sábado, 6 de diciembre de 2008



De niño, experimentando en la cocina con mis amiguitos, me tomé huevos crudos con sal porque me retaron. Recuerdo bien que los echaron a una botella de Jumex de mango vacía, entonces el huevo, al tener el mismo color más o menos que el jugo de mango- provoco en mí una sensación que no he podido olvidar nunca. Siento un profundo rechazo fisiológico hacia el jugo de mango, porque me marcó para siempre ese momento.

Asimismo, por una inyección durante mi infancia de religión concentrada, en la forma de escuelas católicas privadas y la asistencia forzosa a las (sacristías? cómo se llaman esas madres unción de enfermos, primera comunión, confirmación?), y la inexplicable transición familiar al cristianismo sin denominación de misas de tres horas con un pastor ex-cholo, siento un profundo rechazo fisiológico hacia las instituciones religiosas.

Este es un tema el cual odio pero que a la vez dispara mis endorfinas del placer ENORME que me da gritar de él y saber que estoy en lo correcto.

Este es un tema tan complejo que siento ahorita como cuando quieres limpiar tu cuarto y es un cagadero y no sabes ni por donde empezar y mejor te vas a ver la tele un rato, o te bañas, o le hablas a tu mama para ver como ha estado.

En breve, la religión ha sido contra lo que mas me he rebelado en toda mi vida, por muchas razones, las cuales todas son . Considero que el fervor que tienen las masas nace de una combinación de miedo, ignorancia y poca confianza en uno mismo.

Mucho tiempo confesé ser ateo ante la decepción e incredulidad de mis padres, y de mis primitos en las reuniones familiares. No me conforme con nomás no ir a misa, o ir a misa y pendejear con morritas en Santa Elena, sino que siempre de hocicón oveja negra.


Les confieso que los tiempos han cambiado y ahora como muchos veteranos de guerra de años de inútilmente discutirlo -algunos de ustedes deben saber a que me refiero- permanezco callado cuando se abre esa discusión.

Permanezco callado porque siempre es la misma, porque tiene mas sentido pelear a golpes contra el Océano Pacifico.

Pero como toda etapa de rebeldía, tiene su fin.


Los católicos se hacen cristianos sin denominación se hacen ateos se hacen agnósticos se hacen deístas.

Agnóstico es no saber si existe Dios o no, pero darse cuenta que nunca vamos a saberlo.

Deísta es aceptar la existencia de Dios y punto. Benjamin Franklin era deísta- y borracho y culeador-.


¿A qué voy con todo este escupidero?


¿Realmente contra que nos hemos rebelado? Hacemos exactamente lo mismo que TODAS las pasadas generaciones. Yo les aseguro que en el siglo XV el joven Tetuac le dijo a su madre azteca, Mixotl:

- Madre, he decidido no ir al sacrificio de Quetzalcoatl a media luna, me iré con mis amigos a jugar con el jaguar que se encontró Xochitl.
Mixotl seguro casi se desmaya y el papá guerrero llegó lleno de sangre esa noche y durante la cena exclamó, golpeando su mazo sobre la mesa- etc.


Yo les aseguro que Tetuac antes de morir por rubéola exclamo:

- ¡Huitzilopochtli! Permíteme cinco lunas mas de vida y te juro que-

Y fue decapitado por un español gordito.

26 comentarios:

segundom dijo...

otro pedo los tacos de papa de santa elena.

Anónimo dijo...

es que tenemos que sentirnos importantes en el universo, porque si hacemos de lado esa agradable mentira y si admitimos que no somos nada, estaríamos en la antesala del suicidio. digo, pa qué vivir no?

voy a darle mi diezmo al pastor, regreso.

Dr.Muerte dijo...

Pues mi papa siempre nos ha educado ateos, no nos bautizaron, no hicimos primera comunion, nunca hemos ido a una iglesia y no creemos en dios y tiene razon: todas esas instituciones manipulan a las personas y mediatizan el pensamiento de la gente, haciendola creer no puede valarse por sus medios para salir adelante, es bastante triste en realidad.
Es debilidad mental.

Anónimo dijo...

no mames traigo una cruda de la verga

Anónimo dijo...

Los aztecas no se enfermaron de rubeola, sino de viruela...

Duh!

Julio C324r dijo...

Lo importante no es vivir bajo las reglas, sino en sí como se vive.

Ya es cosa de uno si quiere que por azares del destino venga Lani Barbi a mamármela y me halle reclinado chingándome una ostia.

Margot Fonteyn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pequeño Schopenhauer dijo...

Te deseo, salaverga.

Luis dijo...

y ahora como muchos veteranos de guerra de años de inútilmente discutirlo -algunos de ustedes deben saber a que me refiero- permanezco callado cuando se abre esa discusión.

Amen Lauro.

diegolas dijo...

Hay sala verga, la cosa (de la rebelion), digo yo, no es joder a los creyentes en las discusiones, que cada quien crea lo que quiera. El cambio que se busca es el orden de poder, que esos culeros no sigan impunes al violar niños, que no interfieran con el gobierno del pueblo, que no limiten los derechos de mujeres y los que tengan preferencias sexuales diferentes. Igual con otras formas de imposición de poder, yo creo nunca dejar de criticarlos y señalarlos

Falso Profeta dijo...

jaja efecto tehuac: sentir la incertidumbre de la muerte entre los hueSos y luego suplicarle irremediablemente a sus deidades olvidadas: "sólo un tiempesito más".

Mi verdadero YO dijo...

Ser ateo era la onda, hace unos años, ahora nomas con que te valga verga todo lo que tenga que ver con dioses y religion es suficiente.
Lo unico, es que sigues siendo tachado de la misma manera que antes.

Den dijo...

Jaja bueno
yo tambien dure tiempo diciendo "soy atea" pero como tu ahora me quedo callada y me rio de las peleas estupidas que se repiten una y otra vez sobre la iglesia

Caníbal dijo...

No entendí muy bien: si Tetuac fue decapitado ¿cómo fue que murió por rubéola?

the princess dijo...

yo tmb he caído en la veteranía de la guerra en contra de las religiones U.U carajo que como hay gente credula ¬¬...

buen post! saludos!

Wolfkraven dijo...

religion...un pedo de otro pinche calibre, digo cada cosa que se les ocurre a esas criaturitas, como lo es por ejemplo...la iglesia Maradoniana!! ...noseaspinchemamonalaverga...

...pinche mundo se lo esta cargando la chingada...

Anónimo dijo...

¿¿¿A que mamadas o murio por rubeola o decapitado???

PENDEJO!

Anónimo dijo...

A y otra!

Huitzilopochtli es el DIOS DEL SOL!!!

Dudo que le pidiera LUNAS!!!

jerónimo dijo...

no han oído hablar de la decapitación post mortem?

o sea, qué nacos we! no les hagas caso salamera, buen post

Anónimo dijo...

Lo único chido de tu antiguo blog y que si tuvieras suerte publicaría en este, es el pervertido, lástima

Anónimo dijo...

Es miedo, concretamente miedo a morirse. Por eso creen en cualquier cosa.

Mercadito de barrio dijo...

a mi me pasa algo parecido pero con el anís. Creo que algún remedio para la fiebre que me daban en la infancia lo tenía en sus componentes.
Debe ser por eso que me hice atea recalcitrante, después de algo asi no se puede creer en nada.

Eo dijo...

ja siempre pasa, durante la vida se reniega pero ya cuando la sienten cerquita ahi estan rogandole a su dios. Es simple humanismo

BotayFalda dijo...

Esos padres guerreros intolerantes de ayer y hoy...
Me gusto mucho, por sincerote y xq si

M*

Bear G dijo...

Si todos los ateos comprendieran lo que tú entendiste, no me tendría que salir de la habitación a hacer como que voy a miar o como que dejé algo afuera cada vez que empiezan esas estúpidas peleas que tratan de si Dios existe o no o de si alguien cree o no. Realmente no hay pelea más estúpida que esa. A mí me valen madre sus peleas, yo tengo el favor de Dios así que no necesito a ningún pastor ni Iglesia ni gente que me diga qué creer (como ateos y Testigos de Jehová, ambos igual de molestos cuando insisten, aunque en realidad los Testigos me caen bien coff! coff!) ni nada de eso muajajaja

zonico dijo...

"cómo se llaman esas madres unción de enfermos, primera comunión, confirmación?"

Creo que te refieres a la doctrina

Blogalaxia