viernes, 21 de mayo de 2010

Esto no es





El día de su boda, justo antes de entrar a la iglesia, Jesús Reyes recibió de manos del párroco una servilleta con una breve nota:


No puedo casarme contigo. Ser tu esposa me haría una mujer miserable. Intentaría explicarte más, pero eres inflexible ante cualquier razón que peque de no ser la tuya. ¡Buena suerte!
A.


El hombre dobló la servilleta con todo cuidado, la metió en el bolsillo interior de su saco e inalterado pasó al altar para avisar a los asistentes la cancelación de la boda.

Jesús se despidió rápidamente de su familia sin mostrar la más mínima señal de asombro y tomó un taxi a su departamento. Abrió la puerta, se cambió y colgó su traje de bodas, se preparó un café, se sentó en el comedor, desdobló la servilleta con más cuidado y la leyó una y otra y otra vez.

Él no podía ser un hombre inflexible e irracional. Él no podía hacer miserable a la mujer que pensaba amar. Él no podía ser la causa de la huida de su casi esposa. Él no podía... Pero la carta decía todo lo contrario. ¡La maldita carta! ¿Cómo podría deshacerse de sus palabras?

Ingeniero de profesión y supuesto poeta por frustración, Jesús llegó a una sencilla conclusión: tendría que invalidar las breves líneas de A. antes que estas terminaran por aplastarlo. Pero los argumentos de la carta no parecían ser ilógicos y tampoco inválidos para cualquier otro lector. Todo en esa servilleta parecía estar en su lugar, todo parecía ser cierto, pero no lo era. Debe haber alguna manera, se decía incansablemente, ¡debe haber alguna falla!

Por semanas, Jesús se rodeó de diccionarios, enciclopedias y teorías de la escritura. Buscó los significados y las derivaciones de miserable, inflexible, razón y otras tantas palabras, intentando encontrar una contradicción que no existía. Buscó verbos mal conjugados, verboides, sujetos directos e indirectos que no pertenecieran a la oración. Buscó adverbios, sustantivos y conectores fuera de lugar. Buscó todo y encontró nada.

Un mes dedicó el hombre a la invalidación de la malvada nota, y cada noche sin respuesta la pequeña servilleta desdoblada sobre la mesa del comedor pesaba más y más sobre su alma.

Una noche, mientras Jesús consideraba las bondades de diluir un poco de arsénico en su café matutino, la respuesta llegó a su mente. El hombre corrió al librero en una esquina del departamento, sacó un libro más que viejo y lo leyó toda la noche, hasta encontrar el fragmento deseado. Entonces, cerró el libro, caminó hasta la mesa del comedor, tomó la servilleta, la leyó una vez más, hizo una rápida cuenta y respiró aliviado.

La nota tenía tres líneas, sólo tres. De acuerdo con la teoría que Jesús leyó aquella mañana - y que nadie más conoce, recuerda o parece haber atendido - cualquier argumento que desee ser sostenible debe tener por lo menos cuatro líneas, aunque idealmente deben ser ocho. El texto también debe componerse por cinco o seis oraciones, con un máximo de catorce palabras cada una. De lo contrario el argumento no era un argumento.

Él no era un hombre un hombre inflexible e irracional. Él no podría hacer miserable a la mujer que pensaba amar. Él no había sido responsable de la huida de su casi esposa. La nota era falsa, insostenible, injustificable y además, toda una falta gramatical.

Sonriente y campante, Jesús arrugó la servilleta y la tiró al bote de basura más cercano. Después, guardó todos sus libros y se alistó para ir a trabajar y presumir su gran hazaña a todo el que cruzara por su camino.

- Esto no es un párrafo.

20 comentarios:

EL PERRON dijo...

súblime cabron...súblime. Claro que no faltara el puto e-critico literario.

Dib dijo...

Secundo a "El perron". Simplemente genial texto. Chingonsísimo.
Ya le hacía falta algo así al Recolectivo.

Danielov dijo...

Oh, vaya, un Recolectado que no se halla amodorrado por los calores de mayo... Enhorabuena.

Andreinski dijo...

Tons... ¿se llamaba Jesús o José?

Me gustó =)

Pancho dijo...

Jesús!! porque lo que se dice primero vale más xD jajaja

juan carlos rodriguez pelayo dijo...

Todo es a propósito.

Joel BD dijo...

Padre tu texto me gusto... como somos pendejos tratando de racionalizarlo todo, en especial los sentimientos de las pinches viejas...

Beto dijo...

Perdonen el descuido. En la versión original el hombre se llamaba José, pero decidí cambiarlo a Jesús para ahorrarme reclamos de quien inspiró el texto.

Ya corregí el error y queda Jesús oficialmente.


Muchas gracias por los comentarios.

José de la Cruz dijo...

Sublime, excelente texto.
Realmente me atrapó. No soy un experto en literatura, que si la prosa no se que o la gramática no se cuanto. Yo solo se que este texto esta a la altura de muchos otros con mas prestigio.

Saludos

Uvé dijo...

Este ya lo habías publicado

Beto dijo...

Sí, en el blog personal hace como un año pueden encontrar la versión original de la que hablaba, con José y no Jesús.

Sabina dijo...

me gusta! me quedo por mas. un saludo, te sigo.

Kuruni dijo...

Chidísimo.

Anónimo dijo...

Wowww !!!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo: un texto ad hoc para el tipo de lectores de recolectivo.

felicidades!

Eo dijo...

la ultima linea, cerro bien el post, que chingon, una linea mas y se deprimia

El mañoso panzon y prieto. dijo...

Una noche,mientras Jesus consideraba.....

De acuerdo con la teoria que Jesus leyo aquella mañana....

Solo una duda, leyo ese libro en la noche o en la mañana? se paso toda lo noche leyendo hasta amanecer?

Beto dijo...

Efectivamente, leyó toda la noche. Había pensado que "por horas" explicaba esa idea adecuadamente pero tu "leer hasta el amanecer" parece mucho mejor.

Con tu permiso lo utilizaré para dejar más claro el texto. Gracias.

Chilangelina dijo...

Bravo.

Anónimo dijo...

Everyone who is into style depends on a great stylist to look good and help with hair issues and problems.
This article will explain the hair product diversion conspiracy
and list ways that you can determine whether
or not the beloved salon brand you saw in Walgreens last week was truly
diverted merchandise or strategically placed by the powers that be.
Its intention is to offer you ideal cosmetics which are
safe and substantial in quality, all the way through the world.


My site ... hair products

Blogalaxia