jueves, 1 de enero de 2009

Vamos a contarnos los raspones



¿Como para qué corazón?

Tengo suficiente Ibuprofeno en mi cuerpo como para abastecer a un pequeño país, además de las dosis industriales de Theraflú (mi placebo predilecto) que he tomado, y por las cuales nadie puede juzgarme porque estoy legítimamente enferma. Dicen mis tías (y supongo que las tías de todos) que como empiezas el año lo terminas... igual por eso cada año nuevo me enfermo jajaja

Nada te da perspectiva como amanecer junto a un bote de kleenex usados, litros de agua y el pastillerío necesario para sobrevivir a la posguerra.

Hacer balances no es lo mio, por algo soy abogada y no contadora, así que aprovechando el ánimo dopado y moribundo que corre por mi pequeña persona, les puedo decir que fue un año de reafirmación. Por fin terminé de dejar ir a un persona con la que estuve dos años (que tratándose de mi son un par de vidas). Sí lo amaba, al final ya no, ni tantito, lo cual siempre he sostenido me parece tristísimo. Las relaciones, los matrimonios, y todo lo de enmedio, al final se resume a decidir si esas pequeñas, pequeñísimas cosas que te molestan, que no soportas, pueden más que todo lo bueno, que lo divertido, que los lunares de la espalda. Al final es decidir si él lo vale o no. En este caso no, y es, repito, tristísimo.

Pasado mi estado de interdicción novieril, me enfoqué en mis planes malévolos, algunos me salieron muy bien, hasta con estrellita pegada en la frente. Uno se me salió por dos segundos de las manos, al final recuperé el control, y sólo salí medio raspada, lo cual está bien, a mi me gusta vivir para que me pasen cosas, muchas, muchas.

Laboralmente bien, muy bien, pero eso me lo merezco porque trabajo muchísimo, y porque ya que no me voy a casar con un duque, es justo que mi padre vea bien utilizado todo el dinero que invirtió en mi educación.

Ah si, también fui la mala del cuento... otra vez, jaaaaa. De eso ni reniego, porque me lo gané, a pulso. Esa experiencia reafirmó dos cosas que ya sabía (y que nunca hago, pero de repente hace falta que las fuerzas superiores me pateen el trasero para que no se me olviden): No ceder a la peer presure, y no desobedecer la brújula moral de mi cuerpo, que se ha probado es infalible.

Extrañé a mi abuelo tanto, tantísimo. Tres años ya.

Un montón de mis amigas se casaron, malditas sus ganas de joder al prójimo. Hasta a una despedida bíblica fui (acerca de lo cual no hice post porque me provoca un brote psicótico). Definitivamente todavía no estoy para eso (no que algún día no pueda estarlo).

Entre otro montón de cosas relevantes pero que no vienen al caso. Aceptar las consecuencias, eso es todo, aceptar que todo lo que te pasa es, al final del día, consecuencia de tus actos, de tus decisiones, y también de tus no decisiones. Como decía un compañero de carrera: "Total, dijo la sumadora".

11 comentarios:

crypt angel dijo...

Hola Maguita, feliz año nuevo, no te aflijas, yo tambien estoy enfermo, con la pequeña diferencia de que estoy "trabajando", mas bien voy a hacerme pendejo hasta las 8 pm, saludos preciosa.

Dib dijo...

A mi el 2008 me agarró cagando... eso explica el porqué el año pasado estuvo lleno de porquería.

Diva Divine dijo...

Deberia habaer asi como una clausula en "los contratos amigueriles" acerca de que cuando se casen no te obliguen a hacer cosas por demas requetecontrachocantes con tu estado "natural del ser" ashhh! me chocan las que futuras novias que te hacen hasta conseguir "acompanante" para su boda...ashhh!
fELIZ Ano y esperemos muchos rasponcitos, pero deleitosos!jiji!

Srta. Pelo dijo...

Amo el Theraflú.

Anónimo dijo...

¿Por qué metieron a esta pinche vieja a RECOLECTIVO? Es aburridisima.

Guffo Caballero dijo...

En Ibuprofeno y Theraflú me perdí.
¿Por qué no se meten Milky Ways o Twix o Paletas Payaso?
No sean pretenciosas, mijas.

Caníbal dijo...

porque las paletas payaso deben lastimar... no importa lo esponjositas que estén...

Rosada dijo...

De recuento de raspones, dopada de theraflú, y superaciones amorosas, ¡Que buen termino-inicio de año Maga!

Feliz año nuevo, saludos rosados

Anónimo dijo...

Erga que hueva leer esto, al final todo fue gris y eso es tristisimo puedes poner todas las excusas que quieras, pero uno elige como vivir su vida, si impones siempre tu comodidad y antagonismo entonces no puedes siquiera esperar complementarte con otro ser humano.

El tiempo vuela tan rapido tan preciso e incansable hacia uno, no mires luego tu reflejo atrapado en el cuerpo de una persona que no complemento el ciclo de la vida.

Anónimo dijo...

Insisto lo mas bueno de esta chica son sus piernototas...

miguelangelh dijo...

"al final se resume a decidir si esas pequeñas, pequeñísimas cosas que te molestan, que no soportas, pueden más que todo lo bueno, que lo divertido, que los lunares de la espalda. Al final es decidir si él lo vale o no."

Que gran verdad. Lo gachito del asunto es que si, las cosas malas por pequeñas que sean pesan mas sobre la balanza.

Blogalaxia