jueves, 4 de junio de 2009

La bosta preferida



¿Cuál es, según tú, el post con el que te sientes mas satisfecho y por qué?

Primero una precisión. Bostas, no posts. Yo les digo bostas porque considero que con todo y que alguien escriba como el mismísimo Cervantes redivivo, al final, su producción literaria será una actividad parecida a la de ir a cagar: expulsar algo de las profundidades de uno.

En ese sentido, cada cosa que uno escribe provee de una satisfacción mínima. Sin llegar al extremo de declarar bendito el producto del teclado (ni el del vientre), creo que escribir lo deja a uno más ligero y aliviado que a los que les gusta vivir estreñidos de insensateces y dislates. Entre las excepciones a esta regla están escritores como Paulo Coehlo y Salvador Borrego, que no tienen remedio.

(La analogía cagar-escribir no llega mucho más lejos. A quien quiera extenderla le sugiero que contemple sus propias heces, las describa en un texto y recite dicho texto en la próxima cena de navidad para amenizar la reunión familiar).

Ahora bien ¿qué bosta me ha dejado más satisfecho? Eso depende de donde la haya yo evacuado para abonar el terreno. Por ejemplo, en un blog de crónicas de viaje (cuya dueña también escribe aquí), las fuentes de satisfacción son dos. En primer lugar, está la satisfacción que me proporciona el hecho de describir, sin sonar a recitación de wikipedia o a panfleto de oficina de turismo, algún sitio que me haya gustado visitar. Y en segundo lugar, me da gusto que algún lector llegue a comentar "qué lugar tan interesante, no lo conocía, voy corriendo a verlo con mis propios ojos". Ahí lo más satisfactorio ha sido lo que escribí de un panteón.

Por otro lado, en mi blog, la satisfacciones más grandes provienen de mostrar que no existe idea ni tan intocable, ni tan venerable, ni tan sagrada como para que no nos podamos pitorrear de ella. En ocasiones, como bono extra, recibo exabruptos que me indican que eché derecha la flecha. Tampoco es para echar cohetes al cielo. Muchos de los blogueros que no se limitan a decir nada más lo último que han hecho Google, Microsoft y Apple, o a autoproclamarse expertos en twitter, facebook y socialmedia (que es parecido a presumir experiencia en respirar), hacen en alguna medida lo mismo que yo: disentir.

Y aquí en Recolectivo la satisfacción (bueno, la mía) tiene otros orígenes..

Llevo, con esta, 15 bostas. Deberían ser 16. La que no posteé no lo hice por hueva, sino porque después de varios intentos continuaba sin gustarme. Para que yo pueda decir "ah, me gustó esto que acabo de escribir", primero tiene que cumplir con el criterio de que me haya divertido yo escribiéndolo. Sin embargo ese criterio aunque es necesario no es suficiente. El otro criterio que se tiene que cumplir consiste en que el texto contenga un elemento que le proporcione una sensación de cosa recién descubierta a lo que estoy diciendo. Aunque se trate de una narración sobre algo tan prosaico y cotidiano como freir un huevo, si tiene ese elemento entonces estamos hechos.

Es como dice Stephen King en On Writing (que recomiendo mucho que lean): narrar bien una historia se parece a descubrir un fósil. Usas tus herramientas expresivas para sacarlo a la luz lo mejor que puedas. No importa si es un trilobite diminuto o el esqueleto completo de un tiranosaurio.

Voy a ejemplificar esto que digo con un link de aquí mismo. En el tema "Señales del Apocalipsis" escribí una bosta que contiene dos textos. Ambos son ficciones. Uno me aburre y el otro me gusta mucho. El primero parece moraleja y tiene de emocionante lo mismo que un texto de Cuauhtemoc Sanchez o un gol en una final de futbol, es decir nada. El segundo me gustó mucho más. Me fusilé elementos de grandes como Niven y Clarke y conseguí armar una premisa (ese sería el fósil descubierto) que no me causara un bostezo: ¿qué pasaría si alguien despertara y descubriera que mientras estaba dormido la humanidad se extinguió? En el desarrollo de la premisa apareció el sr Nalgabruta que es un genio y un manirroto. Como Howard Hughes sin sus pinches fobias. Si no he escrito aquí más sobre el sr Nalgabruta es porque no todos los temas que proponemos se me antojan para acoplarlos a esa historia.

Para acabar con este preámbulo larguisimo, la respuesta seria que donde introduzco al sr Nalgabruta es lo que más satisfecho me ha dejado de lo que llevo escrito en Recolectivo. También fue satisfactorio enterarse de que había dos lectores que querían saber en qué continuaba. Creo que uno de ellos era mi mamá.

pd1. Las tripas reventadas de coraje de algunos anónimos siempre serán un plus de satisfacción. No me averguenzo en confesar placer de ser motivo de derramamientos de bilis. Me gusta imaginar que mis frases mal juntadas se convierten en una fuerza de la evolución que limpie un poco el planeta de tanto corajudo.

pd2. Otro manantial de satisfacción es cuando me corrigen ortografía. Da gusto ver que haya gente con al menos las mismas capacidades del corrector de ortografía de office. Nomás les falta aclarar si están haciendo un favor o están pidiendo chamba de corrector de estilo.

13 comentarios:

angelbc dijo...

Que conste en actas que el Sr. Nalgabruta no es necesariamente de mis favoritos de este blog, pero la oportunidad de conocer mas de cerca a un autor siempre es bienvenida. La persona detrás del texto suele ser mas interesante y digna de atención. Esa es la idea detrás de todo esto y así ha resultado sin excepciones.

Mil gracias por excretar esta respuesta aqui ;)

Ann dijo...

leerte de ti resulto mas interesante que leerte a ti.
yo espero desesperadamente por Nalgabruta....

Rox dijo...

No me acuerdo si te invité primero a nolecuentes.com o te invitaron a recolectivo. La cosa es que ya había leido ficción tuya en metatextos y eras de mis favoritos, por eso supe que encajabas perfecto aca.

Como sea, admiro esa capacidad tuya de metamorfosiarte, conservando tu identidad.

Spot Gabbiani dijo...

La historia de Nalgabruta me parece sumamente interesante, me alegra que tengas pensado continuarla.

Saludos.

Daniel dijo...

Que Paulo Cohelo es literatura chatarra, concedido. Pero por qué lo comparas con Salvador Borrego? Borrego es acaso literatura pop, fácil o complaciente? Puedes no estar de acuerdo con Borrego y es lógico que no lo estés (ateo y anticlerical como soy, yo no estoy de acuerdo y no coincido con él en la mayoría de sus ideas. Después de todo Borrego tiene una visión muy católica de la historia) sin embargo, debes reconocer que hace falta tener muchos huevos, mucha entereza, mucho carácter y mucha honestidad intelectual, para sostener públicamente su visión de la historia. A un autor chatarra o pop no lo censurarían ni lo vetarían de la feria del libro de Guadalajara. En este mundo puedes ser anarquista, comunista, guerrillero, pro gay, pro zoofílico y seras bienvenido al jueguito y aplaudido, pero atrevete siquiera a poner en duda el holocausto y conocerás el verdadero peso de la censura y el ataque del sistema en tu contra. Borrego es de los pocos que contra viento y marea, se atreven a defender a los eternos proscritos de la historia y a cuestionar el dogma de fe de los buenos y los malos en esta novela llamada Siglo XX. DSB

Camlost dijo...

Sr, no creo que sean solo dos los que esperamos el retorno de el sr. nalgabruta :)

Saludos y felicidades.

Lupe dijo...

Yo también quiero saber más de el Sr. Nalgabruta :D

Botica Pop dijo...

zas. como he podido vivir sin tener idea de quien es... ¡salvador borrego!
comper, me paso al wikimoment.

controlzape dijo...

Daniel: Me atreví a poner a Coelho y a Borrego en la misma frase por que considero que comparten un defecto: echan más mentiras de las que estoy dispuesto a tragarme. Coelho en su libro El Peregrino narra un suceso real (su propio peregrinaje a Santiago de Compostela) e introduce elementos sobrenaturales y fántasticos, que según él, si ocurrieron.

Ahora bien, Borrego dice que el holocausto es una obra de ficción y que todos estaríamos mejor hablando alemán. Lo cual como premisa no se me hace mala. Que alguien, alegando revisionismo histórico, niegue que ocurrió un hecho, no me para de pestañas. Es una opinión que no me opongo que sea expresada pues se me hace valiosa por disentir y por obligar a que uno estudie historia para ver si tiene o no razón. (La primera vez que conocí de eso fue gracias a su nieto, quien en un clase que llevábamos juntos de historia en prepa, esgrimió las tesis de su abuelo).

Lo que, en cambio, cae en los terrenos del dislate y es digno de todo mi pitorreo es que Salvador Borrego se invente datos para "validar" sus opiniones históricas. Lo cual, desde mi muy particular rasero, tiene tanta honestidad intelectual como lo que hacen Jaime Maussan, Carlos Trejo, Carlos Castaneda y J.J. Benitez en sus respectivos ámbitos.

Lo de la Feria de Guadalajara no lo conocía yo. Lo que sí sabía es que su libro Derrota Mundial (editado por 1era vez en 1953) ya va por la edición número cuarenta y ocho. En una librería Porrua ví varios ejemplares nuevos. Salvador Borrego ha de ser las víctimas del sistema que más tiempo tiene vendiendo un libro.

A mí me impresionaría más la entereza de Borrego si fuera a Europa a decir lo mismo que dice aquí. Después de todo en México a uno no lo meten a la cárcel por andar diciendo que el holocausto no ocurrió y en cambio, sí se puede florecer como intelectual del catolicismo "laico" (ese con el que navegan personajes como Serrano Limón o Lorenzo Servitje) adoctrinando al que se deje con perlas como esta .

Daniel dijo...

De acuerdo contigo Controlzape. Borrego no es precisamente un doctor en historiografia que respalde con pruebas o documentos sus afirmaciones y sí, yo tambien repudio con el alma a personajes como Servitje y Serrano Limon. El catolicismo le ha hecho mucho daño a México. Yo no soy un correligionario de Borrego ni mucho menos, pero tiendo a aplaudir a quien contradice dogmas de fe y en este mundo el holocausto es un dogma de fe incuestionable. Tú puedes negar que los españoles exterminaron al pueblo azteca y no te pasa nada, es tu opinión. Tú puedes amar u odiar a Napoleón o puedes proclamarte maoista y negar que la Revolución Cultural le costó la vida a más de diez millones de chinos y nadie va a meterte a la cárcel. Pero atrévete siquiera a dudar del holocausto y entonces caerá la guadaña. El holocausto es el único dogma de fe del mundo moderno, dudar de él es la única idea que tienes prohibido expresar, la única por la que legal y oficialmente te pueden cargar una condena penal. Una esvástica en la chamarra puede costarte varios años de cárcel en Europa del Este o Alemania. A Saramago le costó muy caro atreverse a cuestionar el genocidio en Palestina. Los palestinos pueden morir por miles y nadie tiene derecho a reclamar por ellos. Y yo no soporto los dogmas, sean de fe o sean de historia y defiendo mi derecho a dudar de ellos. Por cierto, cambiando de tema, confieso que en mi adolescencia fui un fiel seguidor de Carlos Castaneda, tan prostituido por la moda new age, aunque siempre me han cagado Benitez, Mausan y compañía. Saludos. DSB

controlzape dijo...

Igual Daniel. Me gusta que Borrego disienta. Nomás no me gusta que mienta. Los dogmas de fe que dices respecto al holocausto también me dan harto desconcierto. Una vez leí en un panfleto de una prepa, donde varios judíos chilangos llevan a sus hijos, que los invitaban a participar en el viaje de verano que hacen todos los años a Aushwitz. Uno que fue me contaba que la visita es más religiosa que histórica y se enfocanban mucho en promover el llanto, la autoconmiseración étnica y de paso la xenofobia.

ほし dijo...

no me pude percatar si las últimas pd. eran sarcasmo o no. No me gusta corregir ortorafía, sin embargo, sí la noto.

Creo que ahora leeré tu post sugerido.

controlzape dijo...

Ojo, que yo no he sugerido nada.

Lo que a mí me satisface seguro a otro le parece execrable. La pregunta decía cuál post me satisface más a mí no cuál creo que haya dejado más satisfecho a los lectores.

Blogalaxia