viernes, 21 de agosto de 2009

333 The number of the Beast (Dante y Hank Rhon)



No sé si Jorge Hank Rhon ha leído La Divina Comedia o si Dante era hankista. Y no, no crean que esto tiene que ver con los demonios y los círculos infernales en donde más de un chamuco de Atlacomulco debe habitar, sino con la cifra hankista por excelencia. Cualquiera que conozca a Jorge Hank Rhon sabe bien que es supersticioso a morir y siendo un empresario del juego, aficionado él mismo a las apuestas, da una importancia sacramental y religiosa a las cifras. Todo mundo sabemos que así como la Bestia del Apocalipsis tiene el 666, la marca de Hank Rhon es el 333. Es su signo de batalla, su grito de guerra.

En las campañas políticas todos hemos visto a las masas congregadas en el Hipódromo Caliente con las manos alzadas marcando el Tres con los dedos, como si de un tridente maldito se tratara. Su restaurante (uno de los más fashion de Tijuana) se llama el Trez. Tiene tres pisos. Uno es restaurante, el otro bar y el tercero discoteca. El estadio de Xoloitzcuincles tiene 13 333 lugares disponibles, pero su aforo final será de 33 mil 333. En el estacionamiento de Pueblo Amigo (su hotel y Centro Comercial) cobran una cuota de 33 pesos. Durante su trienio como alcalde, Hank se divertía jugando a ser el chofer de la Calafia 333, misma que le regaló Gregorio Barreto, a bordo de la cual recorría las colonias populares con su séquito de guaruras asesinos atrás.

Cuando le pregunté en 2007 si no se había excedido con sus gastos de campaña a gobernador, me contestó con el cinismo acostumbrado que le habían sobrado 33 pesos. Y así me la puedo llevar enumerando aspectos de la vida de Hank en donde el tres está presente.

Pues bien, para seguir alimentando su devoción por esta cifra sagrada, voy a recomendarle a Hank que lea La Divina Comedia en donde la cifra Tres, número sagrado de la Trinidad, juega un papel importantísimo. El poema épico está dividido en tres partes, Infierno, Purgatorio y Paraíso. Cada uno de estos tres libros se divide en 33 cantos. La Divina Comedia comienza con un canto introductorio, de manera que el conjunto de la epopeya comprende 100 cantos, la cifra de la perfección.

Cada uno de los tres territorios del más allá se divide en nueve tramos, es decir tres al cuadrado. La métrica que Dante concibió para la Divina Comedia se basa una vez más en el tres. Se trata de una rima encadenada en estrofas de tres versos, la terzarima, que se mantiene a lo largo de toda la obra. Así las cosas señor Hank, no tienes pretextos para no leer a Dante. Tal vez encuentres la clave para ganar la elección en 2013 y acabar de convertir a Baja California en el auténtico Infierno dantesco.


12 comentarios:

Kim dijo...

No la hagas no me cae del todo bien el Hank, y pues soy de Baja California...

Si se convierte en un infierno Dantesco es lo de menos, lo podria soportar; pero el simple hecho de pensar que ese hombre se postulara de nuevo, me manda directo a mi infierno personal.

chilangelina dijo...

Muy buena vuelta de tuerca. Tres aplausos.

Roy dijo...

Excelente uso del tema... Eres un gran narrador

grillo dijo...

yo pensé que era una satira a la canción de maiden. snif!

Ricardo dijo...

No mames, a ver si este Hank no te mata, tres veces.

Ayla!

Manuel dijo...

Trés bien, estimado Daniel, en francés.

Definitivamente.

La.Angie dijo...

Muy muy muy buen tema!.. jaja.. tambien soy de BC.. y no quiero que reeliga ese cabron!.. no le des ideas con ese libro:s


Saludancias!

Saralá: dijo...

Mal pedo, tambien soy Baja Californiana.

El Infierno de Dante me aburre mil.

Hermes dijo...

muy lejos como para preocuparme del 3 :P

Folósofo dijo...

No conozco al tipo, ni vivo en México.
Pero me llegó por la relación con lo supersticioso.
333.....Quizás está pactado.!!!

César dijo...

Güey


Quien gane en éste pinche estado bananero vale madre.

Va a ganar el PAN como siempre. Hay pocas opciones de otros partidos. Además la gente es panista, por generación espontánea (sí les preguntas, no saben ni por qué)

No temas güero, tu puesto está seguro. Hank no ganará.

davihds dijo...

yo he intentado leer La Divina Comedio 3 veces, y creo que nunca la terminaré de leer, el Paraíso me provocó una enorme hueva (aquí vienen las mentadas) y no se si algún día me atreva a intentar nuevamente leerla.

Blogalaxia