martes, 28 de octubre de 2008

AY NANA...


1.


2. De chico me asustaban mucho los vagabundos. Pero los veía como sucursales o anexos de mi verdadero miedo y actual obsesión: el demonio. A quien juro haber sugerido visitándome al menos una noche entre las cortinas de la casa en que la infancia se me iba con cada pestañeo. Luego leí a Bulgákov y me di cuenta de que tales visitas además de bien narradas pueden ser muy comunes.

A los vagabundos les seguí temiendo toda la primaria.

No creo en los fantasmas, desempeñan el papel del pasamanos en las escaleras, una forma incluso mensa de tener algo de qué agarrarnos cuando la verdad es que al morir, morimos y se acabó. Tan, tán.

2. Ahora bien, en dos ocasiones se me han aparecido fantasmones:

La primera fue en un camión regresando de Celaya. Lo que nadie sabe es que además del Cruz Azul, mi amor futbolístico en alguna ocasión le perteneció en parte a tal escuadra ahora inexistente. Venía de un Amecira uno, Celaya cero, demolido. Vi en la ventana del autobús un sujeto haciendo la parada. No se detuvieron a recogerlo. Luego pasó el resto del viaje nocturno sentado a mi lado. Lo juro. No me asusté. Dormí plácido hasta casa. Viendo las constelaciones en metro La Raza fue que me di cuenta: “Verga, era un pinche fantasma”.

La segunda fue en mi estancia de nueve meses en un Extended Stay del viejo Tejas. Viví tal fase en una habitación con recámara, cocina y baño a manera de muégano. Todas las noches sentía ya dormido, la presencia de los inquilinos ulteriores calentando sopas, meando o recostándose a mi lado. Tampoco me asusté. Me aliviaba pensar que eran energías atascadas. Acaso mi presencia en este momento beba reclinado en la cama mientras una señorita de Denver se masturba.

3. Le temía a la soledad pero ya no. Tampoco a la vejez. Los vagabundos ahora me caen bien. No quiero llegar al cliché de que son unos genios pero en el fondo cuando veo a uno medito y reflexiono siempre concluyendo que son sujetos excepcionales. Le temo a ciertas crudas, ya lo he dicho. Le temo a que le pase algo feo a quienes más he querido.

Ya no sé bien si a la gente la mueve la tristeza o el miedo. Éste segundo sobresale en las personas que toman decisiones y ganan quincenas ostentosas. El verbatim por excelencia de los patrones: “Tengo miedo, tengo miedo”.

Las pelis de sustos me gustan aunque en plena situación alarmante me basta con mirar mis agujetas o hacer ruido con los hielos para regresar al hecho de que aquello es sólo un filme que no cabe en la realidad bajo ninguna circunstancia.

Salvo con Kurtz (ambos). Quién de paso ha sido la persona que más pinche miedo me ha provocado en toda mi vida.

Otros episodios del terror: la carta de despedida de Virginia Woolf. El final de Climbing up the walls. La desconsoladísima carta de despedida de Virginia Wolf y el desquiciante final de Climbing up the walls. La devastadora carta de despedida de Virginia Wolf y el brutal final de Climbing up the walls.

26 comentarios:

Rox dijo...

Los vagabundos son de las personas que mas shoquean. Supongo que es porque nos da miedo terminar así.

Pero algunos rulean porque estan bien pinches locos. juar.

CACO dijo...

si ese final da miedo, y tambien da miedo el intro de time cuando estas bien agusto relajado en tu cama y de pronto el shuffle la pone y hace que casi saltes de la cama.

CACO dijo...

y si, los vagabundos rulean :D

Julio C324r dijo...

Celaya?

Jobsky dijo...

La anécdota del camión si me dio miedo, no vuelvo a viajar en la madrugada…

luna dijo...

he tenido a lo largo de mi corta vida, una serie de experiencias extrañas, nunca he visto un fantasma pewro he oido cosas muy raras y he visto sombras, al principio me daba miedo, ya no, lo que si nunca me podre explicar es aquella noche, tenía entre 9 o 10 años y ..... es muy largo mejor en un post lo pongo.

(Just) Danito dijo...

¿celaya? Ahi donde la máxima atraccion es la bola de agua? Con razon le vas al cruz azul.

Un escalon un poquito arriba del vagabundo esta el jipi que vive en la playa (o en algun paraje), come cocos y habla con Dios. Es mi sueño dorado despues de una vida de computito.

El hijo de la chingada dijo...

Basura, como siempre que escribes tu.

Fire_tony dijo...

No entiendo un carajo de la carta, ¿es la que mencionas?

Roberto dijo...

cagado que yo si conozco a un vagabundo rico...o mas bien, su familia es rica, de hecho no le restringen la entrada a su casa ni nada, parece que duerme en la calle por gusto, nunca pide dinero, siempre lo ves pedo y de repente ves que usa una llave para entrar a su casa enorme de rejas negras, no se que pedo con ese wey.

No recuerdo un inicio que describa mas una película que el de apocalypse now....igual tampoco he visto muchas peliculas.

Luisz dijo...

Y el final de Cuna de Lobos.

"... soy el pequeño Edgar".

Aaaaaaaaaaaaaaaaaargh.

Den dijo...

Los vagabundos nunca me han dado miedo. Me intriga saber por que terminaron asi, pero nomas.
Peeeero, lo que mas me ha dado miedo es ESO... puto el que no se cago cuando la vio

Zimmerman dijo...

Yo conoco a alguien que se cogio a una vieja vagabunda. No puedo decir su HUEVO nombre.

Anónimo dijo...

Mmmmmmmm, no, pues bien. Digo con sumo respeto, la última vez que entré me tocó leer un chiste de vida de esos facilitos de la chica plaqueta y les propuse a varios bloggers. La verdad, creo que es muy, pero muy bueno el concepto del recolectivo, pero por segunda vez, les sugiero a otros bloggers que escriben mejor que varios que lo hacen aquí. Saludos al salita, que es el único que siempre tiene el toque, los demás, son peste común y corriente..
Inviten al chamirú y a la gata.

gabriel dijo...

me odias.

gabriel dijo...

me odias.

crayola dijo...

jajaja. podrías decirnos una vez más cuáles son los dos episodios de terror?? yo todavía tengo duda

muy bueno, me gustó eso de los varios temores que se llegan a tener

saludines

Eo dijo...

celaya? jaja ya ni me acordaba de que existio alguna vez en algun lugar. De celaya solo recuerdo las brigadas de bomberos.

Anónimo dijo...

buen post
no eres tan malo como todos aseguran.
al menos no eres vagabundo.
o te llamas ALFREDO

Lorena Ceballos dijo...

No le entendí ni maisss a la carta...

todos los días veo a tres vagabundos camino a la escuela, uno que dice "...ma, no traes para comidita"... otro que tiene un gato y nunca lo suelta, lo he visto desde que su gato era un bebé y ahora hasta wyskas le da, sabe de donde lo sacará.

y el otro, es la persona que más rápido he visto hablar en toda mi vida.

kurazaybo dijo...

alguien puede aclararme que paso con falso profeta y mulder? Me gustaria que hubiera un poquito mas de informacion para nosotros los no blogstars de lo que pasa tras bambalinas en este blog. Por ejemplo se dice que freddymatico fue el de la idea pero son solo rumores.

Hannah dijo...

ay nanita!!!

Hannah dijo...

me odias!!! y yo te amo!!!

Anónimo dijo...

me puse a pensar en mis miedos, y la mayoría son muy absurdos.

los vagabundos son la onda, siempre tienen algo raro que decir.

el Carrera dijo...

Siempre seguirá No Surprises para reconfortarnos, al menos como paliativo estimado NEB.

Anónimo dijo...

Eres el mejor, en mi opinión el único junto con Kabeza que valen la pena aquí.

Blogalaxia