lunes, 15 de marzo de 2010

Las horas obtusas.





Personalmente, no puedo conceptualizar horas extras sin imaginar trabajo. Todo ese tiempo invertido: desde desvelarte para ese examen difícil, hasta tener pesadillas la noche antes de una presentación importante.

Pero las horas extras per se tienen su encanto. No todo es trabajo, no siempre sale todo bien o mal, no siempre son cansadas y tediosas. Pueden pasar muchas cosas.

Trabajé-estudié un tiempo en investigación biológica*, y una característica que tiene es que los experimentos suelen ser tardados y en muchas ocasiones hay tiempos muertos, así que por lo menos en ese ambiente las horas extras son lo más común del mundo. Entonces como no estás solo trabajando como ostra sino que están muchos de tus compañeros sin el ojo jodón motivador de los asesores, puedes terminar jugando cartas, dominó (o cualquier otro juego que tengas a la mano), tomar fotos de tus compañeros-profesores en internet para hacer photoshop con los personajes a los que se parecen, hacer una guía de supervivencia zombie y demás entretenimientos ñoños.

Pero también –si los ñoños chismosos no se quedaron contigo- te puedes descubrir pisteando en la oficina de equis, besuqueandote con quien no debes, adoptando arañas o palomas que te encuentras (y escondiéndolas en tu oficina como si fueran tus mascotas por semanas) o saliendo a comprar algo porque tienes hambre y terminar en el cine que está cerca de la universidad.

Cuando es temporada de finales, o tienes trabajo urgente, las horas extras se transforman en algo más obtuso, más tipo ley de Murphy. Porque por alguna razón que desconozco todo se descompone en esas fechas (como si el estrés de los estudiantes de medicina y los de postgrado desmadrara los aparatos). Yo he visto el cafecito de maquinita caer lentamente ante mis ojos desesperados, a veces sin azúcar, a veces sin leche, veces sin café, a veces sin vasito.

Lo peor es cuando se va la luz a mitad de un experimento. Generalmente no puedes mandar todo a la chingada tomar tus cosas e irte, tienes que esperar a que vuelva o desmontar el equipo y limpiar el material a oscuras. A veces los muchachos de pregrado andan moviéndole a los encendedores buscando prender los focos en los pasillos donde estudian y te apagan todo. Y, en algunos casos sales, les gritas, les avientas una mochila, prendes todo de vuelta y ya. Pero en otros adiós experimento, y soluciones, y células, y datos, y horas, y mañana mi jefe me va a matar, ash mugres estudiantes, mugres sinodales, quiero a mi mamá y etc.

Independientemente, yo mis horas extras las prefiero en grupo (aunque estemos en distintos cuartos-oficinas-pisos-edificios). Cuando no, te puedes quedar encerrado en un laboratorio en Navidad, toparte al loquito que entró a preguntar si venden mascotas, alucinar que ves al fantasma que se aparece en los pasillos, quedarte dormido hasta el día siguiente, o ver al velador salir corriendo –desnudo- del baño de mujeres.

Snif.

9 comentarios:

Kuruni dijo...

* Si alguien va con el chisme a la Universidad lo negaré todo.

Pancho dijo...

el manual de supervivencia de zombies yo tambien lo llegue a hacer xD, pero no es hora extra... por lo general me vivo esas horas extra afuera de la biblioteca robandole cigarros a los que pasan... buen post!!! =)

Anónimo dijo...

Pinche gorron.

Anónimo dijo...

fuckin boring...

Anónimo dijo...

eh?
que pendejo...

Karabá dijo...

Anónimos 2 y 3: suck my d i c k imaginario, seguro que eso no se les haría aburrido, ¿verdad golosos?

Anónimo dijo...

Y si escribi "pus" nomas por que se me hincharon los tompiates ja! "pos" cual es el pedo.

Anónimo dijo...

Ajaja pendejota te defiendes a ti misma!! Karaba y Kuruni son la misma mierda, ademas el comentario que puse ni era para ti, era pal puto de pancho por gorrear ciggarros.

Neta que para pendeja no se estudia.

Si soy el anonimo 2 y que pedo!!

Kuruni dijo...

No sis no les sigas la corriente a los sin-nombre (bien harrypotter XD). A las necesidades de atención mal dirigidas es mejor avionarlas. Los insultos al texto son bien recibidos, los insultos personales son borrados. (pero gracias por defenderme ;))

Blogalaxia