sábado, 22 de noviembre de 2008


Algunos miedos, gustos o estupideces -de niños- se vuelven obsesiones:

19 comentarios:

Anónimo dijo...

primis

Anónimo dijo...

ya te bajaste de tu hamaca inche guevon ??

Luis dijo...

"una tia guapa" jajaja, che compadre lujurioso e incestuoso

Julio C324r dijo...

Volar...

Como chingados no!

Toncho dijo...

Ahuevo!! Ya hacía falta un cartón tuyo en recolectivo. Muy chingón, buen fin Guffowski!

gaby dijo...

estoy de acuerdo con Toncho

Taquero Narcosatánico dijo...

Lo de tía guapa es en el sentido español, ¿no?

Jolines.

Nina dijo...

wowww
eres el Chimi, ahora lo entiendo jejeje, besis buen finde :o)

Falso Profeta dijo...

Yo también me volvía loco por la arena movediza, jugaba a que mis tortugas ninja se ahogaba alli o algo. Supongo que veías peliculas de indiana jones cuando chavito y de alli el encanto.

Ing tedO dijo...

chuecolectivo

Lorena Ceballos dijo...

Y luego como perdiste las manias raras esas?

salaverga dijo...

No mames dinosaurios.. yo tenía mi propio Jurassic Park en el patio con monitos y la madre.. estas nuevas generaciones no conocerán una infancia tan pura como nuestra generación

Barbara dijo...

vivan tus dibujos padres!

Srta. Pelo dijo...

Jajaja "haz una vuelta de carro".

Anónimo dijo...

el falso proxenta le tiene miedo a las inundaciones que año con año arrasan su bello pero humilde pueblo.

Rox dijo...

de la tia guapa ya has contado, ja
Muy bonito post :)

miguelangelh dijo...

el color de los calzones de las niñas, ja, tuve que leer dos veces, la primera leí "el olor de los calzones de las niñas" jaja

Hattori dijo...

Me hiciste recordar la primera vez que me tiré del trampolín de 10 metros a la alberca olímpica donde aprendí a nadar...



Saludos.

ZERO dijo...

Nunca deje de volar Maese Guffo, nunca.

Blogalaxia