miércoles, 28 de abril de 2010

Todas las cartas de amor son ridículas



Después de varias horas dando vueltas en su cama, Natalia finalmente entendió que no conciliaría el sueño con tantos pensamientos dando vueltas dentro de su cabeza.

Luego de mucho pensarlo, encendió la luz de la recámara, buscó el bote de basura y vació su contenido sobre la alfombra. Entre los desechos encontró los trozos de la carta sin leer que había hecho trizas unas horas antes.

La carta que Antonio le había entregado por la tarde recobró su forma original sobre el piso. Poco a poco, los fragmentos de papel fueron revelando el contenido fragmentado de la misiva:

"Nati, dicen que cuando no encuentras las palabras correctas para expresar lo que sientes, es válido recurrir a la poesía ajena para que una voz más preparada hable en nombre de tu corazón.

Siempre quize escribirte una carta de amor, pero jamás la terminé por temor a arruinarla. Por eso, hoy acudo a este poema de Álvaro de Campos (Fernando Pessoa) para completar mis líneas.

"Todas las cartas de amor son ridículas.
No serían cartas de amor si no fuesen ridículas.

Las cartas de amor, cuando hay amor,
tienen que ser ridículas.

Porque, al fin y al cabo, sólo las criaturas que nunca escribieron cartas de amor
son las ridículas.

Quién me diera el tiempo en que escribía sin darme cuenta,
cartas de amor ridículas.

La verdad es que hoy mis recuerdos de esas cartas de amor
sí que son ridículos.

(Todas las palabras esdrújulas, como los sentimientos esdrújulos,
son naturalmente ridículas)."

Escribo esta ridícula carta de amor sin saber tu respuesta a lo que te propuse. Es tu decisión, solo quiero que sepas que nadie volverá a amarte como yo".

La risa involuntaria que invadió a Natalia mientras destrozaba por segunda ocasión los pedazos de papel, se transformaron en un llanto desconsolado al cuestionarse:

¿Y si de verdad nadie vuelve a quererme como Antonio?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

APLAUSOS!!!

Se le borró la sonrisa de la cara a Natalia después de cortarlo.Jejeje Buena imagen!

Muy buen final, bien logrado, deja abierto el desenlace a la interpretación del lector.

Me gustó. Escribes muy bien!

Saludos!

Anónimo dijo...

Ese Poema que mencionas esta con madre! creo que lo usare con mi vieja si no llego a la casa ora que los rayados ganen la liga

Joel BD dijo...

Uta, está bueno el post, pero las pinches viejas no piensan así, en mi experiencia les vale madres si no las vuelven a querer tanto como uno, ellas saben que mientras tengan mercancía no faltará el wey que se las quiera empujar así que pueden cambiar las veces que quieran, luego en muy pocos casos vienen arrepentimientos y hubieras, pero como dijeron por ahí, conjugar hubiera refiriéndose a hechos del pasado va acompañado de la palabra estúpido

Anónimo dijo...

ohhhh... yo también sigo pensando si nadie me volverá a amar como Gilberto... Snif. Eso decía él...
A veces, por momentos pienso que es cierto...

Me gustó tu post!

●•• √эиuⓩ ••● dijo...

Daaah amoor!!!

Lo que me encantó del post es caer en cuenta.. que "ridícula" es una palabra esdrújula, y "esdrújula" es una palabra muuy "ridícula"!!!

jajaja!:D

Anónimo dijo...

Me gustó mucho tu post, y el poema al que haces referencia. Por cierto, se escribe quise, no quize, aunque no se si quisiste que tu personaje escribiera así.

emillapink dijo...

al amor nunca te abandona!!! solo se toma un paseo!!!!

http://emillapink.blogspot.com

YoSabina dijo...

Me gustó mucho el poema. Es tan cierto y tan triste.

Me han dado ganas de enamorarme.
YoSabina

Blogalaxia