jueves, 12 de agosto de 2010

El restaurante



Después de una opípara cena el mesero le ofreció al comensal el café de la casa.

- ¿En qué consiste? - preguntó el comensal.

- Le traemos a su mesa un alambique portátil. En un recipiente colocamos anis, vodka y agua y los ponemos a calentar. Cuando hierve, el líquido viaja por el serpentín hasta el otro recipiente donde se junta con una mezcla de café, canela y cianuro. En unos segundos queda listo para servirse usando una espita. Le sugiero que no lo arruine pidiendo azúcar.

El comensal reflexionó que después de lo comido y vivido el café con cianuro era una excelente idea. Solo tenía una inquietud.

- ¿Sufre uno mucho?

- En absoluto - dijo el mesero. - Todos nuestros clientes tienen un paro cardiaco entre la segunda y tercera taza que se sirven y caen fulminados instantáneamente.

- Bien, tráigamelo - dijo el comensal.

El mesero regresó un rato más tarde con una bandeja, preparó el alambique y encendió un mechero que pronto hizo burbujear al líquido. Mientras las gotas del vapor condensado opacaban el serpentín, el mesero presentó al comensal la cuenta.

- Comprenderá ud caballero que cobremos de antemano.

- Por supuesto - dijo el comensal mientras sacaba la cartera.

Más tarde, mientras el comensal probaba una segunda taza, se llevó una mano al pecho, lanzó un estertor y cayó sobre la mesa. Los ocupantes de las otras mesas fingieron no verlo y continuaron comiendo o platicando.

El mesero se apresuró a limpiar la mesa y a llevar el cadáver a un depósito para el efecto. Cuando regresó a su puesto, el maître había llevado a la mesa a dos nonagenarios. De acuerdo a su experiencia, el mesero supuso que cada uno vívia temeroso de que su pareja se muriera primero y lo dejara solo.

El mesero les presentó la carta, recitándoles el lema del restaurante: para la hora del café sus problemas estarían resueltos.

23 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

Definitivamente odias el cafe. Tu eres de los mios.

PERVERTIDO dijo...

No mames, ya vi las fotos de Andreinski en el blog de Fabiruchis. No es que quiera hacerte promoción, pues pienso que tu labor es un tanto cobarde e incluso sociopática. Sin embargo, me agrada el esfuerzo que dedicas al mentado blog, resquebrajando las ficciones con que estos pelmas construyen sus reputaciones.

En otras circunstancias, si yo fuera un buen cristiano, te agradecería el que me hubieses tumbado la imagen mental que tenía de Andreinski. Pero muy al contrario, te maldigo, oh maldito perro desgraciado; te maldigo, porque antes de tu desafortunada intervención yo era feliz amando el "ape" de la susodicha que mi mente se había recreado y con la que, por lo menos un par de veces, gocé de un buen puñillo.

¿Qué me queda ahora, en cambio? Una mozuela entrada en carnes, es cierto, pero, para mi gusto, sin llegar al nivel discriminativo. Vamos, que para mi está en el borde, donde todavía le haría un mugrero a la cabrona. Me pregunto si aprovecha la peculiaridad de sus fláccidas mamas (típicas de las gorditas) y se lame ella misma sus aureolas rosadas -¡hum!, difícil cuestión que no me creo capaz de responder.

Por cierto que las fotos en donde ella "sutilmente" esconde su voluminoso cuerpo, ora detrás de un tronco, ora detrás de la humanidad de una amiga, me han recordado una anécdota picante que deseo compartir. Por motivos de espacio la escribo a continuación.

:)

La Diabla dijo...

me gusta me gusta

PERVERTIDO dijo...

Ay wey, perdón por la tardanza. Es que me tocaba lavar los platos. Pero ya. Total, la anécdota:

No me acuerdo como se llama el pinche juego, pero es como un Scrabble de Yahoo games, que más que un sitio de entretenimiento, parece más bien un llano de caribús prestos a propagar la semilla de la especie. Un cogedero virtual, pues.

Bueno, cierto día me topé con un contrincante con el que duré chingos de horas jugando. No les hago el cuento largo: era vieja, de la misma ciudad y a media hora de donde yo vivía. La vieja tiraba un chingo de rollo, y pues yo dije "esta quiere verga". Me manda la foto, de la pura cara, y dije "bueh"; ya lo dije arriba, yo no discrimino a las gordas, hasta me gustan, aunque también a veces se pasan de vergas y es ahí donde digo "¡no te mames, cabrona, tampoco!". La vieja estaba bonitilla de la cara y, lo mejor, tenía piel lechosa, lo que para mi es fetiche. Y es que la piel blanca, en mi cerebro, está irremediablemente asociada a una buena higiene y salud, y como creo haberlo mencionado alguna vez, ese detalle me basta para lengüetear asteriscos. Y la ecuación funciona en ambos sentidos, porque la piel morena para mi es signo de mala higiene, degradación genética y por nada del mundo metería mi lengua en el asterisco de una mujer morena (no offense LaMaga y Borregata). Se los juro, he ido a tables, y si veo a una vieja lechosa, me la llevo al privado de volón y, lo confieso, les lengüeteo el yoyopo.

(De hecho, "El interruptor" es un chiste local que repetimos entre mis amigos y yo, pues resulta que una vez andaba yo en un table con una vampireza, y la vieja viendo que andaba bien cuajado, se portó buena onda y ahí la tienes hablando como cotorra. Total, la vieja se me ofreció, que cuánto y la verga, y yo "aguanta", y la puse en cuatro, sobre el sillón, le bajé la tanga y en cuanto le introduje la punta de la lengua por el asterisco -esteticamente hermoso, por cierto-, se calló el hocico, así, en automático, como si fuera un bypass, no mames.)

(continua)

PERVERTIDO dijo...

No me desvío más. Como a la tercera o cuarta vez que se armó con la gorda, la tenía acostada boca abajo y me fui bajando hasta llegar al yoyopo; cuando empecé a deslizar la lengua por entre sus nalgotas, la vieja empezo acá de que "¡qué estás haciendo, qué estás haciendo, quéstáshaciendo, quéstashaciendo!", y que le entierro toda la lengua. Se le fueron los ojos para arriba, pinche gorda cachonda.

Por extraño y paradójico que parezca, los asteriscos de las gorditas no me apetecen tanto como para estacionar ahí el pinche priapo. Es ley, cabrón, te lo juro, que las pinches gorditas, sobre todo, son las que te lo dejan con "premio", y a mi ese pedo me puede un chingo, al grado de pararle al cotorreo y meterme corriendo al baño para lavarme. Me da un chingo de asco. No se si sea la consistencia de los alimentos que ingieren o el tipo de procesamiento en los intestinos, no sé, la verdad; tal vez la grasa o los índices térmico-corporales no son los más óptimos para procesar las heces sin dejar rastros en las paredes intestinales, insisto, no lo sé, pero es casi una ley que las gorditas te lo dejan con chopito.

Por tal motivo, yo no había trascendido más allá de esa lengüeteada asteriscal, pero, como dicen, parece que los astros o las divinidades tienen ya un plan trazado para nosotros, los mortales, y en mi caso me reafirmaban en mi inefable destino. Y es que una de esas veces en que estaba con ella, repentinamente me preguntó que qué me gustaba mi (así de complacientes son las gorditas), y yo, inspirado quizá por un sentimentalismo (mea culpa), le expresé mi deseo de penetrarla de cucharita, pero, ay, tal parece que no seleccioné las palabras adecuadas, y cuando dije "por atrás", ella pareció interpretarlo en un sentido nefando, creyendo que le estaba proponiendo un coitvs per anvm. Nada más lejos de la realidad, amigos mios, se los juro; sé que viniendo de mi, parezco un cínico, pero a fe mía que yo sólo quería hacerlo de cucharita.

"Por atrás", le dije, y ella volteo un tanto sorprendida, y la muy digna me dice "yo no hago eso", acentuando el "eso" que, de golpe, hizo que me percatara de que me había entendido mal. ¿Eso?, le dije, ¿de qué estás hablando?

"¿De qué hablabas tú?"

O sea, por atrás, yo así y tu así, ¿por qué? ¿Qué entendiste?, etc.

Confieso, amigos míos, que para ese momento comenzaba a excitarme el hecho de verla trastabillando para enmendar su propio malentendido; como si me tuviera como un inocente que no había entendido que ella se refería a la sodomía y, por lo mismo, tuviera la necesidad de hacerme creer que ella desconocía dicha práctica. (¡La verga que! Pequeña pervertida, tú eres de las mías.)

Empezamos a copular (de cucharita) y de pronto empezó a disminuir la velocidad al punto que se detuvo; volteó su cara hacia mi, sonriendo mientras alejaba su pelvis de mi cuerpo, y con la mano se sacó mi verga y se la acomodó en el aníbal. Dame por detrás, me dijo, y yo le di un beso mientras pensaba "venga a nosotros tu reino".

Anónimo dijo...

Buen escrito, breve pero bueno. Saludos controlzape!!

Anónimo dijo...

Ah no mames pinchi pervertido, jamas me habian maldecido de tan horrida manera, ahora que no mames en verdad eres un pinchi pervertido!! alejate de mi satanas.

Pero si un beso negro aplicado con rigor y maestria en un femenino arterisco puede hacer que salgas en hombros y hasta autografo te pidan.

marraninsky dijo...

Buen post pervertido, el de control zopenco luego lo leo

Caballónimo dijo...

Jajajaja, ese PERVERTIDO hizo que me cagara de la risa con sus dos primeros comentarios, aunque con el último hizo que me diera un poco de asco por la forma en que habla de las CERDAS.

Inviten a este cabrón al Recolectivo, a pesar de todo, sus escritos tienen mejor calidad que los de la mayoría de aquí.

Burundi dijo...

LITTERATI se llama el juego de Yahoo, animal! Y esta con madre pero ta mejor el pool.

Anónimo dijo...

pervetido dijo:
"donde sutilmente esconde su voluminoso cuerpo detrás de un tronco"



jajaja hijo de toda su puta pervertida madre, este puto de mierda si hace reir

Alejandro dijo...

jajajaja sin ofender al autor del post, por cierto es bueno, no es de los autores que suelo leer aqui pero me ha agradado, pero los comentarios del Pervertido estan de poca jajajaja, mientras cabilaba la profundidad del post este cabron me saco una carcajada de las buenas...

RECOLECTIVO dijo...

Las grandes mentes detrás de recolectivo hemos deliberado largo y tendido y concluimos que PERVERTIDO no puede ser parte de los autores de este blog por la monotonía temática de sus textos.

Pero cuando lancemos un libro que se titule fornicación con vacas entonces sí, lo invitamos con mucho gusto.

Prof. Násico dijo...

Bah, que chinguen a su puta madre los grandes PERDEDORES del Recolectivo (Alfredo Vázquez y el Huevo).

Mejor váyanse a leer El Blog del Dr. Nasario

Anónimo dijo...

El blog colectivo del dr Nasario es mejor que esta chingadera.

Anónimo dijo...

PERVERTIDO que bueno eres, si no te incluyen en huevolectivo los mando a la puta verga

Anónimo dijo...

No mamar el pervertido ha escrito lo mejor de los ultimos post, con perdon de Daniel, que es con mucho el que mas me gusta del recolectribu, aunque he de reconocer que este post de zape esta muy bueno, lastima que el pervertido lo opacara gachamente.

dejense del PERVERTIDO y hablen de los noviecitos de internet dijo...

Dudo que el pervertido quiera escribir en esta mierda.

Ya dejen de hacer cortina de humo y hablen del chisme estelar! El rompimiento amoroso entre Cesar y a.be.

Lo mas patetico era verlo haciendose pendejo ante los cariñitos que le enviaba a.be por todos los blogs jajajaja.... se notaba a todas luces que quería guardar las apariencias, mantener la dignidad de ser bien machin... si, pero bien que anda buscando amor por internet jajajaja!!!

Una cosa mas para YORDI ROSADO dijo...

Y tu no te hagas pendejo pinche YOrdi Rosado (Manuel), crees que nadie se da cuenta que le pasas todo el chisme a tu matachin Cesar????

Tu te decias amigo de los dos, Cesar y a.be, pero no era mas que hipocresía, porque desde siempre sabias que el maricón de tu amigo le ponía el cuerno a a.be, que estaba muy enamorada!

Escritorsillo fracasado y sin publicar nada!!! Que te den por el culo jilipollas!

Manuel dijo...

Oye, haciendo a un lado todos estos comentarios de disolvencia y tururú, que buen pinche post te aventaste.

De verdad. Finísimo. Colmaste tu día.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Whatever dude!

U haven't written anything on real paper yet! LOL!!

Yes © dijo...

Está buenísimo.
Aunque me confieso adicta al café, lo encontré espectacular.
Una de las mejores historias que he leído en el Recolectivo :)

Anónimo dijo...

Yes © dijo...
Está buenísimo...

Una de las mejores historias que he leído en el Recolectivo :)

No seas lameculos puta, como se nota que no llegaste a leer al recolectivo en su buena epoca, cuando de verdad encontrabas cosas muy chingonas.
Anda anda saquese a chingar a su madre y siga leyendo su Tv notas.

Blogalaxia