lunes, 14 de septiembre de 2009

A que no sabíaN



Les voy a decir unas cuantas cosas del algunos del colectivo recolectivo que quizá no sepan. De sus integrantes, de mis percepciones y demás información prescindible para alimentar su procrastinación de lunes en la mañana ó domingo muy tarde.

Guffo es pocamadre. Lo conocí en Monterrey y ama locamente a su mujer. Si yo fuera hembra, dejaría que me fornicara intensamente sobre algún lugar exótico, y más importantemente, que me hiciera el amor con ése bigote de bandolero del amor. Sí ustedes lo leen, y no lo conocen, y aún así aman sus dibujos y sus redacciones de quimeras suaves, en vivo no tiene nada de mala leche. Espero el momento en que visite tierras del noroeste para invitarlo a beber vinos de la localidad, a comer langostas del Pacífico, y a conocer escenarios podridos locales de ínfima diversión nocturna.

Manuel es una persona odiosa. Un ex decadente. Sin embargo en la vida somos socios e incluso tenemos una cuenta mancomunada en banorte, de la cual solo podemos cobrar cheques contra firma consensuada de ambos. Es más romántico que ojete, y a veces es tan artístico que se sale del contexto natural de la vida misma. Ama los bosques, la comida sana (háganme el puto favor), y a pesar de que lo lean renegado, paga $250 pesos por cortes de pelo a la moda. Ah, y cada miércoles lo veo en la sala riéndose de los comentarios de su anónimo stalker.

Borregata es claramente más inteligente y culta que su guey, pero claramente se deja ganar para no verse en aprietos de egos. Es simpática, y más cuando bebe hasta el punto de no regreso donde entra en un proceso contracíclico de elucidaciones de peda y puede convertirse en un torbellino de intelectualidad emborrachada. Lo más importante es que maneja en todas las demás ocasiones un gusto refinado, y una presencia agradable y a veces imperceptible, que me hace pensarla como un vestido negro de Chanel o como el tronido de una botella de vino tinto recién destapado. Qué poético.

Y de mí, solo puedo revelar que pasé la infancia entera degustando mis propios mocos, so pena de una cachetada entera de mi madre cuando me cachaba.

12 comentarios:

Alegría Buendía dijo...

Mi mamá se guardo la cachetada para después. Para cuando,años después, le presentara a mis novios y ella pudiera sacar la historia de como esa hijita tan bonita y finita se comía los mocos.

Anónimo dijo...

Pues no sabia, pero me lo imaginaba; me dejo agradable sensacion tu post, gracias.

Luis dijo...

Lo que dices de Guffo es completamente cierto; en Manzanillo me enamoró y yo me perdia en esos ojazos verdes y en su panzota velluda.

A Manuel yo lo conoci saliendo de la decandencia, cuando aun era una persona normal que bebia. Joteamos toda la noche, snif.

Manuel dijo...

¡Puras difamaciones!

Odioso un poquito. Si.
Pero ahí en fuera, son meras mentiras. ¡No pago 250! Pago 200.

Los 50 son de propina. Me gusta que mi estilista se sienta contento.

Y todavía recuerdo aquellas borracheras con el Guffo en barrio antiguo, pizza incluida, y como olvidar la jotiza irremediable @ huevo's house. Contigo también tuve algunas pedas dignas de remembranza.

Y la Borrega, cuando se emborracha, habla como un lindo muppet intelectual.

a.be dijo...

Jajajajajaja...

El Manuel es otra persona desde que no toma, pero como que no le hace mucha falta, basta recordar el show que se aventaron en tu cumpleaños bailando Thriller...

La Borregata me encanta por que deja salir vestido a su hombre muy incorrecto a las fiestas y se lo festeja...

Del Guffo, lo has dicho todo... un tipazo!!!

De ti... la neta es que pobrecita de tu mamá, lo malo es que ahora me toca a mi regañarte... jajaja

Guffo Caballero dijo...

Jajajajaja... bigote de bandolero del amor... te mamaste, jajajaja.

Todos los blogueros que he conocido son bien a toda madre. César y su mujer, Rox, Zónico, etc, etc... Pero ninguno tan guapo como Manuel o el Huevo. ¡Papuchos!

Kabeza dijo...

*celos*

Guffo Caballero dijo...

Kabeza, lo nuestro es distinto... nadie lo entendería, snif.

Manuel dijo...

Que jotos, eh, me cae...

Ya corrijanse.

Rox dijo...

Concuerdo con lo que todos dicen de GUFFO, es de las personas mas auténticas y chingonas del planeta.

Aca también queremos a Kabeza.

Besitos amiguiz!

chilangelina dijo...

El Guffo está tan cotizado que ya casi ando comprando mi boleto a la sultana nomás pa' ver si es cierto.

Anónimo dijo...

Amigo!, yo pensé que ya te habían sellado un patín en el culo por los retrasos e incumplimientos a tu día asignado...veo que no, gustoso.

Me gusta tu post y ya quiero conocer a Guffo, jaja

Blogalaxia