lunes, 3 de mayo de 2010

Una de tantas.





Una vez, por andar siguiéndole las causas a una señora que visitaba seguido (era una viuda que fue mi casera y le tomé genuino cariño); fui a una reunión de cristianos.

Llegué temprano en domingo y fuimos juntas. Yo iba como he ido muchas veces a muchos lados (nomás de ondas) pero aparentemente en esos grupos como que no es común y todos me recibían tipo “démosle la bienvenida a la hermana…”. Quería volverme invisible, pero como eran como veinte chícharos nadie me ubicaba y como que eso me hacía notar.

La reunión en sí no la recuerdo bien, recuerdo que hubo cantos y todo muy bonito. Lo que no me gustó fue que todo mundo ya daba por hecho que era una de ellos y que los iba a ver todos los domingos forever amén. Bueno, eso y que yo a ratitos me distraía (me distraigo muy fácilmente) y me imaginaba que alguien iba a notar mi tatuaje y me iban a regañar o algo así. Lo que tengo más presente –y creo que fue lo más incómodo- fue que cuando se terminó la reunión (¿se les dice reuniones?) todos se despedían de mi efusivamente esperándome para la siguiente reunión y se formó una línea de chavitos muy modositos todos peinaditos y formales (yo los vi como cinco años menores que yo, mínimo) que se iban presentando de uno en uno. Estaban chiveadísimos y a mi me daba entre pena y risa. Una señora me preguntó mi edad y casi les pone marcatextos a los que “me quedaban” (también timidísimos). Yo que soy superparanoica ya las veía planeando mi hipotética boda.

Nunca volví.

6 comentarios:

Pancho dijo...

yo un día vi una de esas, pero levantaban las manos y decía un señor con micrófono algo como "¡Yo lo vi!" creo que era te testigos de jehová pero igual dan miedo esas cosas...

Hermes dijo...

Si viste la boda que te planearon hay de dos: o ves el futuro bizarro, o ell@s se pasan de obvi@a

fer ramos dijo...

Y al no volver, hiciste que el futuro bizarro que tienes el don de ver, (como dice hermes, jejejeje) no sucediera jamás! Bendito Don!
Saludos!

arboltsef dijo...

Ni por error iría a una de esas cosas. Para mi todos son como Culo de Gato.

Danielov dijo...

Me sorprende la estrechez de miras de Pancho al querer meter en el mismo costal como testigos de Jehová a toda confesión minoritaria de la cristiandad, cuando ellos ni efectúan ritos de ese calibre.

Es como suponer que todas las corrientes del islam están conformadas por fanáticos terroristas con bombas pegadas a pecho y espalda. Pffft.

Joel BD dijo...

Si dan miedo, una vez fuí por andar de perro con una vieja, pero lo peor es que si le puse atención y me encabronó un montón todas las pendejadas que dijeron, y el "pastor" se dió cuenta que yo no me tragaba nada de eso, así que me veía con ojos de querer inmolarme

uta, además ahora que me acuerdo, la madre esa duró como 3 horas, que hueva

Blogalaxia