sábado, 25 de julio de 2009


Espero acumular suficientes experiencias durante mi vida para no romperme la cabeza pensando cuál quiero que sea mi voluntad final el día que la muerte me pise los talones.

Quiero esperar lo inevitable sin complicaciones y en calzones, acostado en mi cama, rascándome los huevos. Quizá al verme así, la muerte desista en su intento... o me lleve de un guadañazo limpio, por haber vivido tanto y darme el lujo de no tener un último deseo.

5 comentarios:

Gerardiux dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

La idea es simple y concreta, me gustó.

Rox dijo...

exacto, nada de último deseo...

:)

Anónimo dijo...

yo yo yo yo.... ya bajale a tu egocentrismo guffo

OGRRE dijo...

"...darme el lujo de no tener un último deseo." me encantó la frase. Buen final, eso es todo. Saludos.

Blogalaxia