lunes, 19 de abril de 2010

Soñando.






Tengo veintisiete años y no tengo casa, ni marido, ni hijos, ni dinero, ni trabajo (espero que esto último cambie pronto, como dice mi yo interior: en esas ando). Lo único que tengo son sueños. Estoy en la etapita incómoda de un principio. No la padre donde las ilusiones te ayudan a nada más ver lo bonito... sino en esos principios donde la realidad te golpea la cara constatemente y te hace tambalear.

Este principio tengo que sobrellevarlo y lo hago con más tenacidad de la que dispongo. Ni es mi idioma, ni son mis amigos, y todo es tan espantosamente desconocido (y lleno de momentos embarazosos que dentro de unos años se convertirán en algo gracioso -espero-) que me cansa y me asusta. Lo que me mantiene constante son mis sueños. Los sueños que construyo, los sueños que me han llevado por el camino difícil desde hace ocho años. No me doy baños de grandeza: me han ayudado mucho... he tenido amigos y gente que me ama que cada pasito lo han hecho más fácil. Y aún así de pronto me suelto chillando en los rincones de la nada, aún así me siento desvalida a ratos. No me he acostumbrado.

Algunas veces veo a las personas que todo se les da de la nada (léase buena suerte, palancas, dinero, relaciones)... y me pregunto si mis ganas de hacer las cosas a mi modo no es lo que me tiene batallando tanto. Probablemente lo sea. Pero aún así, no cambiaría mi idealismo por una existencia zombie llena de clichés, por una telenovela predecible chafa.

Mi evangelio son mis sueños. Absurdos, tontos, cansados, ñoños, mágicos, lentos, inconstantes. ¿Lo más incoherente? Los cambio muy seguido.

Pero me sigue gustando más así.

5 comentarios:

YoSabina dijo...

Ser uno mismo vale más que tenerlo todo resuelto.

YoSabina

SeleniuxBR dijo...

suele pasar que al hacerlo a nuestro modo es lo mas dificil pero al final creo vale la pena

Rox dijo...

Pues vete acostumbrando, el sentimiento no cambia :P

●•• √эиuⓩ ••● dijo...

Los sueños siempre estaran presentes, siempre soñaras con más y con más, de ahí que nuna serán los mismos, quizá ya hayas logrado muchos sin darte cuenta...

De hecho, creo que la vida es un sueño!:D

Saludos!:D

Luisz dijo...

Sin embargo, hay veces en las que, en aras de perseguir tus sueños tienes que desviarte y tomar caminos que no son del todo agradables, que no son tan concordantes a simple vista con los sueños y que, si no tienes cuidado, pueden llevarte a la irremediable perdición...

Blogalaxia