lunes, 16 de febrero de 2009

Más respeto a Baco, por favor



Si sólo los borrachos y los niños dicen la verdad, entonces las reuniones etílicas están atascadas de cobardes y suripantas de clóset. Las reuniones etílicas no sólo sirven para ostentar algún record de caguamas ingeridas, subir videos chistocitos a youtube o burlarte de un borrachín que terminó con la cara rayoneada. Existen anécdotas mucho más lamentables que al día siguiente revelan a un ser humano despreciable.

En cuanto el alcohol tapa las neuronas necesarias para acordarte de nombres o lugares, se conectan aquellas que te hacen recordar que puedes morir sólo e incontinente, sin nadie dispuesto a cambiarte los pañales cagados y decides soltar un "te amo", "quiero casarme contigo", "quiero que tengas mis hijos", "nunca me dejes".

Por supuesto, ésto sólo aplica para los hombres. Las mujeres -al menos la mayoría- podemos decir esto sin necesidad de otra droga más que la oxitocina.

Y para la imbécil escuchante de tan vomitiva revelación es una de las mejores noches de su vida. Al día siguiente, la pusilánime sonríe como si el sexo post-confesión-cobarde hubiera sido bueno. Afortunadamente para nosotras, este imbecilismo se quita con la edad los madrazos.

La situación se torna más lastimosa cuando el ebrio en cuestión no sólo revela sus emociones infatuosas, si no que éstas son recibidas por la persona incorrecta. Si ella responde -y lo más seguro es que lo haga- con palabras cortantes e hirientes, comienza una avalancha de declaraciones que se remontan a etapas orales y traumas existenciales que sólo cobrando debieran ser escuchadas. Soltar un "no mames, ¿en serio piensas que quiero ser tu vieja?" es de las mayores equivocaciones que he dicho en mi triste vida. Y no por haberlo lastimado, si no por el moco y drama telenovelero en que mi penitencia se transformó.

Por supuesto, las mujeres no nos quedamos atrás en cuanto a las transformaciones alcohólicas se refiere. Nuestro Mr. Hyde es una coqueta cualquiera, dispuesta a dejarse manosear por desconocidos y que intenta provocarlos utilizando algún cliché metrofloggero.

Te sientes la más sensual de la fiesta, a pesar haber entrado con calzador en esos jeans que ahora resaltan tus lonjas y traer bigote de puberto. Por supuesto, las mujeres estamos locas y enterramos más hondo la verdadera razón. Tras un “estaba ebria”, está el “soy dueña de mi cuerpo y me meto con quien quiero”, “andaba ardida”, “mi autoestima esta baja”. No finjas, te encanta el pito.

Cuando la cruda fisiológica pasa, la cruda moral puede quedarse cual irritante tic-tac de esos relojes viejos. Quizá para los demás un "estaba borracho/a" valga, pero ese tic-tac te dice que eres un cobarde sin huevos o una puta.

Deja de autoparodiarte, acepta que lo que te regresa el espejo cuando te asomas a él después de haber vomitado. El parar tu alcoholismo los fines de semana no te quita lo cobarde o lo golfa. Lo único que lograrás es bajar las visitas a youtube. Cásate o hazte más orificios para tu goce, pero por favor, respeta a Baco.

10 comentarios:

Nigger dijo...

Yo por eso no me llevo con Baco. Me llevo mejor con John S. Pemberton y Frank Robinson.

(Just) Danito dijo...

Ps si mi Rox. El pedo es no clavarse en la textura.

Solo a nosotros nos engañamos, y hasta nos ponemos pedos a proposito para tener un pretexto.

Esos jeans hacen que las mujeres se vean buenisimas (agregando algunas chelas claro esta)

Bendito alcohol. Te odio!
=)

El que este libre de pecado que no mame, que se ponga pedo para conocerse.

RAH dijo...

Además es gracioso que la excusa de "estaba borracho" solo se aplica si el interfecto la regó, porque si fue el alma de la fiesta haciendo imitaciones de paquita la del barrio entonces finge pena y dice que pues él es asi aunque en el fondo se vanagloria de ser tan "carismático".

Rox dijo...

negrito: ya te dije que tampoco es pa tanto

Danito: precisamente el otro dia pensaba que nunca NUNCA me ha puesto peda por un wey que me mandó a la chingada. Estoy orgullosa de eso, snif.

RAH. jajaja! ciertamente

Rosada dijo...

"Deja de autoparodiarte, acepta que lo que te regresa el espejo cuando te asomas a él después de haber vomitado".



Ahondo en ello cada vez me miro en el espejo, luego de haber vomitado.

Chavaluria dijo...

pues yo le dije te amo a....bueno, esa es otra Pomo-Aventura :/

Rox dijo...

Rosada: los momentos mas bajos de la vida es cuando te ves en el espejo después de vomitar la peda :(

Chava: ohhh! le dijiste que me amas!?! tas grueso...

Pelo dijo...

Jaja, che Rox.

Caníbal dijo...

Yo por eso no me veo al espejo, después de vomitar.

DOTORA GINEKO dijo...

jajajaja, lo mejor fue: NO FINJAS TE ENCANTA EL PITO!!!!
jajajaja

Blogalaxia