lunes, 12 de octubre de 2009

Oferta


Aunque rara vez estoy buscando comprar algo, me gusta leer los avisos de ocasión del periódico. Este tipo de anuncios son como el twitter de la publicidad pues en pocas palabras el vendedor debe atrapar a sus clientes haciendo uso de lugares comunes comprimidos.

Por ejemplo, si queremos anunciar nuestro automóvil -por más jodido que éste esté- debemos poner: "Único Dueño", "De Cochera", "Jamás Chocado", "Llantas Nuevas" o exageraciones como "Impecable" y "Nuevecito". Si el carro en cuestión es un Tsuru o un Atos es aconsejable incluir en las características lo siguiente "Jamás fue Ecotaxi".

Más interesantes son los anuncios personales, en los que se anuncian desde salas de masaje, investigadores privados y fiestas swingers. Las salas de masaje enganchan a sus clientes calientes incluyendo características que tienen que ver con la lozanía de las prostitutas que habrán de dar el final feliz. En ese caso funcionan palabras como "Colegialas", "Niñas Fresas", "Tiernitas", o "Chicas sin Experiencia".

La gente que se ofrece por mera calentura también lo hace haciendo uso del complicado arte de vender pulpa en pocas palabras: "Viuda conservada busca diversión con joven entre 25 y 35 años. Sin compromisos". También están las urgidas que no quieren aparentarlo: "Morena simpática busca amistad con fines serios". En el caso de los prostitutos es adecuado no ignorar en el anuncio el tamaño del pene ya sea en centímetros o en pulgadas según la clientela que se quiera atraer.

Alguna vez viví en Barcelona y allá no se andan con rodeos. En las páginas de un diario catalán leí un anuncio que decía "Sexo Gratis". Se trataba de la publicidad de una "agencia" que ofrecía a sus clientes sexo con personas no dedicadas a la prostitución. Es decir, el cliente le pagaba a la agencia para que ésta le consiguiera gente "común y corriente" con la cual ensabanarse.

Gracias a mi afición por leer anuncios clasificados me gustó el tema de esta semana en Recolectivo "Se Vende País", pues ¿cómo podríamos vender a México en pocas palabras y que los clientes realmente se engancharan por comprarlo? La verdad lo he pensado toda la semana pues el país entero está como para regalarlo, rematarlo o rifarlo.

Primero pensé en hacer un anuncio enumerando las maravillas del país: Playas, comida, montañas, cirugías plásticas con mano de obra barata, bosques, selvas, historia, pirámides, etc, pero lo anterior no se me hizo lo suficientemente atractivo como para atraer a mis compradores.

Luego me vino un argumento que convencería hasta al comprador más escéptico, una oferta ideal que no tendría espacio para el titubeo: ¿Qué tal si vendemos a México sin mexicanos? Es decir, que al comprador le garantizamos que una vez firmado el contrato de compra-venta todos los habitantes de este hermoso país que no valoramos ni hacemos crecer saldríamos a chingar a nuestra madre.

De perdido los japoneses, que se la andan pelando por aumentar sus hectáreas, nos ponen en el escritorio una buena oferta, ¿a poco no?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro pendejon que se avergüenza de su gente, lo curioso es que a donde quiera que vayas llevas en tu caso muy particular el estigma de ser mexicano.

Ahora si pensamos por un segundo en tu interesante postulado para vender el país, es obvio que tú también te irás a chingar a tu madre...

Uno de los principales problemas de los mexicanos es que somos muy desunidos, e incapaces la mayoría de las veces de ayudarnos entre paisanos.

No como otras culturas que se valoran y se cuidan entre ellos, tomemos en ejemplo a los chinos que hacen sus comunidades allá donde quiera que emigren, ayudan a los recién llegados hasta adaptarlo al nuevo ambiente y así consecutivamente, pero en nuestro triste caso no.

Todos somos como el pendejon de este post, nos miramos como huevones incompetentes, nos han hecho creer que valemos verga, y la mayoría lo tiene como una verdad inmutable.

¿Quien esta jodido de verdad? quisiera yo saber.

Georgells dijo...

Al anónimo le dolió el post de Mr. Nets, eso es indudable. Supongo que pensó que era una afrenta contra la población. En realidad, aunque creo que no era la intención de Mr. Nets, su post reflejó una verdad cáustica pero innegable: la población mexicana no constituye actualmente "un negocio atractivo". No es discriminación, no es mala leche. Es sencillamente que la relación costo-beneficio no es evidentemente positiva. Vaya, no está claro que sea positiva.

Por otro lado, ningún país conviene comprarse "sin población". Ya no. Antes la tierra era el paradigma de riqueza. Hoy el patrimonio territorial sólo sirve a viudas. Lo importante ahora es generar capital intelectual. Y para generarlo, necesitamos gente. Personas con talento, conocimientos y guía.

Si queremos "Vender México", debemos comenzar por generar valor intelectual y venderlo así. Y eso implicaría destrabar nuestros sistemas de educación, de gobierno y de intercambio económico.

No es imposible... Quizá un "pelín" complicado...

Abrazo!

G.

PurpleK dijo...

que triste que tuviera que ser así... yo creo que si nos compran... somos simpaticones, hay que aceptarlo.

Rox dijo...

Yo creo que si tendría que ser sin mexicanos... aunque me pregunto si el vendedor no tranzaría comprador.

Excelente reflexión :)

Luis dijo...

Ya lo habia dicho Ibargüengoitia: Mexico es un pais completisimo que tiene cosas para todos los gustos: al que no le gusta el frio se puede ir al calor; al que no le guste la planicie se puede ir a la montaña. El unico problema que tiene es que esta lleno de mexicanos.

Manuel dijo...

Indeed, indeed. Buen post. Saludos.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, el probema de México somos todos los mexicanos.

weboneitor dijo...

sin mexicanos el valor de mexico aumentaria en proporciones biblicas (fantasticas, pues) iria de numeros (rojos) millonarios a el triple o mas en negros. Aqui el unico pedo es... Donde chingados metes tanta basura? CONTENEDORES GALACTICOS!!

Anónimo dijo...

hehehe los primeros en meterse en contenedores galacticos o tirarse al basurero o desaparecer son la raza odiosa que se siente muy muy criticando a los demas, al final y al cabo tambien son mexicanos.

prediquen con el ejemplo.

Blogalaxia