lunes, 14 de septiembre de 2009

Olor a rock



Nací ciega, nunca he visto una sonrisa o un atardecer. Mi entorno lo tengo aprendido con las manos y fuera de alguna ayuda temporal, puedo desenvolverme sin problema. Para mí, el no ver es un lujo, aunque los demás no lo consideran así. Especialmente mi madre, quien siempre se culpó de mi “carencia” sensorial.

De pequeña, yo no sabía que me faltaba un sentido, ya que mi nariz cubre -y en demasía- la falta de visión. Ahora lo disfruto enormemente, pero el inicio fue difícil. Y es que resulta que no sólo soy ciega, sino que también soy sinestésica. Siendo más específica, tengo la habilidad de oler melodías. El primer recuerdo que tengo de esta singular percepción es el estar llorando mientras mi madre me cantaba canciones de cuna. Ese meloso sonido siempre me ha parecido repugnante… algo así como a leche podrida.

Las consecuencias de oler algo indeseable son las mismas que para cualquier persona: asco e incluso vómito. Cuando mi madre se dio cuenta de mi involuntaria reacción, me detestó. Cerró a mi percepción cualquier melodía y los olores a los que estuve expuesta se redujeron, ya que decretó pulcritud absoluta a la servidumbre. La niña no debiera de conocer más olor que el del jabón y los desodorantes. No saldría ni a la esquina y la radio o televisión estaban vetados. Por supuesto, esta acción no limitó mi capacidad sensorial, simplemente estaba expuesta a menos olores y sonidos comunes.

Quizá por esto hubo un tiempo que el oler con mis oídos era menos frecuente. Esta situación cambió al morir ella y ser lanzada a la calle por mi padrastro, expuesta a una multitud de olores y melodías. Tenía 16 años.

Me recogió un vagabundo que ganaba unos pesos tocando el saxofón en el metro. Primero me tomó como su hija, pero al ver que ya tenía mi cuerpo desarrollado, me tomó como su mujer. Fue así como de pronto, no sólo estuve expuesta a una cantidad exagerada se ritmos y sonidos, sino que también a nuevos olores. Olores de hombre, olores de sexo.

Recorrer su cuerpo con mi nariz fue un coctel molotov. Mis entrañas se estremecían, mi cuerpo reaccionaba. Me detuve en su cuello y axilas tanto tiempo, que él me tuvo que despegar. Entonces bajé a su pene y olisquee por debajo de sus testículos. -Láme- me ordenó la primera vez. Es extraño, no se me había ocurrido saborear. Si la sensación de oler era ya suprema, al incorporarle sabor se convirtió en pedacitos de cielo.

Fue así como me convertí una experta en mamadas. Lamía, chupaba, succionaba, recorría, devoraba. El glande, el tronco, los testículos… lo que fuera con tal de que él empezara a excretar ese olor a semen y sudor que me volvía loca. Al terminar, me acurrucaba en su axila y dormía feliz.

Un día no volvió del trabajo. Lo esperé hasta que el hambre me hizo salir de nuestro refugio. El gobierno me recogió, aunque tuvieron que doparme. Me llevaron a una casa de asistencia en la que negaba a alimentarme, a hablar. Los encargados no hicieron nada al respecto, supongo que sólo esperaban a que muriera.

Eso fue hasta que un día, el hombre que hacía la limpieza comenzó sus labores escuchando rock, más específico, un estridente Jelly Belly de los Smashing Pumpkins. Inmediatamente, comencé a reconocer el olor a sexo. Semen, sudor y demás feromonas.

Sin preguntar, me lancé a su miembro. El tampoco opuso mucha resistencia.

Es así como, desde entonces, soy adicta al rock and roll y a las mamadas. Ahora regenteo este club de sexo y sí, la música que tocamos es rock.

17 comentarios:

fakir dijo...

amh... das parfum con tintes de melomania?...la imagen gloriosa fue "Fue así como me convertí una experta en mamadas..." neta genial, mucho bueno.
Jelly Belly? neta?....living makes me sick so sick i wish i would die...
ciao

pabel peres dijo...

verdaderamente este pretencioso BLOG valió madre antes de lo esperado, que bueno porque si era una CAGADA el huebo no vale madre, nomas el falso y salamierda lo salvaban

Lobo Estepario dijo...

Personalmente (sin ánimos de herir suceptibilidades) creo que tu post de esta semana es bastante malo. Considero que la idea pueda ser original, pero los recursos utilizados no llegan a transmitir. Es hueco, falto de estructura y un tanto exagerado (y no precisamente por el tema).
Creo que desarrollar este tipo de textos no es precisamente lo tuyo. Eres buena (te he leido con anterioridad); pero ahora ni por error, ni sabiendo que todo era mentira, logré creerte. Saludos!

Kyuuketsuki dijo...

No mamar (oh bueno, sí). Que buen relato. La idea de ocupar a una sinestésica ciega... me cae que no tuvo madre. Chingón.

Anónimo dijo...

mas puterias sin sentido, imaginar a una ciega haciendo el amor, me parece tan aburrido que me da hueva el post.

si este post te tomo mas de cinco minutos escribirlo, psss really bad.

alex dijo...

Pa los que no les gusto o encontraron "huecos o falta de estrucutura"... Cabrones, se ve que no ha recibido un buen mamadon. Todo el texto estuvo de poca madre. Felicidades.

Anaita dijo...

Mi querida Rox, soy tu fan de closed (hasta ahora) y sin afan de sonar del monton, como q le falto consistencia, has tenido mejores escritos...
tal vez fueron las prisas del viaje. ..

Rox dijo...

Fakir: estás ciclado, cabrón.
(si usted no entendió lo "ciclado" pido disculpas, si la entendió chingue a su madre por no haberme reconocido, jum)

Anaita, Lobo: Yo también lo creo. La cosa es que quería explotar más todo el chou del aroma... peeero tenía que irme a central park. Prometo reescribirlo. Gracias de todos modos.

Saludos a los demás, incluso a los anónimos que no han cagado hoy. =)

Yombino dijo...

Ehmmm...pues ¿todos tenemos ratos malos no?

Anónimo dijo...

¿Qué pinche pedo con el puñetas del Kyuuketsuki? ¡Para ese cabrón todos los pinches escritos están con madre! Pinche percepción rosita que tiene de todo el pinche mundo. Pinche lacayo lambizcón de mierda, ¿qué no tienes los huevos para tener una opinón honesta por una puta vez en tu vida? Todo le gusta a ese cabrón; pinche juicio tan modesto e hipócrita. Siempre dices lo mismo cabrón.

Razo dijo...

se me paró =) hahahaha, buen relato =)

Daniel dijo...

El lado B, los papeles apocrifos del Informe sobre Ciegos de Ernesto Sábato. Gran cuento. A mí me ha gustado. DSB

Anónimo dijo...

Pues esperemos que si lo mejores, por que esta con el ritmo más nefasto de la historia.

Anónimo dijo...

neta que escrito tan mamon y pendejo, una vaga adicta las mamadas, la cual fue recogida en su infancia por un vagundo, al final termina regenteando un antro de perdicion asi nomas como por magia.


digo donde esta la logica, es como un cuento de hadas, pero estupidamente adecuado al mas puro entorno sexual.

Al final hasta el pinche bato de la limpieza resulto ser como el principe con que le calzo la sapatilla, pero en este caso fue el pene.

en fin escrito mamon y pendejo, no hay mejor descripcion.

Power Pig dijo...

Sin preguntar, me lancé a su miembro. El tampoco opuso mucha resistencia. "

Ese hubiera sido un buen final.

El último parrafo fue una reverenda MAMADA.

Entienden...mamada?...jmmm ahí se ven pendejos!

fakir dijo...

Rox: jajaja... ta bien no se´que es ciclado... pero la mentada si calo´asi que pues ¨la suya en vinagre¨.

fakir dijo...

a ya got it... pues a que roxmr... perdida en el ciber espacio. Verdad?... joder que has sabido de toda esa banda?

Blogalaxia