martes, 31 de marzo de 2009

Consideraciones rápidas sobre el Yo y el Exceso de Trabajo



Cuando alguien lee un blog espera hallar algo del autor en el. Los súbitos dotes psicoanalistas que le nacen a muchísimos les hace creer que pueden encontrar al autor en la variopinta de reflexiones, necedades o estupideces que leen.

Lo peor es que la mayoría de las veces, efectivamente, lees un blog implica hallarse con rasgos de su creador, quien probablemente jamás ha leido a Barthes y desconozca la urgente necesidad de asesinar al autor.

Al final, el asunto deviene en complicidad, y tanto autor como lector se complacen mutuamente: el primero se ofrece hasta donde su capacidad de redacción se lo permite, y el segundo se alegra de hallar las piezas o los enormes trozos que su juicio - corto, escolastico o clínico - le proporciona, sin importar el método que haya utilizado. Soy de los que dudan muchísimo de la capacidad de un lector lo suficientemente arrogante como para suponer que debe encontrar al autor, como si estuviera contemplando un libro de Where is Waldo?

Sin embargo, al final creo que la responsabilidad misma es del autor. Alguien que olvida la urgencia de otros temas, que descuida la posibilidad de utilizar lo que escribe en favor de consideraciones más relevantes que sus miasmas personales, definitivamente debería comprarse un diario y ponerle candado. Es imposible, y lo reconozco, no vertir un poco de si en lo que se escribe, pero dedicarse reflexiones públicas es infinítamente cursi.

Por supuesto, reconozco que se trata de un proceso natural. Yo mismo lo he hecho, y he dedicado azotajes completos a contemplaciones y divagaciones personales de poquísima monta. Creo que todos los que escriben descubren que el yo es también un medio para reflexionar sobre otras cosas, y no el fin mismo de nuestras iluminaciones. Es imposible evitarse al escribir; uno termina siempre recurriendo al yo, pues la escritura y la ficción son actos bastantes solipsistas que utilizan al autor como elemento de sus contenidos. El propósito final de la escritura debería evitar el yo, o motivarlo a métodos lúdicos que provoquen ser, precisamente, todo aquello que el autor no puede, no pudo o no podrá ser.

Lo que uno es, hay que reconocerlo, es definitivamente tan preciso - o tan impreciso - que se vuelve aburrido y rutinario. Es como llegar a casa y no tener nada que platicarle a la pareja más que las amarguras o sucesos cotidianos del trabajo.

Ahora bien, voy hablar de mi, y quiero que por favor, mis tres lectores concluyan algo y me lo compartan en los comentarios:

No soy lo que quise ser: nunca imaginé ser lo que ahora soy, y me hubiera gustado no ser lo que fuí. Al final de cuentas, muchas veces tampoco soy yo, y cotidianamente, mi ser habita un espacio reducido, a donde pocas personas tienen disposición y paciencia de llegar.

Si alguien me hubiera dicho que sería lo que ahora soy, no lo creería, como tampoco puedo creer que fui lo que era antes. Soy inverosímil incluso para mi, y quienes me conocen, no le creerian a otros lo que pueden decir de mi, o visceversa.

Y así, mi yo tiende a ser difuso, confuso y polifacético, como casi todos los seres existentes, que cohabitamos en la más grande de las malinterpretaciones, donde todos percibimos errores, equivocaciones o tergiversaciones de otros, aun cuando tuvieran la intención completa y llana de desnudarse frente al mundo. El ser se pierde en la interpretación, y ésta puede ser, muchas veces, el ser mismo, el yo plenipotenciario de la esencia humana.

Jamás yo, por que es más divertido no ser uno mismo, si no todas sus posibilidades. Si el dios cristiano, esa ironía inventada por los judios en un ataque de miedo, se da el lujo de ser tres personas, ¿quien carajos debe impedirnos ser otra cosa siempre, just for the fun of it?

19 comentarios:

borregata dijo...

En esencia, escrutar el YO en el torcido espejo del blog (o en una hoja, un libro o la piedra Rosetta o cualquier documento público) debería provocarnos sacar la lengua más seguido, hacer bizcos, bufar y experimentar toda clase de muecas hasta perder el miedo al ridículo. Al fin y al cabo la REFLEXIÓN también es un fenómeno óptico.

Anzelime dijo...

Es inevitable utilizar al YO en este tipo de escritura blogera y al parecer eso es lo oque ha hecho popular al Blog, El yo y sus "piensos"; ayuda a la coneccion lector-autor en cada texto.

Luis dijo...

En lo personal, lo unico que disfruto ya es mantener la confusión sobre cual de los yo es el más verosimil.










ounƃuıu =ɹ

tuchingadamadre dijo...

ibas bien pero al final perdiste la vertical en el clavado, doblaste mucho las rodillas y terminaste en un pinche chapuzon de post.

Simple Poeta+ dijo...

Por ello hay que hacer un acto abnegado y abandonar el yo, dejando que nuestro blog sea para, por y del pueblo

Tamalito Envenenado dijo...

ay pues YOOOO pienso que en mi blog nomás he estado contando cosas que me pasan y las que YOOOO pienso o creo respecto a x o y situaciones,... que si es lerdo y bastardo PUES Y QUÉ,jajaja... pero no tiene mucho que lo empecé, y tengo asi como que ideas y relatos en mente, pero no me han dado ganas de subirlos. Yo creo que ahi luego...

Y bueno, sabemos que hay blogs de todo tipo, y cada uno tiene su encanto... bueno, menos los que pareciera que quieren convertir su blog en metroflog o algo asi, o que proyectan sus ganas de ser estrellas porno y que suben fotos de cu cuerpo ya casi desnudo(aunque los muchos hombres OBVIO le ven encanto a eso, que lerdos)... QUE NO MAMEN!... me topé el otro día con uno que otro así y WAKALA QUE ASCO!

Digo, el mio no será la neta pero que no se pasen aquellos.

Y como decían en otro comentario, muchas veces es inevitable el yo, porque muchas veces aunque no parezca, pero va implícito. Y pues podría intentar evitarse para siempre, pero la verdad ya no sería tan personal el blog. O yo qué sé :P

Y pues yo soy algo exigente con lo que leo, aunque la verdad no ofrezco mucho. Pero no critico tan mal plan porque al fin y al cabo NO HAY UN TRATADO DONDE SE DIGA CÓMO O QUÉ DEBE ESCRIBIR UNA PERSONA EN UN BLOG. Y si me gusta los sigo leyendo, y si no pues no y ya, los dejo en paz.

HE DICHO!

jajajaja


SALUDOS!

César dijo...

Hay que autorizar por eso que los lectores escoan temas...

Bnazar dijo...

Interesante reflexión ontológica del yo. Bien escrito y bien analizado. Lo curioso es que a pesar de que tu reflexión muestra una postura, o más bien una no postura y es bastante sincero lo descrito.

(Tus tres lectores), cuestionan la calidad o la falta de calidad de tu escrito.

Ja y ahi va mi cuestionamiento, a mi no me gusta mucho de lo que escribes, ésta no es esa ocasión.

see ya!!!

Manuel dijo...

Oye, ultimo comentarista: No entendí tu comentario... O si, o no, o como?

Pero bueno, gracias por leer y todo eso.

Israel V.R. dijo...

Pues es obvio que sólo somos uno, compuestos de muchas caretas o muchos desnudos. Esta pregunta que haces la desmenusa Hermann Hesse con su Lobo estepario ayudado del psicoanálisis al que se sometió y que cambió el rumbo de la literatura que venía desarrollando.

Eres quien tienes que ser, punto. Entiéndelo, y si quieres ser algo más tendrás que hacer algo más de lo que has venido haciendo. Se parte de aceptarse, lo demás viene por añadidura.

Por cierto, esto de los blogs es totalmente complaciente si así lo quieres, si quieres más el lector no puede hacer mucho por ti. Estás solo.

Manuel dijo...

Hijole, no se si sea yo o mi paranoia, pero éste Israel sonó taaaan aleccionador.

¿De pura casualidad no eres del DF?

Si no, mil disculpas.

Kuruni dijo...

Concluyo sobre ti ... (en general por lo poco que te he leído):

Que te gusta leer y te es difícil explicar un punto sin citar a algún autor, o que te gusta citar para aclarar a lo que te refieres (o quizás para que el lector se identifique por los gustos literarios-filosóficos-etc).
Me da la impresión que piensas mucho, que eres bueno leyendo también a las personas y te atraen las personas/situaciones que te sorprenden (cuando algo-alguien- no hace lo que creías que iba a hacer o decir).

Creo que ya.


Me gustó el post jajaja aunque me cayó el saco con lo de infinítamente cursi.

Medusa dijo...

Pues yo ando muy estructuralista neo deconstructivista y posmoderna. Si me apego a teorías lacanianas te dería que en todo caso cada "yo" se apega a un "objet petite a" del cual no puede prescindir; si me pongo a la Derrida, te diría que la filosofía ha muerto y nos movemos en los márgenes del ser y la existencia; si me inclino por las teorías estructuralistas (mis favoritas a últimas fechas), concluiría que no son importantes los objetos (ni los sujetos, en este caso el "yo") en un universo dado, sino la relación que existe entre ellos -el "yo" sigue siendo el mismo, sólo que entabla relaciones diferentes en situaciones diversas-. Como diría José Ortega y Gasset: "uno es uno y sus circunstancias" -algunas modificables y otras no-, así que uno se va adaptando y con el paso del tiempo, si hay dos neuronas que funcionen, el "yo" termina aprendiendo que eso de querer ser Dios (con mayúscula) y controlarlo todo pues simplemente no se puede y "yo" se somete y se va adaptando. Si no, va al psiquiatra y toma pastillas. *De cualquier manera, Dios ha muerto.

Medusa dijo...

*Por cierto: la disonancia cognoscitiva entre tu ortografía y el contenido me intrigan (mucho).

Manuel dijo...

Jojojo... No pues yo no se...

Pero gracias por opinar. Besos a todos.

Nefesh Bleu dijo...

Varios puntos surgidos de este post:

1) Sr. Manuel, dudo mucho que seamos tres lectores. No sea tan modesto.
2)Creo fervientemente que realmente son pocos los que son lo que querían ser de pequeños. No se azote. (por cierto, chido su neologismo de azotaje)
3)Considero que todos somos complejos en todas las etapas de nuestra vida, quizá lo que varíe sea la intensidad.
4) En el anonimato que da la virtualidad de este medio, bien sabes que puedes ser quien se te pegue la regalada gana.
5) hay un término o frase o como sea que se llame, que ilustra perfectamente lo que has planteado en este post: Roles Sociales.

Espero no haber quedado corto en la apreciación de tu post, y mucho menos espero haber sido peyorativo con mis comentarios.

Es cierto, comulgo con quienes lo han comentado, este post difiere mucho con respecto a lo que habías venido posteando.

Saludos.

Anónimo dijo...

" Ahora bien, voy hablar de mi, y quiero que por favor, mis tres lectores... "

jajaja calmate caton.... jajaja

pinche pendejada pseudo intelectualona de mierda de post...

Manuel dijo...

¿Quién carajos es caton?
¿El viejo o el joven?
¿Valerio Catón el poeta?
¿El director inglés?
¿el músico?
¿O te refieres a Tommy Caton, el que jugó en el Manchester y el Arsenal?

Por lo menos especifica, para poder ofenderme a gusto, snif...

Ajua!

Pinche pseudocomentarista anónimo con comentario impreciso, de burla barata y envidia velada...jijiji.

salaverga dijo...

Me identifico inmensamente con la realizacion que no eres quien pensabas que iba a ser, pero quien lo es?

El hedonismo es la unica verdad

Blogalaxia