martes, 20 de abril de 2010

Jesucristo Superestrella



Una vez vi una película pornográfica basada en los evangelios. En la portada aparecía un Jesucristo encabellado, barbipartido y relativamente muscular. A nivel de sus caderas, dos mujerzuelas con temas hebreos en sus vestidos y demasiado carmesí en la boca - la Biblia proscribe en Leviticos el maquillaje excesivo o seductor - parecen rogar por el milagro de un pene que se adivina en los contornos de la túnica. Un Jesucristo capaz de levantar su verga de entre los muertos, sin duda.

El asunto me causó mucha gracia, especialmente porque formaba parte del inventario pornográfico de los padres de David, y no lograba decidir que era más incorrecto: si las ciento treinta películas originales en la videoteca familiar, o la producción eclesiástica de Jesucristo Superpornstar. Le dije a David que me la prestara, y accedió con la condición de devolverla al día siguiente.

El churro se llamaba, de verdad, The Passion for the Christ. Una verdadera irreverencia si eras católico o cristiano inveterado, pero en mi caso, una tontería consumada que comienza con Cristo salvando a María Magdalena de una lapidación para enseguida encularla en una habitación que intentaba remedar epocas jerusalémicas. El Hijo de Dios, claro está, es seducido por la famosa prostituta, quien primero desenvaina el miembro divino de entre las ropas y batas del Señor, y luego de darle chupetones sacramentales y rendir reverencias que pasaban de lo divino a lo fálico, el asunto acaba en una especie de cream pie que nos demuestra que Dios también fue hombre.

No hace falta referir que la transformación del agua en vino y el asunto de los peces y los panes devinieron en orgías apostólicas, donde el protagonismo de Cristo nunca era opacado por los dotes de San Pedro, la fineza de Juan o el apetito desmesurado de Judas Iscariote, quien termina entregando al Maestro a un pelotón de soldadas romanas para que lo torturen sexualmente antes de llevarlo a Poncio Pilato donde la mujer de éste también lo seduce para recibir la leche divina en pechos y rostro.

El montaje no rebasa de ese último coito. En vez de la liberación de Barrabás y la peregrinación a la Gólgota para la cruxifición estelar que imaginaba parafílica y degenerada, pues no podía calcular que ocurrencia pudiera lanzar el guionista para justificar más penetraciones por parte de la segunda persona de la Santísima Trinidad, el hijo de Dios aparece resucitado en un escenario que simula la Última Cena, y que además de los doce discipulos y el maestro, había también media docena de mujeres vestidas unicamente con tiaras poco hebreas y más bien romanoides en sus cabezas. Por supuesto, luego de los faciales y las plañideras orgásmicas, hay un fade out suave pero cutre que dieron paso a los créditos. Yo tenía ganas de saber quien era la nalgona que hizo las veces de María Magdalena, pero nada. Ni siquiera me enteré quien actuó como Cristo. Vaya, hasta los créditos de la producción y la postproducción eran apodos y seudónimos.

Tanto anonimato es fácil de adivinar en un cristianismo donde lo sexual es motivo de censura y oprobio. El sexo esta prohibido excepto en la intimidad de la iglesia Católica, donde, para serles francos, deberían ver la película para intentar ahora si imitar la vida de Jesucristo. Una que verdaderamente puedan cumplir sin hipocresías o crimenes pederastas.

Amén.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya se me hacía raro que la industria del porno no hubiese hecho algo así.Buen post, sin falsas provocaciones.

●•• √эиuⓩ ••● dijo...

Nunca me imagine que el porno llegara a tanto... Bueno, si lo imaginé.. en fin, eso se saca la iglesia católica por tanto mitote!

Soy católica... pero definitivamente, tengo criterio propio!

Saludos!:D

Anónimo dijo...

Por lo menos admites que te urge cojer, pinche chaparro chaqueto!

segundom dijo...

mi nuevo objetivo en la vida sera buscar esa pelicula.

Buena critica al final.

Anónimo dijo...

Leyendo el texto me imaginé que al final las soldadas se 'clavaban' al jesús jaja

Anónimo dijo...

la de Jesucristo caza vampiros también está buena.

Es el buen Chuy, el Santo contra un ejercito de vampiresas lesbianas. Va más o menos por la onda de Planet Terror

Kuruni dijo...

Lo ironico es que debieron estudiarle bastante para hacer la pelicula.

controlzape dijo...

Jajaja, qué chingona manera de reinterpretar los evangelios y de darle algo de frescura a la figura de jebús que tan almidonado tienen sus fans de tanta puñeta que le dedican.

Anónimo dijo...

Chingas a tu reputisima madre enano chaqueto de mierda!!!

Sekhmet dijo...

Caray!! hay limites para todo.

Pero siempre habra también a quién le guste y siga este tipo de cosas

Saludos!!

Joel BD dijo...

hasta que escribes algo que no me da hueva

Anónimo dijo...

rola la película ya la busque y no la encuentro, jajaja

Novak dijo...

Que verdadero asco. ¿Cómo puede haber gente que se dedique a eso y peor aún, gente que consuma esas cintas?

Es un insulto incluso para los que no somos creyentes...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Habrá link de descarga en Rapidshare o se podrá ver por Megavideo? D:

GEPPETTVS! dijo...

No manches!!! y pensar que crei haberlo visto ya todo!!! Publica el link!!! publicaloooooooo!!!!

Blogalaxia