domingo, 24 de mayo de 2009

Manejo de variables


A los cinco años de edad, me di cuenta que era demasiado grande para regresar al vientre de mi madre, de ahí pa’l real todo anhelo quedó supeditado a las leyes de lo posible y lo factible.

Nena, usted no será reina de belleza pero si le estudia mucho, chance y se gane una beca para estudiar en otro país donde la consideren exótica. A ver si con el tiempo se le compone el ojo chueco. A ver si con esta pomada se le hace la nariz respingadita. A ver si con el tiempo le crecen la tetas. A ver si con el tiempo conoce a alguien que la quiera por sus sentimientos.

Mis deseos de ser Nadia Comaneci se fueron al carajo en el momento en que mi madre, temiendo que pudiera lastimarme o en su defecto romperme el himen y no tener sello de garantía en mi noche de bodas, decidió no inscribirme en gimnasia ni en alguna otra disciplina. Ahora entiendo que evitarme la penosa escena de mí en leotardo dando brinquitos ridículos y una descalcificación inducida sirvió para años más tarde darme cuenta que la flexibilidad con la que abría las piernas era innata, sobra decir que casarme me produce alergia y que la primera vez que cogí ninguno de los presentes reclamó la ausencia de sangrado.

La suerte no existe, el destino menos, de ahí la importancia de fijarse a ambos lados de la calle antes de cruzar. Aunque algunas veces, las menos, ocurre que el chingadazo no proviene de las direcciones conocidas, es decir, en un plano cartesiano x/y resulta de pronto que hay “z” y en breve un jet con todo y secretario de gobernación te cae en la cabeza. Siempre cabe la posibilidad de que se te escape un punto cardinal.

Llevo más de diez años trabajando en un periódico local, en diciembre se hizo el recorte de personal más grande que haya experimentado la empresa a lo largo de sus 120 años de posicionarse como el diario más “vendido”. Con paciencia esperé estar dentro de la lista de lo corridos y con ello aprovechar la jugosa liquidación en menesteres más placenteros que buscar señoritas semidesnudas de 1750 pixeles mínimo para rellenar las páginas centrales. Todos fueron desfilando por la guillotina, hasta los que resueltamente consideraba intocables, todos, menos yo y otros cinco incautos de una plantilla de 37. ―revisa bien la lista Rubí― le dije a la de recursos humanos ―¿estás segura que no estoy en el recorte?― Y heme aquí, cinco meses después sigo haciendo el trabajo de 5 con el mismo pinche sueldo unitario.

No hay esperanza inocente, todas son premeditadas y por lo mismo se convierten en un discurso meramente político. Esperar que suceda lo contrario a la lógica es tan ocioso como creer en los milagros, en el cohecho divino; luego entonces la Guadalupana es más corrupta que Elba Esther. “Por favor, que no me vaya a caer la policía con todo esta coca”. “Por favor, que esta vez sí gane las elecciones”. “Por favor, que este vestido S contenga mi cuerpo L”. “Por favor que me atiendan rápido esta apendicitis en el Seguro”. Hasta en la ruleta rusa se tiene la certeza de que algún momento, si se recorre todo el carrete el chingadazo que te vuele los sesos será inminente.

En las Ciencias Sociales, al realizar muestreos y triangulación de datos existe un término para definir un resultado inesperado, raro y accidental a esto le llamamos serendipia. Sin embargo, las variables siempre son conocidas, lo que te saca de quicio es la descabellada combinación de las mismas.

Es por eso que no entiendo cómo después de tanto autoconvencimiento en mis fabulaciones y decidida convicción en desdecir el destino. En negarme la explicación fácil y desconfiar de los eventos afortunados, considere un hecho inexorable que tú y yo, tantas veces habiéndonos desplazado en líneas paralelas, al fin hubiésemos coincidido.

17 comentarios:

ほし dijo...

felicidades, muy buen escrito

Dib dijo...

Chinga'o, qué bueno resultó leerte hoy, me cae de a madre.

felicidades.

Anónimo5 dijo...

me gusta mas Manzanita Z.... ya que te perdonen

César dijo...

Hey,

¿Entonces ya subo mi post normal?

Estoy en el DF. Y me quedé sin pila. Leí tu mail.

Mucha suerte.

chilangelina dijo...

Este escrito es muy bonito.
Lástima lo otro.

SyL dijo...

Ni modos reyna, asi es la vida, todo pasa en su momento, y por algo estas en esta situacion ahora... no hay nada ke puedas hacer ke no hayas hecho ya... bastante tienes con la verguenza, si el tipo no lo entiende, pues tendras ke empezar a liberarte de sus lazos, ke por su parte, ya han sido soltados... cuidate y echale ganas...

Rox dijo...

De las preguntas mas frecuentes que tengo es, ¿Que es verdadero, sincero, puro?

Espero que los dos lo puedan contestar... y si no, la vida sigue, mas vale apechugarle.

Suerte!

Guffo Caballero dijo...

Siempre está la opción de viajar al extranjero y ser "la exótica" o quedarte aquí y esperar a que alguien te quiera por tus sentimientos, jeje.
Pero creo que lo que mejor funcionaría es ser coherente y no volver a mentir ni a exigir cosas que uno no puede ofrecer.

Saludos

Daniel dijo...

Regresar al útero de la madre. Ese karma psicoanalítico omnipresnete en sus letras. Una delicia. DSB

Anónimo dijo...

te amooooo!!!!!

Carmina dijo...

Querida, en ese intento de disculpa, lo único que lograste fue evidenciarlo y ridiculizarlo, sin hablar de la relación. El remedio resultó peor que la enfermedad. Not.

Casillero dijo...

Tu no hagas caso de si estuvo correcto o incorrecto lo que escribiste, cada quien tiene la forma de mantener sus esperanzas y sobre todo de pedir perdon espero que de verdad haya funcionado
opor otra parte creo que echaste a perder un excelente post sin , realmente bueno sin el agregado de tus lectores dependera si saben poner a un l;ado las viceralidades

Anónimo dijo...

Bueno, yo lo que entendí del escrito, siguiendo la línea del tema de la semana "Inocentes Esperanzas", esque el relato del Ctrl + Z no es real, sino que es parte precisamente del mismo tema, no????
O habrá sido una jugada irónica del destino??? siendo el tema "Inocentes Esperanzas" que la autra albergue la esperanza de que alguien la perdone... (que lo mas probable es que no...)

mmmmmm

Anónimo dijo...

Por un momento me la crei

Mario dijo...

Como, fue real?

Como?

Me gustó lo que escribiste.

los recuerdos del porvenir dijo...

Solo tengo un par de palabras para ti:

Owned Bitch.


---
Cuando estas cosas pasan, nace un conejo de pascua.

Palomilla Apocatastásica dijo...

yo también tuve alguna vez mi paralelo que de vez en cuando se volvió perpendicular.
pero como lo he dicho; tuve alguna vez.
La perpendicularidad es efímera.

Blogalaxia