miércoles, 18 de marzo de 2009

El chicocote



Como ya nadie lo usaba, me pareció sencishícimo tomarlo y a ver qué hacía con él. Nadie lo iba a extrañar, y si eso sucedía, significaba que yo tendría que soportar la misma cantaleta de nuevo... y de nuevo. Cuando mi roomie tiene novio, es la persona más feliz del planeta, for real; desborda alegría, vomita sangre de la fascinación, le dan ataques epilépticos y se hace llamar, no sé, Iliana Ulianovna, y a mí me beneficia porque siempre hay como que buenas vibras en la casa. No importaba con quien estuviera, con quien se metiera, de quien se enamorara, porque había una cosita que así, de rigor, no podía faltar. Usaba aquél chicote como quien inauguraba una nueva plaza: ¡Pasen, pasen, y vean al nuevo dude de quien me he prendado! ...y aunque no fuera ese el significado, así lo dejaba ver siempre. Llegar a las pinches 4 de la mañana a despertarme para contar que algo no había salido bien: "Es que no me dijo nos vemos mañana" y yo con la almohada casi asfixiandome boca abajo ("Tranquila, fuck, es tu novio de tres años..."), "Él colgó primero el teléfono!" ("Goe, tenian 15 mins despidiendose; le doy GRACIAS de que haya decidido ser pionero"), "Hoy no me dijo Te amo" ("No mames...") y así me tenía una hora, dos, en la oscuridad hasta que a ella se le ocurría que podía ser buena idea dejarme dormir un par de horas.

¿Cómo fui a desviarme? Estaba hablando del chicote. Pues sí, ese chicote era el alma de sus relaciones. Lo usaba para hartas cosas, ob-via-men-te... digo, además de las habituales. ¿Qué tanto hacían con él? Pues no soy como que muy fans de espiar a la gente cuando está en el matadero, pero apuesto todas las cartitas de Pokemon de mi hermano ("Qué onda, Gus, estás en la tele!!") a que yo le hubiera dado mejores usos. Chicote para amarrar mi pantalón por estar flaca de más y no querer comprarme uno nuevo. Chicote para atar al perro a la cerquita del café. Chicote para cuando me daban mis arranques suicidas y no encontraba de qué colgarme. ¿Problemas con tu tarea? Dale un chicotazo al profe y dile "Yo soy de Sinaloa, vato!!", y cuando alguien no creyera en tu palabra, decir "Yo te quiero, goe!" y ZAZ, que le ensartas un chicotazo en plena espalda, en el estómago, o en la boob, tal vez en el cuello, ¿en la cabeza? y luego decir "Es el chicote de la amistaaaaad".

Ya sé que pude haberme conseguido un chicote para mí y dejarle ese a ella, pero es que estaba bien perro, y además nadie lo usaba. Mi roomie tiene esas tendencias sados, y hace tiempo era darky, cuando tenía la necesidad de chingarse la imagen de su Familiafelizdeanunciokellogs. Pero desde que comenzó a usar ropa de colores, como que toda su ira la descargaba en ese chicotito que amaba; era como el WOW de sus relaciones, de sus temas de conversación, y a mí no me interesaba, pero como ella era tan feliz que pagaba más de renta que yo, de nuevo: ¿quién la quieleeee, quieeeen?. Y pues ¿qué tenía de especial? que no era un chicote propiamente: no, no era de cuero, ni de tela, o plástico. No tenía puas, ni calcomanías de Asterix el Galo, mucho menos olía a chicle. No había costado mucho dinero ni tenía texturas de primer mundo, no: era un vil cable de televisión con todo y el enchufe. Al principio me preguntaba: ¿les irá bien a los vatos? ¿No les dará como... cosa? Meh, al caso era lo mismo; ella lo amaba, ellos la amaban, y yo amaba pagar una miseria de renta, jiji.

A veces me pregunto por qué habrá estado tan metida con esa shusha. ¿Será látigo a mi roomie como mantita a Linus? ¿Freud tendrá que ver en esto? Ah, perdón: Freud SIEMPRE tiene que ver en todo, qué tonta. ¿le habrá salido caro y ahora le pesará deshacerse de él? Me imagino los infomerciales con un doble de Tom Cruise presentando el pedazo de cable de TV ("Shame sha!!") O tal vez lo lamió Martha Stewart y ahora TODOS quieren tener el cablecito. Me imagino a mi roomie usándolo conmigo cuando no quiero pagar la renta, o cuando la casa es un desmadre porque no me levanto del sillón hasta pasar Silent Hill y la sala huele a queso y nachos. Pero el chicote ahí está, y yo lo quiero. Dudo usarlo para lo mismo que ella, pero tengo como setentaydiez ideas de qué sí hacer con él: creo que escribiré un libro sobre eso... o un instructivo... ¿y si lo uso para mi ensayo de Literatura Española del siglo XIX?... No sé, tal vez sólo termine escribiendo un post sobre él... ¿en Recolectivo? pfft, no sé.





We <3 chicote

20 comentarios:

Dib dijo...

we <3 chicote?
Nah...

Me gustó el post, pero ese toque de "fresa de barriada" (como dirían en el programa de Ortiz de Pinedo) es una hueva.

Amante Inusual dijo...

Me gusto la descripción lenta y vana del chicote "era un vil cable de televisión con todo y el enchufe"
Joder! amo el chicote, pero nada como un par de nalgadas (aunque con esas no puedas dejar amarrado al perrito)
Me late tu pobre tendencia sado ¿probamos?

Pelo dijo...

Hoy un señor se tropezó en el gimnasio, apuesto a que Freud tuvo algo que ver.

el pollo pepe dijo...

eh morra, robale el cable y hacemos un encerron à la manolete
de esas faenas perronas

escribes chingon

Zam dijo...

jajajaja Freud siempre tiene que ver en todo... aweboooo sino es el quien jajajaja

esta chingo tu post... hiciste q volara mi imaginación jajaja mil y un formas para utilizar tu chicote haha

Kam0 dijo...

Chingon el post, la descripcion del chicote y las tantas maneras de usarlo...
"el chicote de la amistad" y "soy de Sinaloa!!!" rifaron, en especial porque soy de alli jajaja

Simple Poeta+ dijo...

chicote y freud, amigos o enemigos? juzguenlo ustedes

Silvia Black dijo...

es un respiro venir a Recolectivo y no encontrar una historia de violaciones o muertes crudas (no es que no me gusten, pero como dije, es un respiro)... sigue asi, saludos :)

Anónimo dijo...

pelo esta muriendo... y Do the Doo dah, esta tomando su lugar

Marco dijo...

Pelo me daba leve hueva a veces pero tenía momentos de resplandor, Doo dah de plano me mata de aburrimiento

Lorena Ceballos dijo...

Yo nunca he tenido un chicotito, pero espero un día leer tu manual, para ver si me deshago del cable de mi tele sin uso y lo convierto en un lático con chorromil formas de utilizar.

Anzelime dijo...

Gracias por aporte a todos los de RECOLECTIVO... podre dejar mi chamba tirada, no darle de comer a mis perros/gatos/peces/abuelita xD!

Pero irme a dormir sin leer RECOLECTIVO jamas!!!

Alejandro Cárdenas Calderón dijo...

Ahi nomas mi isa(L)

jajajja

LAs frases "Soy de sinaloa vato"
"es el chicote de la amistad(:*

Rosada dijo...

Tú eres un chicotote.

We <3 you.

Anónimo dijo...

de hueva... podria postear kabeza por ti?

Nefesh Bleu dijo...

Me gustó. A secas.

Christian dijo...

camptown ladies never sang all the doo dah day, no no no no.

Adrián dijo...

Tocar la fibra sinaloense es un truco barato, tu.

¡Pero funciona conmigo!

el pollo pepe dijo...

Yes We B===D- -() doo dah

(Just) Danito dijo...

I <3 doo dah!

snif!

Al menos sirvió para algo el maldito chicote. Ademas, eso del "chicote de tu desprecio" como que no hubiera funcionado.

¡Bieeeeeeeen!

Blogalaxia