viernes, 19 de diciembre de 2008

"Estoy cansada de sentirme extranjera"


...le dije a mi maridita pocos días antes de regresar de mi semestre off, políticamente manejado como "intercambio" (de anticuerpos con europeos, supongo). Como la adolescencia me la brinqué (ahorrádoles a mis papás el drama de largarmealachingadaporqueestabacansadevivirbajosusreglas), en realidad salir de casa se me ocurrió mucho tiempo después.

Como sea, fui muy feliz y me divertí obscenamente. Al final me sentía extranjera, no por la distancia (ni por el océano, por las tiendas de chinos ni por los vinos de tetrapack.), más bien tiene que ver con un sentido de pertenencia, te sientes ajena porque no te sientes cercana.

Sentirte lejos de casa es sentirte a kilómetros de lo que consideras propio. Es como el cafecito al que siempre vas, como el perfume que te pusiste el día que te besaron de verdad por primera vez. Para mi, lo realmente propio son las personas, aunque sean después de todo lo más inseguro (por aquello de que somos humanos y pues qué se le va a hacer).

He habitado varias casas y me he exiliado de igual número también. Cuando estaba con el cuentista, su espalda era mi residencia oficial, lo abrazaba por atrás y la sentía tan mía, decorada con los dibujos de mis uñitas, alumbrada por los besos presentes, y sobre todo por los futuros. Después, cuando nos quisimos dejar de querer, su espalda era arrendada, como habitar una casa donde el dueño está ausente y te la apropias mientras se digna a aparecer.

Fui desalojada violentamente, rompiendo candados y cerraduras, el día que mi abuelo murió, como si me sacaran a rastras del hogar más cálido, como ser abandonada en el desierto para morirme de sed.

Mi casa favorita es mi hermana, ella es como el hogar de verdad. Recuerdo mucho cuando andaba con el ex novio maldito, que llegaba en la noche de puntitas, entraba en su cuarto, me metía bajo las cobijas, y luego bajo su brazo comenzaba a llorar. Nunca me preguntó, me abrazaba y me decía que ella me quería y que todo iba a estar bien.

Sin embargo, aunque me cueste reconocerlo, mi primera casa, de manera irremediable, es precisamente donde habito yo, con todo su desorden y sobreequipaje emocional. ¿No les ha pasado que se sienten ajenos a ustedes mismos? De esas veces que no te reconoces, y tienes que volver al principio para encontrarte otra vez. Yo por eso fumo, es como la lamparita pa' no irme cayendo en los baches de regreso.

13 comentarios:

salaverga dijo...

Matame con una patada, asfixiame entre tus muslos de hierro

Ekaeth dijo...

Que sucede, cuando te sentias extranjero en casa?. Y ahora que estas en el extranjero, lo sigues sintiendo, pero es mas llevadero.

Las cosas no son tan complicadas, pero en casa me sentia extranjero y culpable. Aqui solo me siento extranjero.

dRa. diEntEs dijo...

Eso de la maridita es muy sospechoso.. ahmm..

Luis dijo...

Has sido la unica que se refirio a otra persona como un hogar. Yo habia pensado en algo asi, pero te quedo mucho mejor.

Srta. Pelo dijo...

Qué bonito.

Yo nunca he pensado en otra persona como mi hogar. Ni siquiera se me había pasado por la cabeza.

La.Angie dijo...

Me sucede eso ahora. MI familia y yo (ke solo se compone de mama, hermano y yo).. nos mudamos de casa.. y por complicaciones fui yo la unica que regreso a la antigua casa, y de verdad me siento extraña, en mi propia casa.

Saludancias

Rox dijo...

La referencia de las espaldas es simplemente ge-nial

vientos!

BotayFalda dijo...

Mi esposo decía que yo era habitable.
Ahora no lo dice. Creo que lo piensa.

M*

Diva Divine dijo...

Me encantaria decirte te odio! por enfrentarme a mi misma, pero no, porque no te tengo todavia confianza. Te he seguido en tu blog durante mucho tiempo, bueno, ahora 1 mes o un ano es una eternidad es estos tiempos de rapidez y novedad. Cuando te encontre, me chute todas tus entradas de la primera a la ultima, todavia no les ponias clasificaciones: Me llore tus lagrimas cuando las querias esconder y tal vez me las calle por empatia cuando pense que las soltabas.
Yo tuve alguien que se parecia mucho a tu cuentista y me separe de el de una forma asi mas o menos de larga y dramatica.
No pretendo tener tanto en comun, al final siempre terminamos siendo exquisitamente tan diferentes hasta en lo que nos parecemos.
Pero alli vengo yo de chismosa, aun cuando se que ando asi toda nena y que la lagrimita facil esta hoy a la orden del dia.
Mi casa, aun en mi exilio, pues no la cambio por nada de nada, auque este empolvadita y media descuidada, ya saque a los inquilinos malditos que la habitaban a ultimas fechas hasta sin mi consentimiento. Por eso, hoy mas que nunca soy adicta a mi. Aunque extrane la espalda y las constelaciones unicas formaba cada vez despues que se volteaba para dormir.

Diva Divine dijo...

pd. puedo poner un link de mi blog a esta entrada?
Ahhh! y gracias por recordarme que tal vez lo que a veces me falta es fumar.

LaMaga dijo...

;-)

Anónimo dijo...

Maga, soy fan de tus pies con zapatos de tacón

RiCk dijo...

Me pongo de pie y aviento el che sombrero a la mesa de junto...CLAP CLAP CLAP...ahorita vengo, voy a beberme tu blog completito acompoñado de una botella de tinto. Ya hacia falta alguien así en este cuchitril que cada vez mas se iba al carajo. (taking a bow)

Blogalaxia