domingo, 24 de mayo de 2009

Como alma anoréxica



Siempre he pensado que acostarte con alguien esperando que con eso sienta algo por ti es de muy mal gusto. Mercadotecnia del feeling, ¿sabes? Yo te abro las piernas a cambio de amor. Iack. Brrr. Ew.

Aunque si he de confesarme, que sea contigo, ahora mismo y aquí mismo. Cuando digo siempre, más bien quiero decir de varios años para acá. Bueno, una no nace sabiéndolo todo, a la mera lo intuyes, alcanzas a medio vislumbrarlo, pero saberlo de cierto no, ¿para qué naces si no es para que te pasen cosas? Muchas, muchas.

La primera vez que me enamoré, pero que me enamoré de veras (con los nervios, y los dientes, y hasta con las puntas del cabello), terminamos por equis situación que no viene al caso contarte, en el momento yo en mi cabeza estúpida estaba convencida de que era lo mejor. Entonces hice lo más inteligente que pude haber hecho en mi jodida vida: comencé a andar con él de free. Brillante ¿no? Sí, yo sé, no me aplaudas, no es necesario.

Todo el tiempo estuve convencida de que él lo entendería. En cualquier momento, una mañana rumbo al trabajo caería en la cuenta de que yo era la mujer de su vida, de que me estaba dejando ir, de que podía hacerlo infinitamente feliz. Realmente convencida, como que el pasto es verde, como que el pastel engorda, como dogma de fe.

Sobra decir que fue el año y medio más atormentado de mi vida. Era maniática, obsesiva, y casi casi stalker profesional. Lloraba todo el tiempo, a todas horas, y si siempre he sido ojerosa, en aquél entonces parecía semiaparición, espíritu a medias. Convencida, eso sí, convencidísima de que él volvería, de que se daría cuenta, de que ok, sí está bien güey, pero algún día lo va a entender.

La verdad es que lloraba de tanto sentir.

Obviamente, me cansé. Me cansé de tratar retenerlo, de tratar de anticiparlo, de intentar entenderlo. Me cansé de jugar, me cansé de perder, me cansé de esperar... y es que cuando comienzas a esperar algo, ese, corazón, es el principo del fin. Siendo brutalmente sincera conmigo, tenía la esperanza de convencerlo con mi cuerpo y con mis ganas de adorarlo, ¿vulgar, cierto? No es necesario que me juzgues, eso lo hago solita, y bastante bien.

Y ya, esto es lo que te quería contar. Ahora cierra bien los ojos, mientras recorro con la lengua tus huesitos de la espalda... sólo espera, poquitito, un momento. Por favor.

15 comentarios:

Liz dijo...

Taaaan cierto! snif.
La verdad es que nos duele pensar que no nos van a querer nunca, por más que lo intentemos, y si nos regalamos a nosotras mismas... puf! mucho menos.
Pero es que también es tan difícil dejarlo, es como un vicio... malditos hombres!
Son un mal necesario...
saludos

Gio Yakún dijo...

"Las mujeres dan sexo, esperando a cambio amor, y los hombres dicen amar, esperando recibir sexo"...

No es vulgar, es, acaso, ingenuo, pues la pulsión sexual es distinta en cada sexo. Se vive y se experimenta distinto y las consecuencias también lo son.

Quizá por eso, al terminar el acto sexual, la mujer pregunta "¿me amas?" y el hombre pregunta "¿te gustó?". Ellos centrados en la eficiencia, para poder considerar completado el encuentro y moverse al siguiente. Ellas en cambio, tratándo de darle sentido y trascendencia a ese instante en que se dieron permiso de perder el control...

Abrazo Maga...

Gio.

chilangelina dijo...

"Cuando comienzas a esperar algo... es el principio del fin".
Sabias, más que sabias palabras.

a.be dijo...

Lugares comunes en los que me he encontrado...

Chin!

¿Y se supone que aprendes a no hacerlo con el tiempo?

Kózmica dijo...

Y lo peor es que lo pasamos todos, por más que alguien nos cuente el final, queremos vivirlo en cabeza propia.

Al final te das cuenta de todo el tiempo perdido por esperar algo de la otra persona, eso es lo malo, que uno espera, espera...y el otro, ni cuenta.

Saludos

Teli dijo...

Chaaales...

- B.tO - dijo...

Ah sí, me suena medio familiar la experiencia.

De menos tú eras un free y obtenías algo a cambio. Yo sólo obtuve muchas situaciones incómodas y la oportunidad de organizar un fiesta sorpresa para el ex...

Olviden que dije eso.

xmonkeynutsx dijo...

Que mal pedo, tu caso...

Yo creo que ese es el problema cuando uno se enamora de una o al revez, siempre uno quiere mas que el otro con la falsa esperanza de que un dia lo quieran igual...

Vulgar? si, vergonzoso? yo digo que no...

...ja ....

Pinkrobot dijo...

Es también algo de vanidad, de amor propio, nos resulta ofensivo que alguien a quien adoramos no nos ame, es un golpe al ego.

Valió la pena el tiempo que nos tuviste abandonados maga :)

Anónimo dijo...

este post iba empezando muy bien y luego se lo cargó la chingada

Lau dijo...

CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES MERA COINCIDENCIA....

Selene dijo...

suele suceder... me han contado jeje

Erika dijo...

Pero ni mandado a hacer...

Justo vengo a leer esto cuando estoy en medio de algo semejante. Describes perfecto el sentimiento de cansancio de ese tipo de relaciones...

creo que voy a llorar!

Anónimo dijo...

¿Y con quién hablas?... ¿Con tu Diablo Guardián"?

ほし dijo...

"y es que cuando comienzas a esperar algo, ese, corazón, es el principo del fin. " Amén a eso!

Blogalaxia