viernes, 29 de enero de 2010

Una puta llamada Noticia



La Noticia, la típica Head Line Big Fucking News, aquella que es capaz de colarse en las conversaciones de todos los mentecatos de este planeta, es el equivalente a una top model. La Noticia (así, con mayúsculas) tiene una existencia tan fugaz como una estrella del porno.

Dado que vivo del negocio de la información desde hace algunos, por no decir bastantes años, he aprendido a ver a la noticia en términos muy fríos y utilitarios. Por ello puedo anticipar con pronósticos más o menos realistas su periodo de vida. Cuando surge un gran tema, tratamos de anticipar para cuantas portadas nos podrá dar sin que se queme o se desgaste. Conforme la información se masifica y se transforma en un producto de consumo casi imprescindible, la vida de las noticias se acorta. La Noticia, como las top models o las estrellas del porno, debe ser cada vez más fresca, más tierna y cuando aún es joven, ya se le considera anciana. Tal pareciera que ante mayor demanda y bombardeo de información, la Noticia tiende a acortar su periodo de vida.

De pronto un tema surge y se transforma en un gran director de orquesta que pone a todos los periodistas de una ciudad, una región, un país o un planeta a tocar a su compás. La Noticia se transforma entonces en ama y señora, princesa todo poderosa capaz de tronar los dedos y definir el rumbo de nuestro trabajo. Cual visitante impertinente o huésped no invitado, la Noticia se cuela en las conversaciones de sobremesa, en los saludos distraídos en el pasillo de la oficina, en la cola del banco o en el camión. De la misma forma que un día cualquiera alguien eructa un típico y ordinario “qué calorcito se vino”, o “se dejó caer la lluvia” o “qué pinche frío”, como si comentar algo tan evidente como el clima fuera la única vía posible para abrir una conversación, en todo encuentro casual alguien, en algún momento, se siente obligado a comentar: Qué feo estuvo lo de Haití, se me hace que es un castigo de Dios. ¿Cómo viste lo de Salvador Cabañas? Dicen que andaba metido en el narco y luego el Teo..

Si pudiéramos medir la incidencia de comentarios casuales que se hacen en una hora o acaso en un minuto sobre un tema de moda, tendríamos una cifra millonaria.

Cuando la Princesa Noticia está sentada en su trono en la juvenil flor de la inmediatez, puede darse el lujo de mandar al carajo cualquier tema. Todo aquello que no sea ella suena obsoleto, caduco, fuera de lugar, pasado de moda. Sólo el joven rostro de la Noticia cuenta. Cuando la Princesa ejerce su mandato, todos tienen sus puntos de vista, sus teorías, sus opiniones radicales y nunca faltan sabihondos que sacan de la manga hipótesis imposibles que ellos y sólo ellos dominan. En ese momento, en las salas de redacción no se discute. Se sabe que todo lo demás pasará irremediablemente a segundo término. La Señora Noticia manda. Te pongo un ejemplo:

Un futbolista paraguayo es acribillado en un tugurio para chilangos fresas. Los hechos ocurren el 25 de enero y la princesita Noticia llega al tope de su carrera, como una Top Model de 19 años desfilando en Milán. No se hable de otra cosa. Un efecto así, suele durar con intensidad tres días, cuatro cuando más. A los cinco días se ha reducido a la mitad el número de conversaciones casuales que abordan el tema. La Noticia sigue ocupando un lugar en la portada de los periódicos, pero ojo, mucho ojo, ya no es principal. De pronto, llega un día terrible para el orgullo de la Princesa Noticia: Ha salido de la portada. Siempre llega un día, muchas veces imperceptible a veces hasta para los mismos editores, en que en la página principal no se escribe nada sobre la Princesa Noticia. Ya no es Noticia, es simplemente noticia, un vil seguimiento. La princesa en desgracia sobrevive algunas semanas, o meses acaso, dependiendo de su intensidad, navegando en el anonimato de las páginas interiores. Hasta que llega inevitablemente un cruel día, un espantoso y triste día, en el que la otrora petulante Princesa Noticia que fue ama y señora de las primeras planas, simplemente desaparece del periódico. Inevitablemente llega un día en que no se escribe ni siquiera un párrafo.

La Princesa de suculentas curvas con la que todos querían tomarse una foto y que estaba en boca de todos los hombres, se ha transformado en una vieja gorda, fofa y obsoleta que agoniza. La gente vuelve entonces a hablar del clima, del último resultado futbolero, mientras masca como un chicle desganado el último gran tema de moda. Nada acelera más el proceso de muerte de una noticia que la llegada de una sustituta. Como la top model de veintitantos que de pronto ve llegar a la adolescente que la desbanca de una patada.

Te catafixio una cascada de aumentos en “cuesta de enero”, por el cuerpo de un capo cubierto de billetes ensangrentados. Esa imagen vende porque vende. ¿Ya te aburrió? Te lo catafixio por otro capo gordo y vulgar que operaba en Tijuana. ¿Te parece muy local? Bueno, te lo catafixio por un terremoto en Haití. Esas noticias sirven para promover el espíritu teletón. ¿Y estás harto? Te catafixio 170 mil haitianos muertos por un futbolista baleado. Y así nos la llevaremos y te garantizo que en junio te catafixio todos tus pinches temas de conversación por la Selección Mexicana en Sudáfrica.

Disfruta a nuestra top model de este día, que pronto se hará vieja y vendrán a reemplazarla nuevas jovencitas. Por lo pronto, dejemos a la princesa de hoy, gozar de sus segundos de fama

10 comentarios:

Ave Fenice dijo...

¿Por qué te comiste el punto final?

Buen penúltimo párrafo.

Alejo Carpentier dijo...

Voi voi! Qué desagradable leer un post tan pendejo. Al chile carnal, me quitas, y a cualquiera también, el mal sabor que me dejan en el culo otros autores de este lugar, vergagraciosa y tetumbante de atole blanco: Rox, Pedro, Beto y Andreinski, que con sus mamadas y rempujadas de camote que me dan en el culo, entorpecen el chaca-chaca del cursor sobre el scroll en mi culo para llegar al extasís anal.

Un saludo para mí.

Deberían darme las gracias infinitas porque ya regresé a hacer notar mi fracaso y las ganas que tengo de que me inviten a escribir en este espacio para darles unas buenas lecciones de cómo escribir y sobretodo, de estar orgullosos de tenerme entre ustedes.

Alejo Carpentier dijo...

Bueno. Si van a suplantarme al menos adquieran clase. Eso de intercalar malas palabras con mis muletillas es mala imitación, y francamente no ofende: entorpece la lectura del comentario. Lo digo a guisa de consejo. No lo tomen a mal, ejem.

Pero no, no hay nada que decir del texto. O en realidad apuntar la breve descripción del quehacer periodístico. Si pudiera compartir mi identidad, terminaría por reconocer que la frivolidad mediática estriba en la urgencia de novedades. Es algo que le viene por oficio y manual. Y entre tanto positivismo periodiquero, los que trabajan o trabajamos en eso acabamos bramando sucesos que nos exigen olvidar al día siguiente pero que perduran en nuestro listado de tristezas y conmociones.

Quizá un tema, una de esas putitas hechas noticia, pueda aspirar a un libro, y sin embargo, es el estilo y la forma lo que lo hará perdurar. Basta preguntarle a Capote, a H.S. Thompson o a Kapuscinski.

Vaya, aunque uno quisiera gritar una injusticia, es la lírica y la estructura del grito lo que lo hace relevante e inmortal, no la injusticia en si. ¿Frivolidad? No lo sé. Pero si México tuviera tenores para vocalizar sus desgracias, probablemente el olvido no fuera deporte nacional.

Luis dijo...

No sé ustedes, pero yo soy fan del Alejo (el original).

Daniel dijo...

El Reino de Este Mundo es la mejor creación de eso que llaman realismo mágico. Su autor es Alejo Carpentier y, (tema muy a la moda) habla sobre la independencia de Haití, la primera república negra de la historia. Bienvenido Alejo

Yo Pretencioso dijo...

jajaja no mamen ese Alejo es la neta.

Y de las noticias, pues creo que consciente o inconscientemente nos gusta ver que otros están en "una posición mas jodida" que nosotros para sentirnos no tan bien y así al mismo tiempo de sorber el café poder matar el tiempo platicando pendejadas y llevar una vida mas o menos entretenida mientras da la hora de ir a descansar o a fiestear... Saludos!

Anónimo dijo...

si el huevo dice que es admirador de alejo entonces todos lo seremos nada mas porque lo dijo el

Reina del del drama dijo...

Excelente narrtiva sobre La Princesa Noticia, me parecio muy acertado, en definitiva aborrezco el egocentrismo de la noticia sobre todo si es tan inutil como el estado de salud del futbolista, pienso que este tipo de noticia se hace fuerte solo para distraernos de las cosas importantes que suceden a diaron, por que no mejor comentar sobre las porquerias de los politicos o a que narco temerle hoy... en fin siempre terminara por morir y ser reemplazada por algo mas inutil...

Ivan dijo...

Y pensar que esa puta puede merecer unas lineas.

Siempre que pasa algun hecho que es la comidilla de la gente, a la par salen escritos como estos.

Que serian los escritos quejumbrosos entonces?

Anónimo dijo...

ABURRIDOOOOOOOOOOO

Blogalaxia