miércoles, 27 de enero de 2010

Ese niño cruel.



Sandra no era bonita a menos que uno entrecerrara mucho los ojos, pero tenía una risa cachondisima. Exactamente eso fue lo que le dije (lo de la risa, no lo de los ojos) en la fiesta de Paco. Yo ya tenía encima tres vasos rojos de horchatinol y se me hizo fácil plantarle un beso. Ella respondió arrastrándome hasta la cocina, en donde nos tallamos dos horas recargados en la estufa. Mi pantalón quedo lleno de grasa por detrás y lleno de pelusa por el frente. Me dio su correo y el domingo la agregué al Messenger.

Durante toda la semana estuvimos platicando en línea; para el jueves ya me había hecho un strip por la webcam. El sábado temprano me mandó un mensaje diciéndome que iba a comer con sus papas y luego los iría a dejar a una fiesta familiar; que en cuanto regresara nos poníamos de acuerdo para “ver una película en su casa”. Película mis huevos (que sabía que era lo que en realidad veríamos en el sillón de su sala). Salí a comprar condones y tuve que caminar hasta la farmacia de la otra colonia, porque la señora que atendía la de nuestra calle jugaba canasta con mi mamá y seguro le contaría).

A las cinco de la tarde yo ya estaba conectado esperando que llegara Sandra. Mientras hacía tiempo jugando World of Warcraft viendo porno, se conectó Lucía. Me punzaron los intestinos.

A Lucía la perseguía desde que empezó el semestre. Habían sido meses de ganarle terreno con uñas, dientes y chaquetas. A veces me hacía caso, a veces me ignoraba por semanas. Sólo una vez la había besuqueado, pero eso bastó para encajarmela entre ceja y ceja. Aprovechaba cada palabra que cruzaba con ella para avanzar un milímetro más, incluso había quemado varios cartuchos pidiéndole el carro a mi papá (y perdiendo todos sus derechos un viernes que regrese tardísimo por ir a dejarla hasta casa de sus abuelos, que vivían en donde el aire da vuelta) En ese momento agradecí que fuera una de esas semanas en que ni siquiera me saludaba, porque mi cabeza sólo pensaba en Sandra y mi hipotética erección pensaba en sus hipotéticos calzones.

Y justo en ese momento, de la nada, apareció la ventanita de Lucía saludándome con un: “Hooola, ¿Qué haces?”

Fuuuuuuuuuuuuuuuuu

La pregunta “¿Qué haces?” viniendo de una mujer que suele ignorarte, sólo puede significar una cosa. Nunca he estado seguro de cual, pero sabía que era una inversión que no podía dejar pasar.

La saludé y comenzamos a platicar. Todo iba normalmente, pero yo esperaba nervioso la ventanita que me anunciaría que Sandra se había conectado y que marcaria el regreso de mis non santas hipótesis en mis bóxers. Lucia hablaba y hablaba y yo trataba de llevarle el paso. De pronto, me soltó un: “Oye, ¿Quieres ir a la fiesta de Pepe?”

Fuuuuuuuuuuuuuuuuu

Lucía nunca me había invitado a una fiesta con sus amigos, que sobra decir, no eran mis amigos. Eso sólo significaba una cosa -que tampoco sabía cuál era-, pero la posibilidad de estar en una fiesta llena de desconocidos –y que por lo cual tendría un pretexto para pegarmele como lapa- y alcohol con la mujer que me tenía idiota, era algo que hasta mi idiotizado cerebro entendía como algo único.

Obviamente, justo en ese momento Sandra se conectó. Inmediatamente dijo: “Hola! ¿Ya estás listo? Mis papas regresan tarde, pero no mucho.”

Fuuuuuuuuuuuuuuuuu

Y segundos después, Lucía completaba el Killer Combo con un tímido: “Se va a poner bien, sólo van parejas.”

Fuuuuuuuuuuuuuuuuu

Tenía las dos ventanas del Messenger abiertas y recurrí a un truco viejísimo; tecleé atropelladamente en las dos ventanas un: “Aguanta, teléfono”. Recibí dos “Ok” y me recline en la silla jalándome los cabellos.

Los dos rectangulitos naranjas parpadeaban apresurándome. Los miraba como imbécil sin saber qué hacer. Me hundí un poco más en la silla y, en un derrumbe infantil desesperado, dije:

-Chinga tu madre Chabelo.




27 comentarios:

Anónimo dijo...

no se porque tengo este recolectivo en mi reader, entre a saludar... nunca entro a saludar, disfruto ver el mundo de los blogs desde mi reader pero mi curiosidad lo amerita.... con quien saliste y que paso despues? xD

eso es todo... saludos n.n


atte. cecilia

Chavaluria dijo...

¡¡NO MAMES WE!! No me dejs en piche suspenso chinado. (Erria mood: On)

La Diabla dijo...

maldito chabelo!!!!!!!!! jjajaja
y tu!!! no nos dejes en pausa! jajaja

Eo dijo...

te catafixio el final por unas chelas ¬¬

DuraZnito dijo...

jhahjajhaj me apasado!! yo me iría por lo seguro.

Rox dijo...

Obviamente algo exactamente así no ocurrió porque en tus tiempos de chaquetero (bueno de cuando vivías con tu mami) no tenías internet.

Peeero, yo digo que te fuiste con Lucía.

¿Quien da más?

Anónimo dijo...

Gran y jocoso desenlace.

Kuruni dijo...

Aguanta, teléfono.

(Cof clásico cof)

Yo también voto por Lucía.

Anónimo dijo...

pss le fue bien como sea siempre lo que escojas en la catafixia es una mamada ....osea le fue MUY BIEN!!! jaja

Anónimo dijo...

Yo voto por que se quede con una y que haya otro final alternativo como en los dvd, que se queda con la otra, de esos que nomas madrean la historia. Pero la neta seguramente se tuvo que hacer una puñeta al irse a dormir porque se le pelaron las dos.

El Mulder dijo...

Fuuuuuuuuuta.

Lupe dijo...

Dinos con quién fuiste?

Tu stalker dijo...

Las razones por las que no es verdad este post:
a) tu amigo Pedro trabajaba con su mama en una farmacia , el te los hubiera consegido
b) tienes mas de treinta, rox tiene razón, ni Messenger usabas cuando vivías con tus papas, y mencionar wow es raro pues aparte de anacronico, tu desprecias los juegos de pc.
c) has hechos muchos post sobre tus viejas, y nunca han aparecido este par.
d) sencillamente el personaje no se parece a ti, con miedo de que tu mama sepa que tiñes relaciones y regañado por tu papa por llegar tarde con el coche(del cual solo se que tuvieron por el post de día de reyes, pero para parrandas los de tus amigos)

para que escribiese fantasía sexosa sitúa historias verdaderas son mejores??

Héctor Sandoval Villa dijo...

chinga tu madre Chabelo¡¡ jajajaja gran final

Chilangelina dijo...

¡La tres! ¡La tres!

danm dijo...

La posibilidad de un revolcón no puede, ni podrá superar a la seguridad de un revolcón. Sandra FTW!

Anónimo dijo...

Y que acaso después del palito no podías caer en la fiesta? Eso si sería mandar a Chabuelo a chingar su madre.

Anónimo dijo...

hey

yo voto por ir a ver las pelis con Sandra... y despues caerle en la fiesta a Lucía. Esta mejor no??

Me gustó! Saludos!

Liliane dijo...

No mames.

Gente... se quedo mirándolo a su ordenador y ése se convertió en su primer grande amor. awwwwwwwwww... :-)

Liliane dijo...

¿Pá cuándo el final? :-(

daniela sfm dijo...

jajaja un volado, nunca falla ;)

arboltsef dijo...

Ahhh que divertido, enumerar las razones porque este post no es verdad.

Sobre todo allá arriba que dicen: "Wow es anacrónico" (desperdiciar tan bonita palabra... -anacrónico- en algo como wow, además en un comentario, además en una catafixia).

Yo no diría que WOW es anacrónico, sino que Luis se cagaría de la risa de quienes pierden o perdimos tiempo en el WOW. Eso de jugar World Of Warcraft, es más que suficiente para interpretar que hizo Luis con el personaje de su catafixia:

El perro de las dos tortas.

eeh dijo...

Pensé lo mismo que el anónimo. Palito con Sandra, y después a alcanzar a Lucy en la fiesta. ka-ching!

Anónimo dijo...

Con Lucia, definitivamente! Esta oportunidad no la podrias perder. Por que un palito con Sandra podria ser en otra ocasion....Que no?

De todos eres mi preferido. Haya sido fantasia o realidad a mi si me gusto.

Pero ya cuenta quien fue la ganona?.

Chao

Claud dijo...

desde cuando se analiza aqi si lo escrito ocurrio o no??????? qe sinqehacer

Anónimo dijo...

Que bueno estuvo este post. Me rei mucho.

Anónimo dijo...

Three words: Big Fat Liar

Blogalaxia