fue entonces cuando el Mario, muerto de coraje, se les fue encima a todos, extendiendo las manos hacia el fulano como para quererlo ahorcar. Nomás oí las balas: "papá-pa". Pensé que los tres estaban muertos, y fue cuando me arranqué. Pero mire, el que vivió rajó y aquí estamos.

La gente dentro de poco nos va a olvidar, ¿verdad? Porque no logramos matarlo. En cambio el fulano sí va a pasar a la Historia sin que el mundo sepa que se salvó por pendejo. Nomás por eso se salvó; porque en teoría, el plan era perfecto.


14 comentarios:

Nikko 2.0 dijo...

Mi querida Chila, creo que de tanto odio ya andas soñando con eliminar al Calderas. jijiji, así hay tipos que hasta la pendejez les ayuda a salirse con la suya. Genial como siempre!

Miguel dijo...

¿Chaparrito, con lentes y medio pelón? Creo que en alguna parte lo he visto.

¿Será acaso el responsable de que cada día tenga que pagar más impuestos y el dinero me rinda menos?

Aunque tampoco me sorprendería que en una de estas se la aplicaran a "Juanito", la creación del peje.

Saludos!

PurpleK dijo...

jajaj muy buena historia. Me recordó demasiadooo a la película de Matando Caboss... apenas leí la primera línea y sentí que estaba en un lugar conocido...
Muy buena historia. Cómo se nota que no eres aficionada de los políticos...
Ni yo lo soy

Anónimo dijo...

no se por que pense en colosio

Anónimo dijo...

yo en Paco Stanley

Anónimo dijo...

y yo en llevarlo a cabo... claro está si el chaparrito coopera y no se tropieza
jajajaja

RoJeSaGa dijo...

Chale, esto se podría considerar traición a la patria o teorías de conspiración contra el Estado, pero como bien dices, es más bien Servicio a la Nación. jajaja. Igual a este chaparrito no lo tenemos que zumbar otros 3 años, pero que no nos vuelva a pasar...mas el futuro es negro y poco prometedor.

Chilangelina dijo...

Que conste que yo no dije nombres.

Chilangelina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PEPMAC dijo...

Así es...nunca dijo nombres...pero es curioso que en la descripción del "suertudo" te llegue a la mente la imagen de Feli"pillo" (al menos a mi), jejeje

PEPMAC dijo...

PD...ya ni comente...esta genial!!!, gracias Chila

Daniel dijo...

Mejor hubieran planeado chingar al gordo de la SHCP. Necesitas ser un pésimo tirador para no acertar un solo tiro en esa mole.

Manuel dijo...

Apoyo la moción de Salinas. Unos plomazos al marrano de Carstens. Pero con escopeta, porque con tanta carne, una sola bala es hilo en capa de rey.

daniela sfm dijo...

jajajaja muuuy bueno, me hizo soltar carcajada fuerte. pinches tropezones.

Blogalaxia