viernes, 9 de abril de 2010

Fuck Slim





El odio, la furia, el mal humor y todo lo que puede haber de porqueriozo en el alma humana yace resumido y encarnado en la fila de diez mil pendejos amontonados en torno al centro de atención a clientes de telcel. Todo lo que huele a Slim apesta. Por supuesto, todos somos tipos desidiosos que dejamos el asunto del registro para el último día. Mi esposa, responsable y cumplida como es, registró desde el año pasado su número, pero yo, como era de esperarse, me desentendí del asunto. Hasta ayer mandé mi mensajito con mi CURP (mismo que no tenía y fue tramitado apenas ayer), pero no recibí contestación. Como nadie me contesta, ahora tengo la sospecha de que cortarán mi número a la chingada. Pero al ver esa perra fila decido mandar todo al carajo. Si me lo cortan, pues que lo corten. Quiero ver qué se siente vivir sin celular. Durante unos dos años y medio, siendo yo adolescente, vivimos en una casa que no tenía ni tuvo nunca teléfono. Carecíamos de línea. De celulares y radios ni hablar. ¿Cómo nos comunicábamos? No lo se, pero sospecho que fuimos felices. En mi bicicleta me perdía en la inmensidad de Monterrey (hasta la Presa de la Boca me iba pedaleando) y nadie sabía dónde encontrarme. Hoy el perro celular me suena unas cuarenta veces al día. Anoche, a las 23:30 todavía estaba respondiendo asuntos de chamba, por no mencionar a los tipos de una radiodifusora chilanga quienes desde hace unos años me han nombrado su corresponsal y a veces, pero muy de vez en cuando, se acordaban de pagarme y quienes ahora con eso del terremoto de Baja California me hablan cada hora para que les cuente como se va resquebrajando la tierra cachanilla. Mi último reporte será cuando la península bajacaliforniana acabe de desprenderse de una buena vez por todas y nos vayamos flotando rumbo a Japón. Por lo pronto, no me resta más que subirle al Metal, desafiar al tráfico de viernes, tan atiborrado de pochos y gringos apendejados y comprar un six de cerveza Tijuana muy fría para aguardar tranquilamente la muerte de mi celular.

4 comentarios:

Rox dijo...

Lo de las filas me pareció una reverenda pendejada. Si al final lo iban a hacer, ¿porque no lo hicieron antes?

En fin, que chingue su madre Slim, en eso estoy de acuerdo.

Saludos.

Falso Nasico dijo...

Qué estupidez. Que tiene que ver Slim con esto, si es uno de los principales (quizá el más) perjudicados?

Pinche gente pendeja que profiere pendejadas solo por opinar del tema.

El Cacas dijo...

De hecho, Movistar no va a cancelar ni pitos, y al Telcel le costaría mas por día cancelar los numeros que lo que cuesta la multa que les pondrían

Kuruni dijo...

yo también me quedaré sin líneaaa xD.

Blogalaxia