miércoles, 31 de marzo de 2010

Condena.





Estoy aquí, esperando en la oscuridad, y sólo puedo pensar en ti. El funeral fue hermoso, pero no mitiga la tristeza que siento, si acaso, sólo la embellece. Estoy inundado de recuerdos, pequeños y grandes momentos; todos se mezclan en mi cabeza. Creo que eso es lo más impresionante de la muerte; la contundente certeza de que los recuerdos que tenemos de alguien son los últimos que tendremos jamás. Ya no habrá nuevas experiencias, ya no habrá nuevos momentos que guardar, que apreciar. Todos esos recuerdos que la vida, al seguir su curso, cambia y difumina, con la muerte se vuelven estáticos e irremplazables.

Aun no ha pasado un día y ya te extraño. Extraño tu olor por las mañanas, tu forma de caminar, casi sin mover los hombros. Extraño como cepillabas tu cabello, ladeando la cabeza y la forma en que ponías los ojos en blanco cuando decía alguna tontería. Extraño el timbre de tu voz, tu risa desencajada y hasta tu gusto por los gatos. Extraño leerte hasta quedar dormido -siempre te causo gracia que mi propia voz me arrullara-. Extraño verte ensimismada pensando en algo, extraño tu miopía y hasta tus uñas descarapeladas. Extraño la forma en que acariciabas mi espalda, en que subías tu pierna sobre la mía y extraño mirarte mientras dormías.

Es el primer día de tu ausencia y no dejo de pensarte. No quiero imaginar las cosas que extrañare de ti mañana, si es que existe un mañana para mí.

Y entre tanto extrañarte y extrañarte, sólo deseo dos cosas. Primero, espero que, estés donde estés, no mires hacia atrás; no me olvides, pero sigue adelante. Y después, quiero que me perdones por dejarte sola, por no haberte hecho caso; debí haber usado el cinturón de seguridad.

Siempre creí que no existía vida después de la muerte y tenia razón. Estando aquí, muerto, no vivo; sólo te extraño.


20 comentarios:

[Anónimo] dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

te gustó porque eres puto.

Jack dijo...

Old one...

Anónimo dijo...

Que vivan los clichés.

La Nus dijo...

WOW!! PRIMERO PENSANDO QUE EL QUE NARRA ERA EL VIUDO... Y AL FINAL NO... LA VIUDA ERA SU ESPOSA.... QUE PADRE LO MANEJASTE!!!

La Nus dijo...

WOW!! PRIMERO PENSANDO QUE EL QUE NARRA ERA EL VIUDO... Y AL FINAL NO... LA VIUDA ERA SU ESPOSA.... QUE PADRE LO MANEJASTE!!!

Squall Leonhart dijo...

Puto :(

RequiemX dijo...

Chingón. Saludos.

Anónimo dijo...

que vivan los refritos del huevo

Kuruni dijo...

Awww :(

Anónimo dijo...

Wow!

ME gusto la manera en ke le das vuelta a tu relato!!!

Solo me hiciste pensar en lo mucho ke extraño a un amigo ke acaba de fallecer... en ke estara pensando,,, es lo ke se kedo pendiente... porke yo se, ke de haber vivido una semana mas... no fuera solo mi amigo... =(

Me pregunto si algo asi pasa por su mente...

Te extraño Edgar... =(

PurpleK dijo...

muy bueno

Anónimo dijo...

El que el tema sea muy pero muy usado no quita el buen sabor de boca por lo leido, en lo personal me agrado y solo siento que sale sobrando lo del cinturon de seguridad, por lo demas ha sido lo mejor de la semana.

Chias.

Anónimo dijo...

Veo gente muerta...

Pinkrobot dijo...

Wow y eso de las uñas descarapeladas es cosa seria para tí

Eduardo Morinakemi dijo...

te dió una lana la secretaría de comunicaciones y transportes ahora que es semana santa

Anónimo dijo...

que no habias hecho uno ya con zombies?

Anónimo dijo...

Que vivan los huevos del refrito!!

Anónimo dijo...

otro huevo refrito porfavor

Anónimo dijo...

This is my first time visit at here and i am genuinely pleassant to read everthing at single place.
Also see my website - insomnia treatment

Blogalaxia