martes, 17 de febrero de 2009

Borracho le sacas la verdad



Mi amiga Carolina decía que a los hombres hay que dejarlos beber. “Y ya borracho, le sacas la verdad”, soltaba con tono académico. Pero pues la verdad, la verdad a mí ya me vale madres.

****

“Mira nada más. ¿A poco no estaba preciosa?”. O sea que no me estaba viendo a mí. Que por más que yo trataba de sentarme derechita, meter la panza, sacar las tetas y entornar los ojos, el tipo estaba viendo a Silvia Pinal.

Qué poca madre; mira que poner una foto de la Pinal en su mejor momento y completamente encuerada, justo junto a la mesa de cantina donde yo me lo estaba queriendo ligar. Qué falta de respeto.

Nos habíamos visto varias veces, con las miradas falsas de quienes nunca se han echado un alcohol juntos, hasta que llegó el momento de la verdad. Entonces el pretexto de la chamba ya estaba gastado, había que sacar algo nuevo.

“¿Qué tienes que hacer? ¿Vamos por una chela?”. Ya chingué, pensé yo; al fin que dicen que borracho... ya sabemos. Momentos más tarde la pinche Silvia Pinal me robaba mis primeros cinco minutos de fama. Cuando me paré al baño, me di cuenta de que ya andaba peda.

****

“No es mezcal, es aguardiente”. Pues igual sabía pocamadre. Dizque porque era de Guerrero: dos vasitos, una noche con una lunota y música para ardidos. Me cae que ahora sí le saco la verdad, supongo que me dije.

Me acuerdo que nos subimos a una terraza, que él se puso a dibujarme sombras entre las montañas y que hizo que me imaginara que en lugar de cerros había mar; yo me clavé tanto en su viaje que hasta unos barquitos alcanzaba a ver. Por supuesto mi vaso se hacía cada vez más chiquito, y para mantener el paso me empecé a tomar el de él.

Cuando dejé de imaginar cosas y me dio por pensar, me solté chillando. Y entre lagrimones y más aguardiente, que me da por abrir el corazón. Confesé amores abrazada a un jarrón espantoso; vomité, me caí en una escalera, canté y menté madres. Dos semanas después ya vivíamos juntos.

****

Ya pasaron diez años. Ahora cruzamos la frontera para comprar tequila, vamos a un bar que hace su propia chela, él es un maestro con el sacacorchos y yo aún no logro verlo borracho. Sólo dios sabe cuántas veces más me he puesto a chillar de amor; pero a estas alturas, la verdad, la verdad me viene valiendo madres.

31 comentarios:

salaverga dijo...

aww

Manuel dijo...

Sabía que iba valer la pena ponerte a escribir aquí, carajo.

No te conozco, pero que buen post. Un saludo.

Luis dijo...

Secundo, que buen post.

Goma Rosa dijo...

muy buen post
a mi igual me da por chillar y soltar amores..

Enrico dijo...

Yo sí te conozco y qué buen post. Hic, viva el alcohol que saca la veritá.

Caníbal dijo...

Jejeje muuuy bueno...

Bienvenida al congal =)

Kuruni dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhh!!!

Neta que fregón post.

chilangelina dijo...

Órale, pues gracias por las porras; me cae que así sí dan ganas de quedarse.

Ahora saquen las chelas.

Luis dijo...

El nuevo las invita.

[MnS] dijo...

Ja, ja. Te salió el tiro por la culata.

Y qué buen comienzo de una relación.

***

Ojalá te la sigas rifando con tus pots.



PD. Por lo que se nota, aún sientes celos de la Pinal.

Tumeromole dijo...

Pudo haber sido peor, en lugar de la pinal pudo haber estado Miroslava.


Buen post.

aline dijo...

Uy. Qué recuerdos tan acá me has movido.

Lord Ryukami dijo...

De poca madre :P
Me gustó mucho el post.

tazy dijo...

se quieren colgar de tu fama. los entiendo.

chilangelina dijo...

[MnS]: Sí; pinche vieja, la Pinal.

La Concharra dijo...

Gracias por dejarnos ver algo de tu beta beta literaria, chelera, ligadora...
Será chido venirte a conocerte por aca...saludos

La Concharra dijo...

Gracias por dejarnos ver algo de tu beta beta literaria, chelera, ligadora...
Será chido venirte a conocerte por aca...saludos

La Concharra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rox dijo...

snif, esas son las historias de amor chingonas, no chingaderas.

Disculpa mi inglés... bienvenida!

gabriel dijo...

hurtarè la estructura de tu texto para escribir algo mìo.

ajua!!!

anaencrucijada dijo...

Ojala todas las pedas tuvieran tu final feliz...

Guffo Caballero dijo...

Bienvenida-Welcome

Adrián dijo...

un amor más colgado al alcohol, la causa y solución de todos los problemas según el amarillo ese...

Anónimo dijo...

que lamehuevos son todos, los nuevos valen puritita mierda :/

tan bien que habia empezado recolectivo, aunque rox es bastante agradable de leer :)

chilangelina dijo...

Chido, gracias por la bienvenida y también al Anónimo por venir, ya me sentía discriminada...

'Iren, ahí anda el fantasma del NEB.

JAN dijo...

wow¡¡¡ que me a encantado, que linda historia. un saludo, hoy yo comenzaré un romance ojalá funcione al pie de la historia. tu escrito me alegró el día

La Sylvana dijo...

No mames si que andas imparable. Pero yo tengo una historia de vinos y tina con burbujas que contarte en la cual termino durmiendome desnuda en un balcon jajajaja. Ya te cuento

..lau.. dijo...

aay el amorts, el amorts!! pero si hasta te brillan los ojitos cuando hablas de èl!!

chilangelina dijo...

Lau, se me nota mucho, ¿eda?

ほし dijo...

jaja, total que obtuviste lo que querias... :)
Ja! hay algunos hombres a los que no puedes poner pedos... por mas alcohol que les des... destilan alcohol los malditos!

chilangelina dijo...

Pos el mío lo que destila es amorrrrts!

Blogalaxia