martes, 14 de abril de 2009

RelativiEDAD



En mi calendario personal la edad nunca me ha cuadrado. Toda la vida me la he pasado sintiendo que tengo más o menos años, y actuando como tal. Por eso la frase esa, “a tu edad”, me cae en la punta de los ovarios.

Creo que todo empezó cuando me dio por leer bien chavita. A los tres años no aceptaban a las niñas en el kinder, así que mi mamá me entrenó en el saludable arte de mentir: cuando estés en la casa tienes tres años, pero en la escuela tienes cuatro. Por supuesto, el día que la directora nos entrevistó y preguntó “cuántos años tienes”, la respuesta fue: “¿Dónde, en la casa o en la escuela?”.

Los años siguientes me han traído puras incongruencias, y por una u otra cosa yo siempre estoy haciendo algo que no debería de hacer a mi edad. A los diez años jugaba bote pateado con los niños, cuando las niñas jugaban con las barbies. A los catorce ya estaba jugando con los niños de dieciocho, pero ahora no se lo contaba a nadie para que no me jodieran con lo de la edad. Antes de los veinte estaba pariendo un chamaco y trabajando, cuando las “niñas” de mi edad entraban a la universidad; y entré a la universidad cuando las otras empezaron a trabajar. 

Tuve mi época rojilla-jipi cuando según mi edad tendría que haber empezado a ponerme “traje sastre”, y me empecé a involucrar en la política bien cabrón cuando las de mi edad compraban toneladas de pañales. Me casé cuando todas tenían un novio o dos; me divorcié cuando todas salían de la escuela, y me fui a vivir en amasiato cuando las demás planeaban su boda. Hoy estoy pidiendo de regalo una bicicleta, cuando a mi edad lo normal es desear con fruición una camionetota-útero para llenarla de chamaquitos y bolsas de Wal-Mart.

En el arreglo personal no me ha ido mejor. A los quince me gustaba ponerme un chingo de delineador negro (eran los ochenta, tengan piedad), y ahora me peino de colitas (porque si te recoges el pelo atrás de la cabeza te estorba para manejar; es mejor a los lados). Ninguna de las dos, dicen, acorde con mi edad. Nunca me he podido sentir cómoda con tacones a la Carrie Bradshaw, a pesar de que la norma ordena que a mi edad una se convierta en femme fatale. Mis amigas siempre van muy peinadas y cubiertas de maquillaje; yo respeto el libre albedrío de mi pelo, el muy cabrón, y odio la idea de embadurnarme una plasta color carne sobre el cutis; por eso en las fotos se me ven las marquitas de acné, los poros abiertos y el brillo facial, y siempre soy la única que sale con greñas de loca. A mi edad, qué barbaridad.

Porque a mi edad ya debería de traer el pelo más corto; porque a mi edad ya debería de ponerme kilos de maquillaje; porque a mi edad ya no puedo andar con el cutis nomás así (pero los que me conocen saben que huevos, que todavía le cuelga para que me salgan arrugas). Porque hago mucho ruido, hablo a gritos, bromeo, albureo y miento madres todo el tiempo, porque me pitorreo de la gente que gana más que yo; porque grito “arriba los Pumas” aunque luego me vean feo, y porque no me da roña si me siento en la banqueta a comerme unos mangos. Y sí, todo eso estaba bien hace quince años, pero cuando estás en la segunda mitad de la treintena, viva dios, eso se ve muy mal.

No; nomás no encajo. Yo a mi edad debería de hablar con voz modulada, dejar de comprar muñecos en las tiendas de cómics, ser más fan de Robert Redford y menos de Tim Burton, hacerme manicure para dejar de traer las manos como niña de primaria. Debería dejar de ser una reportera que anda metiendo los zapatos al lodo todo el tiempo y ceder a la tentación de aplastarme en una silla de editora ocho horas al día; porque todo indica que, a mi edad, uno debe tener las nalgas planas.

A estas alturas no me queda más que esperar otros diez años; tal vez entonces me sienta con ánimo de hacer lo que cualquier treintona tardía debería de estar haciendo. La bronca es que para entonces, el traje de cuarentona segurito me va a apretar.


(Luis: ahí está el texto en primera persona que te había quedado a deber).

29 comentarios:

Luis dijo...

Gracias, ya me hiciste quedar mal y regañón. A tu edad deberias ser más discreta.

¬¬

Pero que buen texto.

Kyuuketsuki dijo...

Simples convenciones sociales: se supone que debes crecer, jugar cosas "de tu edad"; ver programas propios "de tu edad", estudiar, conseguir un trabajo; ponerte corbatita y casarte despues de haber tenido unas respetables 4 o 5 novias; tener jijitos gordos y rollizos que sigan los mismos patrones que tú, aplanarte haciendo horas-nalga en el trabajo, jubilarte despues de 30 años de jalar como burro, "disfrutar tu jubilacion" y morir.

Me recuerda cuando Miguelito y Mafalda se ponen a ver un hormiguero. "¿Y todo para que? para tener a su vez hijos-hormiga que se maten todo el día trabajando..."

Eo dijo...

a tu edad no tengo ni la menor idea que deberías hacer, no soy bueno siguiendo estándares.

a nuestra edad todos deberiamos estar trabajando y no andar en esto, y?

la parte de "a mi edad, uno debe de tener las nalgas planas" me hizo pensar que las tienes voluminosas :D jajaja

que tiene de malo comer en la banqueta?

Rox dijo...

Ya sabíamos que a cualquier edad, eres un VIEJONÓN.

Excelente texto, mejor vida :)

Guffo Caballero dijo...

Estuvo bien chiro, jeje.

Tumeromole dijo...

Qué bonito es lo bonito.

«danito» dijo...

snif!

es lo malo de no ser de la edad que dicen que uno debe ser.

pero y qué y qué y qué!!

mmmmññññññññññ

n_n

ge zeta dijo...

Chingón el texto. Tú eres un VIEJONONÓN no chingaderas.

Muy buen texto =) Saludos

RAH dijo...

que buen texto y es siempre es preferible ser congruente con uno mismo que ceder ante las imposiciones huecas de otros.

Pelo dijo...

¡Muy chido, chilangelina!

Luisz dijo...

Y le vas a los PUMAS, ¿qué más quieres?

Mayra dijo...

Dios me senti identificada (casi) tengo 27, no uso maquillaje y paresco de prepa. Pero desde siempre he sido amargada como maestra de primaria solterona de 50.

miffie.melon dijo...

muy bonito, bonito

miffie.melon dijo...

muy bonito, bonito

miffie.melon dijo...

muy bonito, bonito

tazy dijo...

miffie.melon es la reencarnación de pompin iglesias... si acaso ya se murió.

es que usted es demasiada mujer para andarse dejando llevar por estereotipos y modelos absurdos. eso caray

lavega dijo...

Oh! y esto fue una declaracion de "y soy rebelde". Seguramente hay un monton de viejas/weyes que les vale madre el convencionalismo, solo que no tienen blog, no quieren o no les interesa que otros se enteren de su "rebeldia"

Lenna dijo...

Un post digno de publicarse el día internacional de la mujer (y yo le añadería "chilanga de hoy")

Me arrancasté una sonrisota que si hubiese hablado, diría: Yo también, muchas veces.

Armando dijo...

La rebeldía como afirmación del individualismo o solo como afirmación de la personalidad?

Los comportamientos no nos definen, solo nos identifican.

Yalicita dijo...

Me gusta mucho este blog, todos escriben cosas muy interesantes.

Felicitaciones, por cierto que me llega eso de a mi edad... porque sera que a veces nos da por hacer lo que no hicimos cuando debimos hacerlo.

Nefesh Bleu dijo...

Quiza lo que diga sea redundante conforme a los anteriores comentarios y quizá sume varios egocitos a tu cuenta personal, pero... ¿qué chingados?:

¡Bravo! ¡Aplauso de pie y por varios minutos! ¡Excelente automanifiesto!

¡Enhorabuena!

Manuel dijo...

La neta si esta chido. Suena a editorial iconoclasta de Vanidades, pero probablemente es mi vena criticoide.

Lo que si, es que deberiamos juntar a todos esos inadaptados sublimes y mandarlos a una isla. Con el tiempo sería el País de las Maravillas.

Y yo sería el único en saber donde se encuentra...jejeje.

Anónimo dijo...

Muy bueno,...
Muy bien...

Gusto


Enke

chilangelina dijo...

Luis, ¿ves? regaño sobre regaño. Gracias...

Kyuuketsuki, híjole, tú lo presentas más crudo...

Eo, no tiene nada de malo (lo de la banqueta), pero al parecer tampoco es lo deseable si tienes 25 para arriba...

Rox, gracias! Si un día me lanzo de candidata para algo serás mi publicista...

Guffo, gracias!

Tumeromole, bonitísimo...

Danito, eso, y qué...

Ge Zeta, tú trabajarás con Rox en mi campaña...

Rah, creo que es más fácil de lo que parece...

Pelito, gracias!

Luisz, no, el tema es, ¿qué más quieren los Pumas? XD

Mayra, y qué, y qué, y qué...

miffie, gracias, gracias, gracias.

Tazy, pues usted sabe bien de eso, ¿qué no?

Lavega, pues no sé cuál sea tu concepto de rebeldía, pero en mi caso creo que no aplica. Pocas veces he hecho algo que se pueda considerar rebelde: no fumo, no me pongo ebria, no consumo drogas, he sido una buena mamá, buena estudiante, pago impuestos -en dos países- y tengo bonita letra. Según yo, un rebelde es quien transgrede las normas sociales; lo que yo traté de plasmar no es la transgresión en mis acciones, sino el destiempo. He hecho lo que la sociedad espera de mí, pero siempre a un supuesto destiempo; por eso el título de este post, porque creo que el asunto de la edad es absolutamente relativo (jojo).
Lenna, gracias. Lo del día internacional etcétera, ya lo traté recientemente en mi blog; la fecha no me gusta. Gracias por la visita...

Armando, aunque ya expliqué que no considero que mi comportamiento de vida sea precisamente rebelde, creo que en la parte de la identidad tienes mucha razón: consciente o inconscientemente esas diferencias en nuestro proceder van orientadas a diferenciarnos de los demás, sin duda. Chido comentario...

Yalicita, gracias!

Nefesh, nooo, no me digas eso! Tus egocitos son mi escudo contra la madriza diaria!

Manuel lee Vanidades!! Oye, si crees que les interese y quieran pagar una lana, háblales de mí mano...

Enke, gracias!

Gracias a todos; se supone que es fácil hablar de uno mismo, pero escribir posts en primera persona en un espacio como este, aunque es algo que disfruto bastante, siempre te hace sentir vulnerable. Aprecio que no se hayan manchado (hasta ahora...).

Letty dijo...

pff... creo que me siento identificada u___u sólo que, a mi edad, estoy planeando casarme y trabajo (y no he terminado la prepa)

V dijo...

Genial texto!!!

Me identifico con tantas cosas, al menos ya no me siento tan de la chingada por no encajar nunca con "mi edad".

Gaal Dornick dijo...

¡Ah dio!, ¿Chilangelina en recolectivo?, no cabe duda que me he alejado de este mundillo.

Oye tenemos algo en común: Yo tambien me pitorreo de la gente que gana mas que yo... lo cuál no es muy dificil, casi todo el mundo gana mas que yo.

:(

ほし dijo...

como dije anteriormente, soy tu FAN!
Me encantó el escrito!

chilangelina dijo...

Tanta gente identificada con el "no encajar" seguramente envía un mensaje, ¿no? Algo estamos haciendo mal como sociedad...
Gracias por comentar.

Blogalaxia