miércoles, 4 de agosto de 2010

1994





Suelo decir que todo ocurrió en 1994, y no es solo por que yo haya crecido en los noventas, pero es verdad, todo sucedió en 1994.

Algunos ejemplos: Todos sentíamos que en un tronar de dedos íbamos a ser parte del primer mundo con el flamante TLC. El primero de Enero se levantó en armas el EZLN (aún recuerdo las noticias, lagañoso, preguntándome si había despertado en otro país, donde se veían guerrilleros en la selva). Todavía estaba vivo y deleitando a las señoras Paco Stanley. Nino Canun preguntaba que opinábamos. El rocksito mexicano se componía de el Tri y sus 25 años, (¿Pobre soñador?) Mana roqueaba durísimo, Caifanes ya iba de salida con El Nervio del Volcán, Café Tacuba tenía Re al aire y Santa Sabina (de la que nunca, nunca fui fan) hacia lo mismo con Símbolos. Conocí al Haragán y CIA. Así como también a toda la fauna que componía el rock rupestre; Lira, Mara, Isis, Blues Boys, Bostik, Arturo Meza, Rockdrigo, Jaime Lopez, etc, etc.

A Colosio lo expulsaron del mundo de los vivos en Lomas Taurinas. Recuerdo que yo estaba en la calle vagando con mis amigos, cuando llegó uno y dijo "Mataron a Colosio" (frase que después se volvería chiste para todo), a mí no me cayó el veinte sino hasta en la noche, que vi las noticias. Recuerdo el desmadre que se traían en los medios.

Y lo más importante, por lo menos para mí.

Era el 8 de abril y yo iba regresando de Tequisquiapan con unos amigos (tengo ahí las fotos, las miro y no puedo recordar nada de lo que hice aquel día), me despedí de mis amigos porque iban a ir a un juego de básquet o algo así. Llegué a mi casa y al entrar, me dijo mi hermana: "Oye, mejor siéntate". Me reí y dejé mis cosas en el sillón. Me seguí hacia mi cuarto, pero ella repitió: "En serio, siéntate, Cobain se murió".

No sé porque, pero supe que no era broma, me quedé en pausa y dijo: "Sí, mira en MTV, han estado pasando la noticia todo el día" como zombi prendí la televisión de mi cuarto y me senté en la orilla de la cama. Estaba un video de no sé quien, pero iba pasando una cintilla negra que decía "El día de hoy fue encontrado el cuerpo sin vida de Kurt Cobain, vocalista de Nirvana, en el estudio de su residencia en Puget Sound, Seattle" y así seguía, repitiéndose ad nauseam.

Después de eso no recuerdo muy bien que pasó, en completo estado de idiotez llegué al auditorio en donde estaban mis amigos, y con solo verme supieron que algo andaba mal. Me senté en el suelo y creo que les dije "Se murió Cobain" y me quedé callado, hasta ahí llega mi memoria.

Tal vez parezca algo exagerado, pero yo tenía dieciséis años (catorce la primera vez que escuché Nevermind y me voló la cabeza) y al igual que un chingo de mocosos, había encontrado en Nirvana todo un mundo nuevo. Nunca llegué a idolatrar a Cobain al punto de santificarlo ni idealizarlo, pero en ese momento, con su muerte sentí un vacio cabrón; sólo podía pensar "¿Y ahora qué?" Eso fue lo que mas me dolió; saber que nunca iba a escuchar un nuevo disco de Nirvana. Poco después salió el Unplugged In New York, pero no era lo mismo. Desde la Muerte de Cobain nunca he esperado un disco con tanta emoción, ni siquiera uno de los Counting Crows (de los que me hice adicto en esas épocas con Mr. Jones).

Pero bueno, también en esos años sonaban Soundgarden con Superunknow (outshine! outshine!) y Pearl Jam con el Vitalogy, los Stone Temple Pilots y su Purple (tiempo después me cagó la madre Scott Weiland, por eso no soporté a Velvet Revolver, por mucho amor que le tuviera a Slash). Candlebox me encantaba (esos videos de Samuel Bayer), Sponge, Dig, Moist, Mother Love Bone, Screaming Threes, Mudhoney, Tad, Sonic Youth! (¿Se nota lo adolescente wanna-be-in-Seattle?) Guns´n Roses con los Use Your Illusion, (y como olvidar You Could Be Mine, banda sonora de Terminator 2, con unos efectos que en ese tiempo nos dejaron pendejos a todos) Pantera todavía andaba por ahí, igual que Sepultura y A.N.I.M.A.L. Metallica ya había sacado aquel polémico álbum negro. Björk, Tori Amos y P.J Harvey despertaban mis inocentes pasiones (si, P.J. Harvey, con todo lo fea que es, me encanta), Cranberries, Flaming Lips y Stone Roses se escuchaban, Perry Farrel traía su nuevo proyecto (que a mi me gustaba mas que Jane´s) Porno for Pyros, Trent Reznor sonaba con The Downward spiral. Creo que el reverendo alegría Manson ya le gustaba a muchos (a mi nunca). También, empezaban sus pininos The Offspring (You gotta keep 'em separated) y Green Day. Bad Religion y D.R.I por ahí estaban, y lo más sorprendente de esa epoca, un güero extraño que gritaba a los cuatro vientos que era un perdedor. En MTV pasaban Beavis & Butthead y todavía se podía escuchar metal en Headbangers (Carcass, At The Gates, Cannibal Corpse, SYL!, etc, etc.) con Alfredo Lewin. Aún era un canal de videos en donde pasaban videos. Recuerdo que dejé de ver MTV el día que pasaron un video de Luis Miguel, en ese momento supe que se había iniciado su lenta pero segura transformación en el intestino grueso que es ahora.

Yo ya había dejado la escuela y me dejaba el cabello largo, (que llegaba hasta media espalda el día que me lo corté), el futuro me tenia sin cuidado, mi novia me había dejado por un anciano (creo que tenía 22 algo así) y yo me pasaba todo el día en la calle, con mis amigos, patinando, gastando un paquete de pilas cada dos días en mi Walkman Sony, que estaba raspado, roto y pegado por todos lados con cinta de aislar. Mi guardarropa consistía en unas botas mineras, unos pantalones tan rotos que no se como se sostenían, una bermuda negra, tres playeras y una sudadera que no me quitaba ni para dormir. Todo eso me hacia merecedor, según mis amigos, del apelativo "Señor Elegancia en el Vestir, siempre listo para cualquier ocasión". Se avergonzaban de mí y no me importaba. Empezaba a ayudarle a un amigo a tatuar, y poco tiempo después la gente preferiría que yo hiciera todo, en ese tiempo me hice mi primer tatuaje yo mismo.

También ese año casi me mato en una moto. Una Caribe me centró con el cofre (supe que era Caribe hasta después, yo nunca la vi) y me hizo volar cuatro metros. Caí de cabeza, rompí el casco y me fracture la clavícula en tres partes. Anduve dos meses con un aparato en los hombros que me hacia caminar como Pepe el Toro.

Eso y mucho más pasó en 1994.

¿Y que ha pasado en todos los años que siguieron a ese increíble 1994?

Me hice mucho muy viejo. Conocí a muchas personas, muchas muy valiosas, otras no tanto. Pasé por mil aventuras y afortunadamente salí casi ileso de todas ellas. El futuro sigue sin importarme mas allá de lo necesario y no maduré casi nada, mi guardarropa ha aumentado muy poco, sí, pero no mucho. Tengo un poco más de tinta en el cuerpo, más canas en la cabeza, y más parches en mi corazón de pollo.

Pero aun puedo voltear y ver todo aquello que me hizo ser lo que soy, y puedo ver claramente que fue en 1994 cuando todo sucedió, lo demás solo es inercia. Lo siento por todos aquellos que no les tocó vivir esa revolución (tal vez aún no lo parece así, pero creo que el tiempo me dará la razón) y que sólo vivieron los desabridos finales de los 90´s y unos 2000 muy, muy extraños, pero que no tienen la fuerza y la inocencia que teníamos en aquellos tiempos cuando los CDs eran raros todavía y la falta de internet nos obligaba a buscar hasta debajo de las piedras cualquier cosa que uno quisiera.

Y aquí es cuando me levanto trabajosamente y con mi bastón le doy en la cabeza al primero que diga que los noventa no fueron maravillosos.


24 comentarios:

Anónimo dijo...

que hueva tu y tus post reciclados. este blog esta que agoniza

Anónimo dijo...

repost esto ya lo habia leido

Luis dijo...

Llevan SEIS años leyendome y sintiendo hueva por mí ¿Cuantos más les faltan? ¿Otros cuatro, seis, ocho?

Diablorama dijo...

como pudiste olvidar mencionar a los backstreet boys?

Anónimo dijo...

1994... cómo olvidarlo... 13 años, segundo de secundaria... un parteaguas en mi vida.

Anónimo dijo...

1994... cómo olvidarlo... 7 años, segundo de primaria... un parteaguas en mi vida.

Anónimo dijo...

JAJAJA, bastonazo a Manuel con su ``Los Noventas Son Una Mierda´´

Chavaluria dijo...

Yo cumplí 5 años y ya estaba obsesionado con Street Fighter.. pero nuna me dejaron jugar ni me compraron un Super Nintendo :(

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...
JAJAJA, bastonazo a Manuel con su ``Los Noventas Son Una Mierda´´

4 de agosto de 2010 19:16


No es "bastonazo" es...."¡CABRONAZO EN EL HOCICO!"

Kuruni dijo...

jijiji "coraz'on de pollo" jijiji.

Creo que en ese ent'onces mi trauma era Sailor Moon.

No wait. Eso fue en el 98...

PERVERTIDO dijo...

No mames, yo estaba en cuarto de primaria y ha sido la única vez (¡la única vez!) que una vieja me ha correspondido. En una excursion, hasta se quedó jetona en mi hombro cuando veníamos en el autobus. ¡Futs, la mamada!

De hecho, no mames, a esa vieja una vez la invité a mi fiesta de cumpleaños, pero era plan con maña, porque me había puesto de acuerdo con un camarada de la cuadra: yo iba a caminar con ella hacia un parque calle abajo, él iba a aparecer de pronto e iba a empezar a molestarla (fingiendo, desde luego, que él y yo no nos conocíamos) y yo la iba a defender, y todo el pedo. Al final me cambió por un güerito que venía de intercambio, de apellido alemán y todo el plan chingó a su madre, pero no la culpo; digo, obvio que si a mi se me hubiera presentado una oportunidad con una más bonita, ahuevo que también la mandaba a la verga.

Actualmente ya sólo me dedico a husmear blogs de viejas bonitas cuyas fotos aparezcan en el perfil (eso es imperativo), y trato de seducirlas fingiendo un aparente interés en las pendejadas que escriben, y de a varias, para aumentar las posibilidades de éxito; y por ahí, de repente, me topo con alguna que otra pendejilla emproblemada con estupideces, o simplemente con necesidad de ser reconocidas por cualidades espirituales e intelectuales que se acomodan facilmente a mis "magistrales" interpretaciones. Digo "magistrales", porque tampoco están pendejas, digo, algunas se las huelen y no se enganchan con facilidad; digo, por algo escriben, porque tienen la cabeza llena de pedos, de inseguridades y pendejadas así. O sea, no mames, no escriben sus inquietudes intelectuales para hacerle un favor al mundo y compartir con nosotros, sus lectores, algun talento ético, espiritual o artístico.

A veces, por supuesto, me topo con cabronas que escriben con madre o tienen ideas muy elevadas, pero, me digo, qué caso tiene, si bien sé que vale madre todo eso si sus configuraciones físicas discrepan de los estándares de belleza determinados por la mass-media occidental, las películas pornográficas y todas esas pendejadas. Digo, siendo honestos, cabrones, ¿para qué nos hacemos pendejos? Podrá ser una genio, una celebridad, una fisico-matematico y lo que quieran, pero mientras no tenga nalgas, todo eso vale queso. Por eso a veces me carcajeo cuando leo las editoriales de viejas de La Jornada, El Universal, Reforma, etc., porque digo, no mames, si todas estas pendejas estuviesen buenas, se dejarían de tantas mamadas. En vez de acomodar ese pinche tambo que tienen por nalgas en el escritorio, deberían de purgarse, ponerse a cagar y hacer ejercicio, para que de perdido alcancen el estándar de un hombre ebrio, despierten su deseo y se ganen una buena zarandeada que les quite de la cabeza todas esas pendejadas que escriben frente al monitor. Es más, me gustaría que alguien, alguno de esos sociologos o antropólogos o psicólogos sociales, cualquiera de esos pendejos estudiosos de la fauna humana se pusieran las pilas e hiciesen un trabajo estadístico sobre las simpatizantes del feminismo (por ejemplo) y el canon de belleza física. La verdad, digo, para mi el resultado sería evidente, pero lo que no entiendo es por qué nadie tiene los huevos para realizarlo. Dios, no hay nada más tedioso que racionalizar los propios defectos.

Liliane dijo...

Mi hermano nos jura por la virgencita que los 80 han sido los mejores.

Bonitos recuerdos. Aunque en países distintos hay cosas que son universales: Buen gusto. Por ejemplo.

Abrazos

Pancho "el autor" dijo...

yo nací!! jajajaja pinches noventas fueron la mamada que pinches resposabilidades puede tener un chango de 0-10 años¡?!!? jajajaja

RAH dijo...

Que bonito! Me imagine al final la música de la serie The wonder years :P

DESTROYER!!! dijo...

Mira!!! Un cabron que si sabe valorar los 90's....

Fernando dijo...

No se porque le contestas a los anonimos, ni deberian de permititr ese comentario.

Yo no habia leido este post, me gusto el giro que da al final. Muy humano.

Anónimo dijo...

Pinche lame huevos el de arriba... jajaja ahora si que literalmente lamehuevos... entendieron... si por que le esta lamiemdo los huevos al hu.. blah, de todos modos que chingue a su madre el tal fernando.

Anónimo dijo...

no se por que comentan metrofloggeros. ni deberian permitir ese comentario.

Joel BD dijo...

Va, te lo compro, PARTELE SU MADRE AL MANUEL y postea las fotos!!!

luigi dijo...

jaja y ademas el guero extraño se escuchaba mas perdedor porque lo decia con acento gabachouuu

Anónimo dijo...

Se dice uno de Enero, no primero de Enero. Me gusta mucho lo que escribes.

Saludos

RAE dijo...

En España es común decir "uno" para referirse al primer día del mes. En Latinoamérica es "primero".

Marco Acosta dijo...

Me gusta este post "atrapado en los 90's", pero es verdad la vida tenia mas sentido y la musica era mas variada,ahora todo es mas generico, todos se creen especiales y ni siquiera se esfuerzan por razonar.

De hecho el 70% de los discos que espero viene de bndas que se hicieron en los 90

[KwZ] dijo...

Justin Bieber nació en 1994. Todo este post es inválido.

Blogalaxia