lunes, 24 de agosto de 2009

Vaga/abundancia


En la caja del Family Center un tipo con el mismo cuerpo y los mismos años de Iggy Pop pagaba un doce de cerveza y una bolsa de papas. Le colgaba una barba tiesa como kleenex con resistol y llevaba unos ojos azules muy brillantes que no parecía fueran desechables. Vestía shorts de mezclilla, traía los piel atascados de mugre y una banderita del estado de Texas se asfixiaba en su axila izquierda.

El barbudo pagó, salió a la calle y desapareció antes que las puertas automáticas me permitieran atinar su rumbo. Seguramente iba y venía a pata, pero no era descartable que se transportara en un jeep o en un Malibú 79, pues ya ven que los países desarrollados son buenos para desarrollar vagabundos fresas que manejan merendando un doce de Coors helado. (En México nuestro único vagabundo fresa salió en Amores Perros, pero de ese personaje no me gusta hablar mucho porque luego, cuando uno se encariña con él hacia el final de la película, decrece su buena chispa cuando se corta la greña, la barba y las uñas).

Pero bueno, viendo al vagabundo cervecero del supersillo de Puerto Aransas me invadió otra vez esa pregunta que me invade seguido: ¿Qué es lo que lleva a un hombre a tomar la decisión de irse a la chingada a vagabundear?

Dicen que algunos vagabundos se hacen gracias a la tragedia. Un día un contador público se entera que toda su familia muere en un viaje a Hermosillo y en vez de estarse fuerte se entrega a la perdición, se habla y se contesta ecuaciones en sincronía y se va convirtiendo en la leyenda de su colonia como Don Ángel, el ex Contador Público que era muy bueno en el softbol, una chulada de pitcher, y que salía siempre en la nota de sociales pero que ahora duerme en las bancas del parque protegiéndose del frío con las páginas de avisos de ocasión. Pobrecillo, el Don Ángel.

También se dice que algunos vagabundos, -fresas o cacos como los nuestros mexicanos-, se hacen gracias a la guerra. Un día al teniente Hamilton le toca asesinar a tres familias de camboyanos porque en la guerra y en el amor todo se vale (tremenda pendejada ésa), y pues allá en el frente se siente muy riata, pero regresa a su país sólo para que le cuelguen una medalla amarrada a un montón de años de culpa y pesadillas. Con el tiempo, el teniente Hamilton deja de contestar el teléfono y se entrega a una borrachera a deshoras que vierte sus aguas en un juzgado de lo familiar con la suya esposa golpeada y con el teniente Hamilton entregando las llaves de su casa, su carro, su asador y su garage. El ex héroe de combate termina mudando el uniforme militar por unos trapos miados balbuceando nombres de niños en camboyano adentro de un vagón.

Habrá más tipos de vagabundos que por ahora se me escapan de las teclas. Seguro ustedes tendrán alguno en mente, así que arránquense en la zona de los comentarios para que juntos lleguemos de perdido a los 30 tipos de vagabundos, ya sea fresas o cakles. (Nomás no se vale incluir al perro que sale en la movie de Disney "La Dama y el Vagabundo").

Termino con una confesión muy chafa y de poca trascendencia: La neta, me cayó muy bien el vagabundo ése que me retó sin darse cuenta en un supersillo texano. Y digo me retó porque lo vi y se me antojó ser como él, sin jorobas existenciales aparentes, tecateando y papeando. De esas veces que a uno le pasa eso por la mente, irse de vagabundo. ¿Les ha pasado?

18 comentarios:

aryana dijo...

HAY GENTE QUE DICE QUE LOS VAGABUNDOS ESTAN LOCOS, YO DIGO QUE HAN DESCUBIERTO LA MAXIMA SIMPLICIDAD EN LA VIDA... NO ES MAS DE LOCOS TRATAR DE SOBREVIVIR EN ESTE PINCHE MUNDO BUSCANDO UNA ESTABILIDAD ECONOMICA QUE CADA QUE SE LES ANTOJA A LA CLASE DOMINANTE NOS MANDA A LA CHINGADA???... ESTOS BATOS NO NECESITAN NADA, NI DINERO, NI ROPA NI NADA.

Manuel dijo...

Siempre que veo un vagabundo, incluso los de peor ralea, siento una envidia tremenda que, debo reconocer, me sonroja anunciar en este comentario.

Yamely Escobar =) dijo...

Aca en Victoria, hay un vagabundo, al cual.. nombran "El carne asada".. es un tipo, de 1.90, moreno, con pelaje obviamente oscuro, barba larga como hasta el final de la manzana de adan y colgada, enredada a mas no poder.. anda con una playera recortada, tipo las del tipico "representante de Acapulco..".. unos shorts de mezclilla.. que supongo eran color azul y ahora son cafemarronrojizo .. no hace mas que caminar por el centro de la ciudad, sentarse en las plazas, dejar que lo persigan los policias, y de vez en cuando .. si te ve fumando.. se acerca y pide un cigarro, no porfavor.. sin un gracias solo lo pide.. se sienta cerca .. pero no tanto como para molestar.. sino solo para observar.. no se cual es su historia, pero aqui en la ciudad.. hay muchos como él.. cada cual con su cuento, sus demonios, o su invento..
tambien habia antes una familia.. papa, mama e hijo..no parecian "tan vagabundos" pero estaban descuidados y..nadie se les acercaba..decian que vivian dentro de un carro viejo, segun cuentan tenian mucho dinero, pero tenian miedo a que les robaran y por eso además de pedir dinero por las calles, cuidaban con mucho interes el carro en el que vivian.. un día sin mas desaparecieron...

saludos Don Ñets..

www.frekuenzia.com... chekee mis podcast!!

LEO dijo...

Alla por Pharr tambien me ha tocado ver a un vagabundo que siempre esta parado en una de las avenidas principales de la mini-ciudad esa, bajo un semaforo en una gasolinera, sosteniendo un letrero hecho de carton que dice "WHY LIE, I NEED BEER", asi deberian de ser los limosneros de nuestro pais, educados y con un toque de humor.

chilangelina dijo...

Iba a dejar un rollo pero resulta que yo vi al tipo que dice Leo en Pharr!
Hasta se me hace que por ahí tengo una foto, la voy a buscar.

BRENDA dijo...

Por la casa de mis suegros vive un señor en un auto viejo, que está en la puerta de su ex-casa, ahí come, duerme y pone el radio. Creo que su esposa lo corrió, pero no quiso alejarse mucho, jejeje, ese no cuenta como vagabundo?
Saludos Mr. Ñets

Anónimo dijo...

"lenguas de sol, beber a tragos el placer, sentir la boca del miedo (oasis de amor) tú y yo, Arena y escorpión, en un mar de fuego, bajo el beso de la noche... yo también quiero ser vagabundo

Anónimo dijo...

Cuando iba leyendo tu historia, pensaba igual, a veces me gustaría ser ese vagabundo, bueno en mi caso vagabunda, pues la vorágine de vida en que se está convirtiendo esta sociedad, sólo nos lleva a envidar esa libertad que sólo es capaz de experimentar alguien que se desentiende de esas ataduras que nosotros mismo nos hemos impuesto. Mi pregunta es simple, de dónde saco ese dinero, como el vagabundo, para poder comprar un doce de cervezas y una bolsa de papas fritas a diario, no creo poderlo hacer ni siquiera ahora que trabajo… :(

Saludos
Myrthala

la burbuja de yol dijo...

mi mama me contó una vez que tenía un primo super rico y super guapo que ahorita es vagabundo y desde chavo desapareció. los porque nunca me los contó, igual y ni ella sabe, asi que segun la leyenda de Anda, tengo un tio guapo vagabundo por ahi que espero este bien. ¿realidad o ficción?, quien sabe

p.d. mi hermana bautizó a uno super bena onda con el nombre de "Vagamon"

el mangos dijo...

Mi carnal me conto de un vago que vivia en un camper, el wey dejo a su familia en el gringo para hacer no se que chingados aqui a mexico y jamas volvio.solo le quedo esa camper y aunque vive como un vago sus hijos siempre le mandaban sus dolarucos para comer y comprarse sus panalitos de mezcal.

jaja no te olvides del famoso changoleon o del vago de la cancion "jamaaaas nosotroooos seremos vagabundos vivimos del aaaaamooooorr y de ilusioneees"

tambien me ha pasado por la cabeza eso de ser vagabundo

Daredevil Tam dijo...

Mi vagabundo favorito si todavía vive ha de tener como 60-62 años... cuando lo conocí tenía 54 años y fue paciente de la era del electroshock para curar cualquier cosa, le quitaron el delirio por la esquizofrenia pero lo loco no... se encueraba en los jardines de la granja en la que estaba internado por vagabundo y nudista y con una voz salida del cielo y la mirada "de la milla" cantaba: Sombras nada más... Javier Solís se hubiera muerto otra vez de oír como alguien cantaba esa canción más chingón que él.

Lau dijo...

Habia uno por casa de mis papàs que le decian el " flexo" por como caminaba, se le doblaban un poco las rodillas al andar y siempre se metia a una tienda de abarrotes donde trabaje para robarse las cosas, despues supimos que se llamaba Enrique y decian que era de buena familia ... un dia dejamos de verlo, a mi me parecen tristes los vagabundos :(

Pia dijo...

Aqui en ATL hay varios pero el mas conocido que no es seguro que sea vagabundo el un negrito que le dicen el "spandex guy", se le ve mas en el verano siempre esta en las mismas esquinas y lleva un baston... siempre trae puestos unos shorts de likra...blancos..tiene un paquete gigantesco, muchos especulan que elefantitis ahi donde les platique, que se pone un calcetin.... que sera no se, pero no quiero averiguar.....

Broken Joy dijo...

Como todos, he visto decenas de vagabundos (caminando por las calles, aventandose sin miedo a los carros, rodando por la carretera -así nomás, como bolsa, botella, basura-, acostados bajo un árbol o contemplando alguna esquina). Pero a mi primer vagabundo algunos lo apodaban el Krankys y entre los más pequeños era el viejo del costal, porque andaba por ahi recogiendo latitas con su costal. Y los niños corrían atemorizados a esconderse pensando que ese pobre hombre llevaba algunos de sus congeneres a cuestas, escondidos en el costal.
Años despues mi juventud alcohólica me llevó a toparmelo en una peda, oyó el desmadre y, sin más, tocó la puerta para ver si le regalabamos un pisto.

daleth enriquez dijo...

en las facultades de filosofia existen esos tipos de vagabundos k suelen alimentarse de cultura, arte y letras, la comida, y las duchas se convierten en cosas secundarias... aun k en estos tiempos de calor la cultura deberia de ir tomada de la mano con las duchas..

Orlando Lopez dijo...

¿No estarán confundiendo sus vagabundos con indigentes?, esas personas que mencionan no vagan, sólo andan por la ciudad donde se apostaron -igual que cualquiera de nosotros- pero en harapos.

Meta-Luis dijo...

Le nombran #El Inge# dado que era ingeniero en la refinería de Pemex en Salamugre. Solo que los excesos lo dejaron mal de la cabeza.

Se la pasa caminando por las calles, medio mugroso con papeles en las manos y haciendo cuentas con lápices rotos por mitad balbucueando acerca del dinero que le robaron los del banco.

Le gusta pararse frente a ellos y gritarles que "ya le devuelvan su dinero"

Pinxe loco... a veces me da lástima. Otras me da envidia.

Ave Fenice dijo...

Vi una pelicula hace poco... El Solista con Robert Downey Jr. Me gusto. A ver si luego la ves... se trata de algo asi.

Blogalaxia