miércoles, 14 de julio de 2010

Manta maldita.



Mi primer encuentro con uno de esos seres a quienes llamamos "Hippies" sucedió a una muy temprana edad y lo recuerdo muy bien, tuvo un gran impacto en la pequeñuela inocente que yo era.

Me mecía yo alegre en mi caballito de madera viendo la cuadra entera desde el 4to piso donde mi abuela vivía y con quien yo pasaba mis tardes de infancia mientras mis papás trabajaban, cuando llegaron "las visitas".

"Las visitas" en esta ocasión se trataban de la tía Ula -que por sí sola es todo un personaje que merece su post aparte- y su hijo: Virgil.

Virgil era un hombre de mirada amable, movimientos lentos, barbas largas, huaraches y ropa de manta. Vestía además una especie de sudadera artesanal de colores que le llegaba a la mitad del muslo y lo hacía ver bastante putín, la verdad.

Llegaron y se sentaron en la sala a platicar con mi abuelita. Mi tía Ula, como toda yugoslava gritona, acaparaba la atención de todos pero yo más bien me sentía intrigada por Virgil y su apariencia, sus pachorrencias, sus lentitudes hasta para hablar y sus barbas ensortijadas, así que me le acerqué y lo atosigué con preguntas de esas que hacen las niñas 6 añeras. Más tarde ya que se habían instalado en la casa, Virgil se metió a la cocina y empezó a preparar algo, yo como buena mocosita enfadosa me metí detrás de él y comencé de nuevo con las clásicas preguntas "¿qué haces? ¿por qué? ¿qué es eso? ¡ay, guácatelas!" y purasdésas. Por Virgil conocí el curry y amé la palabra tanto que llamé a mi papá "Curry" como por 3 días, me sonaba fantástico.

Me contó que era vegetariano, que había estado viviendo en una cabaña en la playa con otro hombre, que era pintor y así hartas cosas que me escandalizaban y me emocionaban y alteraban todo mi pequeño pensamiento de pequeña Andreinski de familia panista, católica y balcánica.

Lo amé intensamente durante aquellas horas en que iba descubriendo su jipiosidad, todo me parecía tan lógico... osea, si, ¡el amor!, ¡la paz!, ¡los animalitos!, ¡especias extrañas! no mames, ¡si, si y si!

Todo un pinche viajesote que estaba yo teniendo.

Cuando ya estaba por terminar su exótico platillo vegetariano -que yo ya me moría por probar y seguro aunque no me gustara iba a convencerme a mi misma de que si me gustaba- se le cayó un cucharón al piso.

Nunca me hubiera imaginado que en los próximos segundos mi vida volvería a cambiar drásticamente.

Virgil se quitó su sudadera putecita y se agachó para recoger el cucharón y yo me di cuenta que hay Hippies a los que no les gusta usar ropa interior.

El mundo entero se detuvo durante ese segundo que me pareció una eternidad. Un segundo en el que a través de la estúpida manta mamfleis de su pantalón pude ver absolutamente cada horroroso pelo, pliegue y colgajo desde su ano hasta sus huevos.

Fui presa de la peor vergüenza que existe, me quedé estática, incrédula, asqueada, nauseabunda, indignada, aterrorizada.

Me voltée sin decir nada y me salí de la cocina maldiciendo entre dientes a todos y cada uno de los hippies del mundo que alguna vez pudieron dar un espectáculo igual a alguna pobre e inocente sobrina, destruyendo sus ilusiones de un futuro incierto de ecoaldeas con música suave, amor y paz, huertos y animales felices donde no existiera ninguna mamá que te mandara a bañar.

15 comentarios:

Angel dijo...

Muy lindo. Pero... ¿por qué alguien se quitaría su sudaderita putecita para recoger un... cucharón?

Andreinski dijo...

Se la quitó por calor, el vapor que las ollas despedían ya estaba haciendo su efecto, coincidió el momento.

rübber dijo...

Aaaaww Mini Andreinsky expuesta a tan temprana edad! eso explica muchas cosas ;-) saludos princesa balcánica/teutona

Pancho el autor dijo...

guacala! xD esta divertido jajaja

BRW DJ dijo...

Yo creo que ese cucharón no tendría precisamente la ensalada que estaría entre el la sopa y el guisado. Como que no creo que mereciera tanta atención dicha menudencia.

Siento mucho, mi querida Andreiki (se me ocurrió llamarte así, no sé), que te hayan como que robado la ilusión desde temprana edad con la brutal exposición a la realidad del planteamiento hecho por el hombre en cuestión. Sólo espero que no hayas, derivado de lo anterior, caído en las redes de pose y falsedad que la metrosexualidad más fundamentalista plantea. Naaa. Es broma. Yo creo que eres una chica súper aterrizada a la que se le ocurrió escribir el día de hoy sobre un recuerdo que hoy forma parte de su pasado.

Saludos.

Rodia dijo...

brrrr... asco!

Anónimo dijo...

Jajajaja nada mejor para romper la ilusion que ver de cerca y a todo color ( no importa que fuera a traves de la manta) un peludo culo masculino, si fuera un peludo culo femenino seria mas traumatizante.

Me gusto, me gusto juar.

Chias.

P.D y aparte tu si estas bonita, no como otrasss.

al chias le gusta que le rasquen el ombligo por dentro dijo...

Taaaaan bonita, pero taaaaaaan gorda.

gustaco chancros dijo...

pinche blog jodido, ya cierrenlo a la verga

Anónimo dijo...

Argggh imagine a Kuruni y su peludo culo.

MUERTE AL PUERCO JOTO LATINO! dijo...

estos 3 ultimos anonimos fueron escritos por ULISES AXEL GOMEZ MICHEL mejor conocido como EL PUERCO JOTO LATINO, es un calvo maricon de guadalajara que gusta de andar escupiendo mierda de forma anonima el muy cobarde, pero cuando se burlan de su calva y de su cara de marrana mamadora no aguanta. Aqui esta su foto:

http://www.imaxenes.com/imagen/latino1ea767u.jpg.html

Kuruni dijo...

VETE A LA VERGA ANONIMO. ERES UN PATETICO FRACASADO O UN EX COBARDE, YA SUPERAME PENDEJO.

El Contador Ilustrado dijo...

por razones peores que esa se han abandonado ideologias

Anónimo dijo...

Si soy un excobarde jejeje Pendeja.

kuruni dijo...

JAJAJAJA ah no mames que patetico sigues comentando en los textos de los demas porque no te pelooo ah pobrecito y volviste aqui para ver si alguien te hizo caso POBRE pendejo neta nunca te voy a hacer caso idiota como te dije YA SUPERAME.

Blogalaxia