martes, 21 de julio de 2009

Fly me to the moon



Me acuerdo de una película, Space Cowboys, que vi hace como mil millones de años; malona, hasta donde recuerdo. Sin embargo una de las escenas quedó grabada en mi subconsciente amarrada a una pulsión añeja: el deseo de llegar a la luna.

Básicamente la historia consiste en que cuatro ex astronautas entrenados para ir al espacio, y que a la mera hora no fueron, tienen que ir a una misión cuarenta años después. El chido de la peli es Clint Eastwood, y uno de sus secuaces es Tommy Lee Jones. La misión consiste en ir a desactivar no sé qué cosa que está flotando cerca de la luna, no me acuerdo bien pero por ahí va.

El que caso es cuando están en órbita ocurren mil pedos; el mayor de ellos es que se quedan sin no sé qué madre encargada de darles la energía para que su nave pueda regresar a la tierra. La única manera de hacerlo es usando unos como cohetes del artefacto que desactivaron, para darles propulsión. El detalle es que uno de ellos tendría que salir en su trajecito de astronauta para activar manualmente la madre esa. El resultado sería: la nave saldría tendida hacia la tierra, el artefacto saldría tendido hacia la luna. El voluntario tendría que ser un suicida y moriría solito y su alma sobre la superficie lunar.

El personaje de Tommy Lee Jones está enfermo de algo, seguramente cáncer. Así que se voluntarea y dice “ora pues, al fin que igual me voy a morir y que a mí siempre me gustó la luna un buen”. Se despiden todos muy emocionados; el güey sale de la nave, realizan la operación, y los otros llegan como si nada al planeta éste donde estamos.

La escena final de la peli es esta:


Después de ver la película me pasé varios días alucinada: morir, después de vivir una vida bien vivida, viendo desde fuera el escenario en el que me tocó vivirla. Morir en el silencio, en el infinito, sintiéndome chiquita y grande, teniendo por cuna la luna para empezar a desnacer.

Ahora ya saben cuál es mi última voluntad.

17 comentarios:

ge zeta dijo...

Esa película es hermosa. Así sí dan ganas me cae.

Manuel dijo...

Qué intensa te me pones con esas movies, eh mi estimada...

Pero bueno: ahorrale. Dentro de diez años costará unos 20 mil dolares el viaje redondo a la luna, y más 500 dólares de la pistola, voluntad cumplida.

Ahora que si quieres posar para la cámara y languidecer como el Tommy Lee Jones, entrale duro y tupido al fast food para que además de cosechar nalga de catorce kilate - Residente Calle 13 dixit - te endilgues un cancer tremebundo que te deje postrada en el mar de la tranquilidad, desde donde podrás contemplar la gran corporación o trasnacional llamada Tierra.

Buen post, vieja. Un abrazo. Saludame al Yorsh.

Kyuuketsuki dijo...

Y en la luna, efectivamente estaría muy chingón, porque en el espacio vacío, todo rodeado de negro... creo que sentiría una profunda angustia. Me quedo con la luna, definitivamente. O a ver si para entonces ya es posible en marte.

bamby dijo...

EL MOTIVO DEL VIAJECITO CUARENTA AÑOS DESPUES, ES JUSTO QUE YA ESTAN VIEJITOS Y LA NASA QUIERE ESTUDIAR LOS EFECTOS DE LA NO GRAVEDAD EN ANCIANOS..LUEGO LES DAN UNA NAVE IGUAL DE VIEJA QUE ELLOS Y YA SE ANDABAN QUEDANDO ALLA...

PERO QUE RICO DORMIRTE VIENDO LA TIERRA NO???...PERO NO EXACTAMENTE PUSHING DAISYS.

bamby dijo...

EL MOTIVO DEL VIAJECITO CUARENTA AÑOS DESPUES, ES JUSTO QUE YA ESTAN VIEJITOS Y LA NASA QUIERE ESTUDIAR LOS EFECTOS DE LA NO GRAVEDAD EN ANCIANOS..LUEGO LES DAN UNA NAVE IGUAL DE VIEJA QUE ELLOS Y YA SE ANDABAN QUEDANDO ALLA...

PERO QUE RICO DORMIRTE VIENDO LA TIERRA NO???...PERO NO EXACTAMENTE PUSHING DAISYS.

Luis dijo...

Tambien, esa escena siempre me ha gustado un chingo, con la voz de Sinatra de fondo. La SF esta llena de escenas de ese tipo en todos los lugares inimaginables del universo, snif.

Por cierto, acabas de asesinar la mitad de mi post, voy a tener que cambiarle cosas nomas pa que no empiecen a alegar ¬¬

d(O_o)b - FYNH - CHILAKILLER dijo...

Pues, yo no he visto esta pelicula, pero sin duda alguna a mi me encantaría morir de esa forma, bueno, todavia no se, siempre he querido morir una noche acostado en mi cama, sin dolor, sin mas, solo asi, disfrutando de una de las actividades que casi no tengo y que tanto me gusta...DORMIR!!!

¡Lánzalo a Lucas! dijo...

Eh, güey, pero el espacio no está "todo lleno de negro", no mames; así lo pintan en ESTAR GUARROS e incluso así parece en NASA-TV, pero el espacio está lleno de luz y toda esa melcocha cósmica.

Botica Pop dijo...

caray. es que el clint es grande. a mi que me junten heroes viejos y cansados con la luna y me tienen ganada. o heroes muy inteligentes y chingones como los del apolo xiii. o heroinas como la bausch que la clavo aqui porque también se murió haciendo lo que se le daba su real gana. caray.

Danielov dijo...

A mí se me hacía vaciadísimo el otro ex-astronauta que luego se volvió párroco y siempre se le olvidaba qué sermon le tocaba dar. Ya después de esa misión se volvió rete elocuente y todos lo querían, joi joi joi.

Lo malo que esa película la vi por cachitos, porque no recuerdo ese final con Tommy Lee Jones en la luna. Por eso siempre me es mejor comprar las películas, porque de una sola vista no me acuerdo de nada. Grandiosa entrada.

Guffo Caballero dijo...

Mira a la luna comiendo una tuna y echando las cáscaras en la laguna... snif.

Pancake dijo...

Fly me to the moon,
Let me play among the stars...

Ha de ser bonita, la calma infinita de un espacio negro lleno de puntitos brillantes.

Mr. Ñets dijo...

Los dos finales son benísimos, el de la película y el del post.

Me pusiste de retequetebuen humor.

Isabel dijo...

No valgo nada, no la he visto... renta obligada esta semana.

Nicotina dijo...

no tendria que flotar el cadaver?

Nikko 2.0 dijo...

Ahora si nos la pusiste dificil chila.

ほし dijo...

creo que no vi esa película, pero me recuerda a Armagedon

Blogalaxia