lunes, 4 de mayo de 2009

Un día de éstos, óyeme bien...

Ser regio y al mismo tiempo despreciar a Monterrey no es un acto de traición sino de supervivencia.
Los que aquí nacimos resistimos a la ciudad porque nuestro sueño más feroz es poder largarnos de aquí algún día. Somos como el náufrago que pretende salvarse de la deshidratación a bordo de una canoa nomás porque se tiene prometido llegar a tierra firme (chaqueta mental por excelencia). O como el doctor que soporta los insultos del enfermo terminal por obvias razones.
Nuestra meta es aguantar bara hasta que el hartazgo llegue a bandera roja y entonces sí pintarle un dedo al Cerro de la Silla, a la sociedad pretensiosa, pero sobre todo a esa manía de meterse con la vida del prójimo tan usual en el ADN del norestense promedio.
"Un día de éstos me verán ir pero jamás venir", amenaza un regio a sus similares poco antes de enrielarse a sus labores o perezas cotidianas. Los demás lo miran con reservas, pues no hay nada más chocante que ver a uno de los nuestros triunfar en el extranjero, y entiéndase triunfar como ese acto valiente de mutilar el arraigo familiar para establecerse en sociedades en donde lo menos importante es saber cuántos hijos tiene, en qué trabaja, cuándo se casó y cuánto paga de renta nuestro vecino.
Monterrey es un pueblo que se sueña ciudad. Muchos de sus habitantes se toleran con la esperanza de jamás volver a verse uno de estos días. Y sin embargo, se vive bien. O al menos ésta es otra de las fantasías que nos repetimos minutos, días o años previos al despegue.

13 comentarios:

a.be dijo...

Que mejor frase que la de "Monterrey es un pueblo que se sueña ciudad"... totalmente describe el sentimiento de los que hemos terminado aquí, por algun motivo u otro...

Javier Cardenas dijo...

entiendo totalmente tu punto de vista por que se vive lo mismo en chihuahua, con la diferencia de que aqui la mayoria de las personas nisiquiera intenta despegar, por que creen que aqui lo hay todo y no hay necesidad de mas. Falsa realidad, por cierto estaba pensando irme a monterrey pero ya me dejaste pensando haha.

Saludos

Anónimo dijo...

jajajaja! y eso que no viven en la "ciudad" de Tlaxcala eh...

annie dijo...

Dios! leí esto y me has hecho el día. Adorable, no hay más palabras.
Yo sueño con que algún día caiga un meteorito en el cerro de la silla y se "achate", para ver que hacen los regiomontanos, yo por mi parte, creo que reiré sin parar.

saludos

Nefesh Bleu dijo...

Muy bien.

Saludos Mr. Ñets

Karma Girl dijo...

Creo que eso aplica a la mayoría de los mexicanos, tristemente. Y cuando logras salir del país, lo que más anhelas es volver, aún más tristemente...

Pamela dijo...

Gracias (:

Baruc dijo...

Great. eso me recordó Puebla chico, infierno grande. saludos desde pipopelandia

Rox dijo...

Pues yo me la paso "con madre" (como dicen ustedes) cada vez que voy y quiero mucho a mis amigos regios.

Buen post Ñets

PROFESOR ZOVEC dijo...

difiero contigo Mr Ñets pero cada cabeza es un kilo de barbacoa.
buen post

Daniel dijo...

Yo naci en Monterrey por error geográfico y siempre me quería largar de ahi. Tres veces me largué y en dos volví. La tercera fue la vencida: Hace diez años, Ppor fortuna, vivo en Tijuana. DSB

Anónimo dijo...

fuck yw y huevo tiene UN HIJO Y SE LLLLLLLAMAA ALEJANRDO ADRIAN Y LO NIEGA EL PUTO.....
P}ORALE, TODAS LAS VCIEJAS QUE E}QUIEREN SER SU NOVIA COMMO PELO, DUDA YU DE MAS ESTUPIDS HAAHHAHHAHAAAAAAAAAAA

La Chica "I see ugly people" Yeye dijo...

hahah muy cierto, sali de mty hace 2 anios y no tengo plan de volver, y no entiendo a mis amigos ke no se pueden ver fuera de mty ni en suenios...
Termine en asia haha

lo veo mas como un rancho ke se siente ciudad

Blogalaxia