viernes, 19 de marzo de 2010

Primavera tijuanera



Desde hace algún tiempo, todos los amaneceres presagian días húmedos y atiborrados de nubes, aunque las más de las veces, el Sol se acuerda del litoral tijuanense pasadas las nueve.

Tijuana despierta, el engranaje gira, Sísifo y su piedra inician el ascenso a la cima y un planeta mallugado ejecuta hastiado su movimiento de rotación. La línea está ahí, larga, monstruosa, infinita. La línea es una cárcel con las puertas abiertas, podría cantar Calamaro si viniera por Tijuana.

Vientos de Santa Ana, alcahuetas noches, mañanas de claridad insoportable y el horario homologado con San Diego un mes antes que el resto de la República. Las aguas del Pacífico como una laguna entre Playas de Tijuana y Bahía de Coronado. Sí, ya nadie puede ocultarlo: ahí viene dando saltos la alegre Primavera, mientras el Invierno moribundo se aferra con patadas de helado viento ahogado a sus últimas horas extra.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me aburres. No encuentro nada interesante en tu texto.

Chachis dijo...

Buena imagen. Gracias por compartirla.

Anónimo dijo...

Carajo siempre es un placer leer lo que escribe el guero.

Chias.

El Contador Ilustrado dijo...

no entendi la necesidad del "extra"

esta exactamente igual sin el

Anónimo dijo...

la palabra "mallugado" no existe, en general son muy buenos tus textos
saludos

Anónimo dijo...

El la acaba de inventar y cual es el pedo...

Chias.

Blogalaxia