jueves, 18 de marzo de 2010

Método para ablandar usuarios


A lo largo de 14 años de chamba computita he acumulado una buena cuota de horas extras para cumplir con fechas de entrega.

Viéndolas en retrospectiva todas esas horas han sido inútiles. Las entregas, por sí mismas, no hicieron que este fuera un mundo menos pinche de lo que es, ni salvaron vidas, ni impidieron muerte, ruina y destrucción. Todas esas entregas fueron tan indispensables como un dolor de panza.

Excepto una.

Hace 11 años el dueño del changarro que me pagaba por hacer líneas de código tuvo una idea que en aquél momento se me hizo buena, me encomendó aprender a programar aplicaciones para PalmOS (el extinto sistema operativo que usaban las también extintas Palms). Aprendí y a las pocas semanas, teníamos un cliente solicitando una aplicación.

Durante varios días estuve tirando líneas de código. El día de la entrega estaba yo quitando errores a mi aplicación todavía (el manager de base de datos de PalmOS era garantía de desesperación). Para añadir emoción, el socio que consiguió al cliente me recordaba cada media hora que esta aplicación estaría en cientos de dispositivos Palm y que ese era nuestro boleto a la fama y al estrellato y blah blah blah.

Terminé la aplicación (o eso creía yo) y un colega y yo fuímos a las oficinas del cliente a hacer la GRAN DEMO y a instalar la infraestructura para que la aplicación la pusieran en los aparatos del cliente.

La gran demo transcurrió bien, sin embargo, durante la instalación de infraestructura, el cliente se puso a picarle como gremlin a la aplicación, que me había costado tanto trabajo hacer, con resultados nefastos.

"Unexpected exception en nosequeputo modulo" decía muy simpática la pantalla de la Palm.

El cliente me enseñó su Palm cuajada y me reclamó.

Yo que ya llevaba unas 24 horas extras acumuladas vociferé:

- ¿Qué le hiciste a MI aplicación?

El cliente viendo que estaba yo dispuesto a estrangularlo, a tirarlo de cabeza por la ventana y luego a volver a estrangularlo, dijo:

- No es nada. Ahorita reseteo el equipo y verás como funciona.

Este episodio sirvió para darme cuenta que con suficientes horas extras los usuarios se ponen a comer de la mano de uno.

10 comentarios:

: : ~ dijo...

gremlins!!!!! Y yo que pensaba que era nada más un feature tonto del IDE.

cineto dijo...

esto sí que es ficción

Negro de barrio dijo...

"El cliente viendo que estaba yo dispuesto a estrangularlo, a tirarlo de cabeza por la ventana y luego a volver a estrangularlo"


¿Cómo chingados ibas a querer estrangularlo si el PENDEJO eres tú?

El Contador Ilustrado dijo...

la intimidacion es el 50% de la batalla

YoSabina dijo...

Jejeje... funcionó?

YoSabina

elvis dijo...

/*sin comentarios*/

Rekiem dijo...

Hay clientes a los que quisiera ahorcar cuando están chinga y jode con que urge y a la hora de la hora no pasa nada, OISTE PINCHE MARIANO PUTO!!!

Anónimo dijo...

pinche control-zapendejo, ni eso puedes hacer bien.

Por algo eres el huevon mediocre que ves en el espejo todos los dias.

Pero ya casi la lupe te manda a la verga por no poder darle lo que se merece, y no solo hablo en lo económico, sino en el plano sexual también.

das lástima.

controlzape dijo...

blah blah blah sino en el plano sexual también.

¿Plano sexual quiere decir que nomás puedes coger en dos dimensiones?

Con esas referencias tus consejos sobre cómo tratar a una mujer los voy a poner junto con los disparates de religiosos, creacionistas y budistas.

Anónimo dijo...

sigues escribiendo en recolectivo??? vuelve a tu blog nerd!!!

Blogalaxia