martes, 30 de junio de 2009

Les Causes Perdues



La imposibilidad de evadir las pláticas sobre salud personal, enfermedades y, peor aun, remedios caseros, homeopáticos y alopáticos se ha incrementado con los años. Probablemente tener 29 años - casi 30, a decir verdad - me acerca desbocadamente a una legión de enfermos preocupados por convalidar años de excesos. Quizá sea mi caso. Lo relevante aquí es comprender que no importa cuan jodido esté el planeta, sus guerras, los gobiernos disfuncionales, el caos, la inmundicia, la ausencia de significados y el panorama lúgubre envolvente; lo que a la gente verdaderamente le preocupa es su salud. Todo lo demás solo los compunge o los conmueve - a lo mucho los indigna -, y todos esos sentimientos son intercambiables. Basta cualquier distractor para que la noticia de asesinatos y violaciones se difumine cómodamente. Una muela podrida, en cambio, o el sobrepeso que comienza a calar en las rodillas o corroer el colon, es un asunto de índole apocalíptico y definitivo: eres endeble y te vas a morir.
***
Es difícil lidiar con los códigos de vestimenta de los trabajos y oficinas. Bueno, en realidad no. Es lamentable, eso si, ajustarte a las exigencias inherentes del reclutamiento, y luego sobrevivir diariamente vestido de forma diferente a la que te identifica. Es la identidad la que se diluye, y la incomodidad de esos zapatos, el pantalón formal - que empeora si debe llevar pinzas -, planchar esa camisa infinitesimal o utilizar corbata, es el prefacio de que ya no te perteneces, y que lamentarse de eso, o asumirlo, es todavía más ridículo que tu atuendo.

La cosa empeora cuando el código de vestimenta goza el apoyo de tus compañeros de trabajo, y sin necesidad de que el patrón te sancione, si te atreves a llegar en tenis o camisa polo, sin corbata, tus amigos esclavos te contemplarán con desdén y reprobación. Tal dinámica es toda una institución. Combatir contra ella, especialmente en este país de las apariencias, donde una corbata y un saco es la diferencia entre "joven" y "licenciado", es futil. Lo mejor que puedes hacer es utilizar calzones serigrafiados con rostros de Proudhon, Bakunin y, de ser necesario, Sade y Henry Miller. Estos últimos, dependiendo tus inclinaciones, en el culo y en el frente. Hacerlo será tu último reducto y consuelo.
***
Hay que aceptarlo: la gente quiere reir. Ese es el secreto de la blogstaridad. Eso, y un toque de incorrección, o de irreverencia ante el status quo inmediato o, si te cuesta trabajo la guasa y la majadería, de alegorías generacionales que todos compartimos. Debes hacer reir al lector, o insultar como nadie más (el teorema de pepito), o comulgar con él, decirle que te sientes igual que él, y que compartes perspectivas semejantes sobre el pasado, sobre la vida y sobre el futuro, sobre el sexo y la comida. La literatura no es eso, ni remotamente. Creo que cuando un autor olvida los temas urgentes, cae en esos largos etcéteras que son también el equivalente de esas reflexiones diluidas o pasadas por agua que aparecen en los programas de televisión, útiles para amalgamar lo banal con lo sublime.
***
Por otro lado, dudo que recurrir al tema de Honduras se trate de algo urgente o necesario. Uno abre páginas, lee portales de noticias y piensa: ¿Un golpe de estado? ¿Militar? ¿En pleno siglo veintiuno? No sólo el asunto es tristísimo, sino demasiado passé, penosamente retrogrado. Apenas en el 2002 casi tumbaron a Hugo Chavez, y el coup d'etat unicamente refrendó el poder del caudillo venezolano. Era como Pepsi contra Coca-Cola, por el poder absoluto de las fuentes de soda en los McDonalds.

El betún adornó el pastel cuando hube de presenciar el congreso hondureño rezando ¡Rezando! Tomados de la mano, alguno que otro lloriqueando. Afuera la gente acusaba a los soldados de traidores, y aquí en México, en Venezuela, en Bolivia y en todas aquellas partes donde la izquierda ha resurgido como si fuera un revival de Cher, Chico Che o Rafael, los discursos populistas, incendiarios y antiyanquis (¿es eso la izquierda, un perpetuo NO al destino manifiesto gringo?) han encontrado mejores microfonos y delirios renovados.

La izquierda no es un tema urgente. Probablemente sea más interesante entender como nos hemos convertido en repúblicas bananeras para risa de pocos e indiferencia de muchos, porque ¿a quién de los que me está leyendo en este momento le importa sinceramente un bledo lo que sucedió en Honduras? (Anden: digan que si; es barata la conciencia súbita y la preocupación repentina).
***
Escuchar la guerra contra el narco me priva. Es una cumbre ingenua. El sitio más alto a donde una competencia deportiva de niños de preescolar puede aspirar. Me gusta pensar, o más bien, recordar, a Julio, a quien ya no he visto en algunos meses, y que, palabras más o menos, trabaja o trabajó para cierto cártel.

Recuerdo cuando fanfarroneaba de haberse acostado con Michelle, quien por otro lado gozaba la fama de haberse acostado con casi todos los amigos de Julio, y cuando le pregunté en tono de muchas bromas si había usado condón, me dijo que no, por que no le tenía miedo ni a la guerra contra el narco ni al Sida. Por qué no les tienes miedo, le pregunté con una mueca de diversión. Pues por que las dos cosas son inventos del gobierno para que la gente no pueda ganar dinero ni coger a gusto.

Ni el Sida ni el gobierno acabará con el narco. Pero uno puede asombrarse o reir con toda la idiosincrasia que le acompaña. Eso, sin duda.

19 comentarios:

Roy dijo...

Enumeraste los temas y los desglosaste; mandando a la chingada cada uno... pero por algún motivo no sé por que crees que se debe leerte con elocuencia; y de alguna manera veo venir a los anónimos que te darán una opinión pendeja de tus escritos pero igualmente carente de forma como ellos... te equivocas, la formula es: Palabras rebuscadas + groserías = Blogstar

Anónimo dijo...

You know what they say: You can't teach a gay dog straight tricks. Eres un MamaPITOS!, Manuelita hazme un favorcito, NO?

El Contador Ilustrado dijo...

triste realidad la de los blogers

CocodriloRojo dijo...

-Aish! yo soy blogstar por que escribo groseria y critico a otros blogstars para que se fijen en mi.

¡Vas y chingas a tu madre Roy!.

Te la mamaste Manuel.

Kurazaybo dijo...

Roy medio tiene razon, y este post esta lleno de perlitas de la sabiduria jajaja

Kurazaybo dijo...

Roy medio tiene razon, y este post esta lleno de perlitas de la sabiduria jajaja

César dijo...

Me gusta tu sabiduría de escusado.

Y que no intentas ser un blogstar.

Pasando a otros temas más íntimos, mañana no estaré disponible para escalar, porque vino un carnal del business y andamos viendo pendejadas en el calor y la garnacha. Ya sabes.

Por cierto: Ya estás dado de alta (wink). We should meet soon.

Eo dijo...

jeje buena manera de mandar a la chingada toda la situación actual... inventos del gobierno? creo que el gobierno en si, es una invención de si mismo

Manuel dijo...

y adivina que, anónimo: van a ser nueve, con éste, por que voy a borrar el tuyo. Así de mucho me importan los comentarios... jejeje.

Anónimo dijo...

jajajajaja..que desesperado estás.

Como no puedes con palabras ahora borras comentarios.

Como dije anteriormente cada dia te vuelves mas loooser.

Y cada dias somos mas la gente que nos repugnas con tus escritos que plagias en la red, o cadenas de e-mail como este.

¡¡LARGATE A CHINGAR TU MADRE DE RECOLECTIVO!!

Manuel dijo...

Anónimo: Nel, no, no se arma, ni madres. Aquí me quedo, en Recolectivo, por los siglos de los siglos, amén. muajajaja.

Y presentame a todos los repugnados por mi culpa. Que digas que plagio lo que escribo es una forma tácita de reconocer que son buenos, y que por ello los robo. Una forma bizarra de halago, pero la acepto.

Igual te recomiendo que el Comité de Repugnados por Manuel (CRM) haga una carta o escrito y se la mandé a Luis. Estoy muy seguro que les hará caso y me echará ipso facto del lugar.

(Debo reconocer que me divierto respondiendote; placer culposo el mio, lo se, pero qué le vamos a hacer...)

Besitos, anónimo. Salúdame a los repugnados. Suenan como a esposas abandonadas o insatisfechas. Avísame si puedo hacer algo por ustedes.

Anónimo dijo...

Sí, hay algo que puedes hacer por nosotros: meterte el dedo en el culo.

Y sabes? no haremos ningun comité pues no eres importante como personajes populares de la talla del peje.

Bye bye looser.

regio dijo...

ja, ja :D, el famoso y carismático jordi rosado volvió a las andadas

KE+DA dijo...

Manuel, ¡chingas a tu DESPANOCHADA MADRE! :D

JAJAJAJAJAJAAJAJA MARICON DE MIERDA!:D

Anónimo dijo...

Pues si, bien escrito para un pobre pendejo que se hizo bloger a base de eso insultar, hacer reir, ser un chamaco malportado.
Ahora ya se cree grande y se cree con autoridad para criticar lo que fue. Igual y si puede. Igual nadie le cree.
Por MENTIOROSO.

Manuel dijo...

Muchísimo gusto, repugnados... Sabía que vendrían a presentarse.

Ahora, solo escriban la dichosa cartita, y prometo considerar irme de Recolectivo. Se los juro...

sala verga dijo...

El clásico pendejo (Manuel) que trata de impresionar escribiendo nombres de estructuralistas entre cada párrafo, acompañados de una última oración sentenciosa (el pleonásmo es a propósito).

¿Escritor, de dónde? Primero aprende a pausar con comas y luego a usarlas en subordinados, pendejo.

Y por cierto: no te queda esa modestia de hablar disimuladamente de lo que es la literatura diciendo lo que no es; mucho menos haciéndote el cínico, empleando el término "blogstar" (que palabra tan más geekie) como si te deslindaras del mismo.

Manuel dijo...

Estimado salaverga ficticio: Gracias por lo de clásico...

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.

Blogalaxia